Es noticia
Menú
Los mínimos históricos de los bonos de EEUU ya son cosa del pasado
  1. Mercados
  2. The Wall Street Journal
¿Dónde fijará tipos la Fed?

Los mínimos históricos de los bonos de EEUU ya son cosa del pasado

Las rentabilidades de los bonos del Tesoro a largo plazo parecen estar listas para repuntar en la primera mitad de 2021, pero la Reserva Federal podría fijar el límite de hasta dónde

Foto: EC.
EC.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Las rentabilidades de los bonos del Tesoro a largo plazo parecen estar listas para repuntar en la primera mitad de 2021, pero la Reserva Federal podría fijar el límite de hasta dónde.

Al 0,95%, el rendimiento del Tesoro a 10 años se encuentra por encima de los niveles que alcanzó a principios de este año, pero sigue cerca de su mínimo histórico. Esto refleja las continuas dudas de los inversores del mercado de bonos sobre la fortaleza de la economía una vez concluya la pandemia y sobre si se producirá un repunte de la inflación. También refleja una promesa de la Reserva Federal de que mantendrá su rango objetivo de tipos de interés a un día cerca de cero hasta que detecte evidencias de que el mercado laboral se haya ajustado y de que la inflación haya llegado con claridad a su tasa objetivo del 2%, y de que seguirá comprando 80.000 millones de dólares en bonos del Tesoro y 40.000 millones de dólares en bonos hipotecarios cada mes hasta que el mercado laboral y la inflación hayan hecho "nuevos progresos sustanciales".

Foto: (Reuters)

Sin embargo, esas dudas de los inversores sobre la economía y la inflación deberían disminuir a medida que se acerque la primavera. A medida que más población se vacuna y vuelve el clima cálido, el gasto en servicios probablemente se recuperará. La inflación también debería repuntar, en parte porque, a partir de marzo, la comparación de la inflación de hace un año será con la del primer golpe de la pandemia, pero también porque el repunte de la demanda impulsará los precios, al menos temporalmente. A medida que eso ocurra, la fe en la promesa de la Fed de que mantendrá bajos los tipos de interés podría empezar a desgastarse. Después de todo, una cosa es que el banco central diga que mantendrá las tasas bajas cuando el país esté todavía cogido por las garras de una crisis y otra cuándo esa crisis esté ya disipándose.

Pero los funcionarios de la Reserva Federal también podrían tratar de limitar la subida de las rentabilidades del Tesoro. Todavía son recientes los recuerdos del 'taper trantrum' de 2013, cuando las expectativas de la Reserva Federal de reducir sus compras de bonos empujaron los rendimientos al alza, ahogando la recuperación. Además, después de la revisión de su política, ejercicio que ha durado un año, la Reserva Federal concluyó este verano que debería permitir periodos de inflación por encima del objetivo después de que esta haya estado por debajo, diciendo en la práctica que debería mantener las tasas más bajas durante más tiempo de lo que lo ha hecho en el pasado. El próximo año, la Reserva Federal podría pasar apuros cuando tenga que recordar a los inversores ese cambio de postura.

Aun así, la rentabilidad a 10 años de los bonos estadounidenses podría tener que estar más cerca del 2% que del 1% para que la Fed empiece a incomodarse. Los tipos de interés a largo plazo más bajos que los inversores verán jamás podrían ya haber desaparecido.

Las rentabilidades de los bonos del Tesoro a largo plazo parecen estar listas para repuntar en la primera mitad de 2021, pero la Reserva Federal podría fijar el límite de hasta dónde.

Reserva Federal Bonos del Tesoro Inversores Tipos de interés
El redactor recomienda