Zara se resfría en invierno: las ventas 'online' no compensan los rebrotes
  1. Mercados
  2. The Wall Street Journal
el cierre de tiendas pasa factura

Zara se resfría en invierno: las ventas 'online' no compensan los rebrotes

El rápido crecimiento del negocio ‘online’ de la cadena de moda rápida solo compensará una parte de la siguiente ola de cierres

placeholder Foto: EC.
EC.

El dueño de Zara tendrá que cerrar más tiendas durante el periodo crítico previo a la Navidad, por lo que es posible que el rápido crecimiento del negocio ‘online’ no permita zurcir el roto que van a provocar esos cierres.

El mayor distribuidor al por menor de ropa del mundo, con sede en España, ha declarado este martes que las ventas de agosto, septiembre y octubre cayeron un 10% a tipos de cambio constantes en comparación con el mismo periodo del ejercicio anterior. La empresa había recuperado prácticamente los niveles de venta precrisis cuando llegó la segunda ola. A mediados de octubre, mercados como España e Irlanda impusieron restricciones más duras a los negocios no esenciales.

Con nuevas restricciones que entrarán en vigor esta semana en zonas de Reino Unido, Alemania y Holanda, la pregunta es si el negocio digital de Inditex —que es hoy mucho más grande que antes de la pandemia— puede recuperar las ventas perdidas en tienda más rápido que durante la primera ola de restricciones. Parece que, con los datos disponibles hasta el momento, la respuesta es que no.

Foto: EC.

Durante el peor periodo de los confinamientos entre marzo y mayo, tres cuartas partes de las tiendas de Inditex en todo el mundo se vieron obligadas a cerrar, lo que condujo a una caída de las ventas del 62%. En noviembre, el 21% de los locales de la empresa había cerrado, y la facturación del grupo se hundió un 19%. Dicho resultado debería haber sido más sólido si el negocio digital hubiera contrarrestado la inactividad más rápido que durante los primeros cierres, según estimaciones de las ventas en tienda de Inditex de la analista de Bernstein Aneesha Sherman.

Hay varias explicaciones posibles. Las ventas ‘online’ de Inditex ya habían crecido un 75% en 2020. Puede que todos los consumidores que estaban listos para empezar a comprar ‘online’ ya lo hubieran hecho. También es probable que las normas de distanciamiento social estén reduciendo las ventas en las tiendas que permanecen abiertas. El brazo digital de la empresa no es todavía lo suficientemente grande para compensar los resultados más débiles de los locales que siguen abiertos, así como de los que han cerrado definitivamente.

Inditex ha registrado un efectivo neto de 8.300 millones, lo que supone un récord

Por lo demás, Inditex sigue tan impresionante como siempre. Los niveles de existencias de finales de octubre eran un 11% más bajos que hace un año. Un estricto control de las existencias significa que hay menos prendas que se tienen que vender con descuento, lo que protege el margen de beneficios. Y ha registrado un efectivo neto de 8.300 millones de euros, lo que supone un récord.

El minorista ha hecho un buen trabajo aumentando su negocio ‘online’ este año, y será mucho más preciso en términos digitales cuando haya pasado la pandemia. Sin embargo, a corto plazo, no será suficiente para proteger el negocio de los cierres que traerá el invierno.

El dueño de Zara tendrá que cerrar más tiendas durante el periodo crítico previo a la Navidad, por lo que es posible que el rápido crecimiento del negocio ‘online’ no permita zurcir el roto que van a provocar esos cierres.

Noticias de Zara Venta