¿Por fin hay un rival para Netflix? Disney+ ya oposita al trono del 'streaming'
  1. Mercados
  2. The Wall Street Journal
se ha disparado con la pandemia

¿Por fin hay un rival para Netflix? Disney+ ya oposita al trono del 'streaming'

Los nuevos objetivos de suscriptores del titán del entretenimiento Disney podrían darle ventaja frente al pionero del ‘streaming’

placeholder Foto: EC.
EC.

Walt Disney parece simplemente una empresa prudente. Relativamente nuevo en el mundo del ‘streaming’, el gigante del entretenimiento se ha puesto al día rápidamente. Disney+, su primer servicio de contenidos bajo su marca insignia, que se inauguró en noviembre del año pasado, tiene ahora 86,8 millones de suscriptores de pago.

Esa es la cifra que la empresa pensó que podría obtener en cinco años, y el éxito del esfuerzo ha llevado a Disney a replantearse sus prioridades —y avivar un poco el fuego—. La empresa anunció el jueves pasado que su nuevo objetivo es un rango de entre 230 y 260 millones de suscripciones de pago para finales de su ejercicio fiscal de 2024.

Foto: DisneyWorld

Ni siquiera Netflix se ha acercado a esa cifra todavía. Y si tenemos en cuenta otras plataformas de ‘streaming’ propiedad de Disney como Hulu y ESPN+, la empresa confía en alcanzar una base total de suscriptores de pago para sus servicios directos para el consumidor de 300 a 350 millones en septiembre de 2024. Los analistas de Wall Street prevén actualmente que la base de suscriptores global de Netflix cruce la línea de los 300 millones en ese momento, según proyecciones de consenso presentadas por FactSet.

Es una meta ambiciosa, y difícilmente una apuesta segura, sobre todo desde que Disney y Netflix pueden atribuir gran parte de su éxito reciente a la pandemia que ha cerrado cines, parques temáticos, restaurantes y otras opciones de ocio. Netflix ha advertido explícitamente a los inversores de que la mayor parte de su reciente crecimiento se ha adelantado de periodos futuros. Y si bien Netflix se dedica únicamente al ‘streaming’, Disney dejó claro en un evento de inversores de cuatro horas el jueves que no ha tirado la toalla con las películas de cine. La empresa mantiene sus planes de estrenar superproducciones el año que viene y más allá desde sus franquicias, incluidas Star Wars, Marvel, Pixar y Disney.

Foto: La decisión de Warner Bros puede marcar un antes y un después en el cine (Reuters/Eric Gaillard)

Pero Disney ahora tiene muchas opciones en ambas direcciones. La empresa ha anticipado que muchas series y películas de sus franquicias superventas se pasarán a Disney+. Esto incluye una película completa de Star Wars llamada ‘Andor’, del guionista de las películas de ‘Bourne’ Tony Gilroy, que se estrenará en 2022. También tiene varias series preparadas del universo Marvel, mientras que su posesión del legendario negocio Twentieth Century Fox y de canales como FX otorga a la compañía mucho material para llegar a todo tipo de audiencias. El éxito de Disney+ ofrece a la empresa posibilidades de ser flexible, en contraste con un movimiento reciente de la división WarnerMedia, de AT&T, de mover toda la programación de sus películas de Warner Bros del año que viene a su servicio HBO Max, que ha tenido mucha menos aceptación.

El esfuerzo de ‘streaming’ de Disney no será barato. La empresa se adhiere a su objetivo principal de volver rentable su negocio directo al consumidor para finales del ejercicio fiscal de 2024, a pesar de que ahora planee conseguir una base de posibles suscriptores mucho mayor para entonces. Disney espera llegar a un nivel de estreno de 100 series y películas en ‘streaming’ al año, muchas de las cuales serán series de Marvel y Star Wars que no serán baratas. De todos modos, últimamente los inversores han estado entregando cheques en blanco a Disney de forma efectiva, haciendo subir su precio en bolsa un 24% desde que la compañía anunció una reestructuración administrativa a mediados de octubre para centrarse más en el ‘streaming’. Es difícil culpar a Disney por cobrarlo.

Walt Disney parece simplemente una empresa prudente. Relativamente nuevo en el mundo del ‘streaming’, el gigante del entretenimiento se ha puesto al día rápidamente. Disney+, su primer servicio de contenidos bajo su marca insignia, que se inauguró en noviembre del año pasado, tiene ahora 86,8 millones de suscriptores de pago.

Netflix Wall Street Streaming Pandemia Inversores