Es noticia
Menú
La carrera bursátil de la vacuna todavía no ha terminado
  1. Mercados
  2. The Wall Street Journal
Pugna por el mercado

La carrera bursátil de la vacuna todavía no ha terminado

Pfizer y Moderna pueden haber sido los primeros en cruzar la línea de meta con sus vacunas, pero tal vez otros consigan todavía su cuota de mercado

Foto: EC.
EC.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

La carrera para desarrollar las primeras vacunas de covid-19 se ha resuelto. La lucha por la cuota de mercado acaba de empezar.

Las autoridades regulatorias de Reino Unido han autorizado la vacuna contra el covid-19 de Pfizer y BioNTech para uso de emergencia, y se calcula que los reguladores de EEUU completarán su propia revisión a finales de la semana que viene. La vacunación en EEUU debería empezar poco después, y seguramente las autoridades autoricen la vacuna de Moderna antes de Navidad.

Se ha demostrado que ambas vacunas tienen una efectividad superior al 90% para frenar los síntomas del coronavirus en su última fase de ensayos, lo que establece un nivel que las futuras candidatas tendrán que conseguir. La vacuna desarrollada por la Universidad de Oxford junto a AstraZeneca ha presentado resultados bastante menos notables. Los inversores han votado con sus carteras: las acciones de BioNTech cotizadas en la Bolsa de Nueva York se han disparado más de un 30% durante noviembre, mientras que las de Moderna se han más que duplicado en el mismo mes.

Foto: Una jeringuilla, sobre el logo de Moderna. (Reuters)

Esa reacción tiene sentido. Al fin y al cabo, las dosis iniciales se venderán directamente a gobiernos a precios fijos, lo que seguramente implique enormes beneficios el año que viene. Y el éxito de los programas de vacunación es un buen augurio para otros tratamientos de las empresas que se basan en tecnologías similares.

Aun así, los inversores que esperan que estas dos empresas dominen este enorme mercado de manera indefinida se están adelantando. Todavía hay que resolver cuestiones clave sobre el valor a largo plazo de cada programa de vacunas.

En primer lugar, el despliegue de dosis de Pfizer y Moderna llevará su tiempo: Pfizer ha pronosticado que fabricará 1.300 millones de dosis para finales de 2021, mientras Moderna ha previsto de 500 a 1.000 millones para entonces. Como las dos vacunas requieren dos dosis para la inmunización, esas cifras serían suficientes para vacunar a 1.000 millones de personas. Eso es un ritmo muy rápido en comparación con los estándares normales, pero nunca ha habido tanta urgencia debido a la pandemia.

Probablemente, habrá una gran demanda para otros programas que presenten un nivel de eficacia adecuado. De hecho, Johnson & Johnson podría tener datos provisionales de la efectividad de su vacuna en enero, lo que derivaría en una solicitud para uso de emergencia en febrero. Notablemente, esa vacuna solo necesita una dosis, lo que aumenta su facilidad y atracción para el público general. Al contrario que la de Pfizer, esta se puede almacenar con una refrigeración normal, lo que hace que la distribución global sea una propuesta más asequible, especialmente con una única dosis. Si esa vacuna es segura, dichas ventajas significan que podría ser útil como herramienta de salud pública incluso si su efectividad no es tan alta como con un programa de dos dosis.

Foto: Una mujer es vacunaa. (EFE)

Además, hay que resolver cuestiones científicas clave que afectarán a los precios de las acciones de los desarrolladores. Por ejemplo, se desconoce cuánto dura la inmunidad que proporciona cualquier vacuna de covid-19. Una vacuna duradera supondría una excelente noticia para la economía y para los valores más afectados por la pandemia. Pero sería bajista para los desarrolladores: incluso los ingresos y beneficios excepcionales no llegarán muy lejos con los inversores si se espera que las ventas se calmen rápido.

Para los accionistas que están felices por descansar sobre grandes ganancias, puede que sea hora de protegerse frente al riesgo de un ‘plot twist’ de la vacuna.

La carrera para desarrollar las primeras vacunas de covid-19 se ha resuelto. La lucha por la cuota de mercado acaba de empezar.

Vacunación