Señales contradictorias: las bolsas señalan un camino y la volatilidad, otro distinto
  1. Mercados
  2. The Wall Street Journal
temor a la inestabilidad

Señales contradictorias: las bolsas señalan un camino y la volatilidad, otro distinto

El Dow Jones ha alcanzado su récord esta semana, pero el miedo de Wall Street también se mantiene elevado

Foto: EC.
EC.

Los índices bursátiles al alza muestran que los inversores ven la luz al final del túnel. Sin embargo, el calibrador de miedo de Wall Street indica lo contrario.

Las bolsas han batido récords, alimentadas por el optimismo de una vacuna próxima para el nuevo coronavirus, así como el alivio de que las elecciones —anticipadas por meses— han pasado. El índice Dow Jones ha repuntado un 12,7% en noviembre, registrado como su mes más sólido desde 1987. El S&P 500 ha recuperado un 11% este mes y alcanzó máximos el martes.

A pesar de que la volatilidad del mercado se ha reducido estos días, el índice VIX se ha mantenido por encima de los 20 puntos desde el 24 de febrero, registrando 194 sesiones bursátiles consecutivas por encima de esa marca. Es la racha más larga desde la que terminó en 2009 y tuvo lugar durante la crisis financiera, según datos de mercado de Dow Jones. La medida se basa en los precios de las opciones vinculadas al S&P 500 y tiende a caer cuando las acciones suben.

El alto nivel del VIX indica que los inversores son prudentes a pesar de un mercado bursátil al alza, y siguen preocupados por el hecho de que la volatilidad que ahogó a los mercados a principios de año pueda volver. También refleja precios elevados de apuestas sobre opciones vinculadas al S&P 500, que normalmente los inversores aprovechan para proteger sus carteras de inversión o realizar movimientos direccionales sobre acciones.

Foto: EC.

El tramo es notable, porque incluye un periodo en el que las bolsas estadounidenses cayeron en un mercado bajista —definido con un enfriamiento de al menos el 20%— antes de repuntar hacia nuevos máximos. A pesar del reciente repunte de las bolsas, el nivel del VIX refleja cierta ansiedad sobre el futuro del mercado. Desde el 24 de febrero, el S&P 500 ha crecido un 12,5%.

En seis de cada ocho periodos en los que el VIX se había mantenido por encima de los 20 puntos durante al menos 100 sesiones, el S&P había caído, no crecido, según información de mercado Dow Jones. "Todavía hay muchas cicatrices de lo que pasó a principios de año", afirma Chris Murphy, codirector de estrategia de instrumentos derivados en Susquehanna.

Algunos analistas dicen que el alto nivel del VIX ha sido provocado por las dudas sobre el reciente repunte en bolsa, impulsando la demanda de contratos tipo seguros hacia finales del año para proteger las recientes ganancias. "Hay tanta incertidumbre", dice Stuart Kaiser, jefe de análisis de derivados de renta variable en UBS AG, que "nadie quiere equivocarse en esto".

A pesar de las buenas noticias sobre la vacuna últimamente, no está claro cuándo se va a distribuir ni lo rápido que se recuperará la economía. Y, por supuesto, ha sido un año duro. Ha habido más fluctuaciones diarias de al menos un 3% en el Dow Jones Industrial, el S&P 500 y el Nasdaq Composite —al alza o a la baja— que en cualquier año desde 2008.

Hay signos de que los inversores están tomando posiciones para que se acabe la racha del VIX por encima de los 20 puntos y se desplome. Los fondos apalancados como los de cobertura han incrementado recientemente apuestas que tendrían rentabilidades si el VIX cayera. Datos de la Comisión de Negociación de Futuros de Productos Básicos muestran que tales apuestas han alcanzado recientemente su mayor nivel desde al menos principios de agosto. Apuestas bajistas como estas sobre el indicador de volatilidad se asemejan a las alcistas sobre las acciones.

Mientras tanto, ha habido una avalancha de actividad en las opciones de compra alcistas vinculadas al fondo cotizado en bolsa iShares Russell 2000, que incluye acciones de pequeñas empresas. El índice Russell 2000 ha subido un 20% este mes, el mejor desde su creación en 1984. Los inversores que confían en que la economía seguirá mejorando están devorando el sector.

Los índices bursátiles al alza muestran que los inversores ven la luz al final del túnel. Sin embargo, el calibrador de miedo de Wall Street indica lo contrario.

Coronavirus Wall Street Bolsas Dow Jones