Es noticia
Menú
El virus rompe el orden mundial de los plásticos: EEUU pierde terreno
  1. Mercados
  2. The Wall Street Journal
cambio de tendencia

El virus rompe el orden mundial de los plásticos: EEUU pierde terreno

La ventaja que poseían las empresas de plásticos estadounidenses se ha visto mitigada por la pandemia del coronavirus

Foto: EC.
EC.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El ‘boom’ del esquisto también fue un filón para los productores de plástico estadounidenses. Un negocio que lo había pasado mal se convirtió en líder cuando un gas natural barato le otorgó una ventaja respecto a sus competidores en todo el Atlántico y el Pacífico. Pero la pandemia del coronavirus ha equilibrado el terreno de juego.

En los últimos 10 años, empresas petroquímicas estadounidenses como Westlake Chemical y LyondellBasell Industries han prácticamente triplicado y doblado su valor, respectivamente, al calor de la revolución del ‘fracking’. Productores asiáticos como Shanghai Petrochemical y Lotte Chemical han perdido valor.

El colapso de los precios del petróleo tuvo un efecto doble, derribó el precio de las provisiones de las empresas no estadounidenses y redujo el exceso de gas coproducido en los pozos petroleros de la Cuenca Pérmica (una zona entre Texas y Nuevo México) y muchas veces vendido por céntimos. Los precios del gas natural son un 25% más altos que a principios de año, y muchos analistas prevén que el repunte será complicado, mientras que los precios del petróleo han caído un 35% y se espera que su recuperación sea lenta. Esas dinámicas eliminan la ventaja en la que confiaron los productores estadounidenses cuando construyeron nuevas plantas petroquímicas.

Foto: Plataforma petrolífera (Efe)

Jennifer Van Dinter, directora global de análisis de gas natural líquido y petroquímico en Platts, explica que normalmente hay una "curva de costes" diferente cuando se trata de la producción de etileno, producto petroquímico que se utiliza ampliamente para bienes de consumo como paquetería. Los productores de EEUU y Oriente Medio, que utilizan materias primas basadas en gas natural líquido, tienden a ser más baratos que los productores que utilizan petróleo o nafta en Asia y Europa. Ahora mismo, sin embargo, es una "curva bastante plana", afirma.

En una llamada a principios de octubre en la que habló sobre una 'joint venture' con Sasol, el CEO de LyondellBasell, Bhavesh Patel, dijo que la ventaja de materias primas de petróleo a gas seguramente no volvería a ser lo que fue en el apogeo de 2014, cuando los precios del barril de petróleo Brent eran unas 40 o 50 veces el precio del gas natural Henry Hub por cada dos millones de toneladas de gas natural líquido. Es probable que el precio se sitúe alrededor de unas 20 veces de forma "muy constante", según Patel. Incluso aunque el precio absoluto de producción sea todavía más barato para los petroquímicos producidos en EEUU y Oriente Medio, también hay que tener en cuenta los costes de transporte hasta los países importadores, que puede elevarse a 7-8 céntimos el kilo entre EEUU y Asia, según Morgan Stanley.

Esta contracción ya ha hecho mella en los ingresos de los productores estadounidenses. Westlake Chemical, con sede en Houston, declaró que sus ingresos netos se habían reducido en 104 millones de dólares en su segundo trimestre en comparación con el año anterior, en parte por la caída de los precios del petróleo.

La nueva dinámica de precios podría ser un motivo por el que echar un vistazo a las empresas petroquímicas asiáticas, poco valoradas

La nueva dinámica de precios podría ser un motivo por el que echar un vistazo a las empresas petroquímicas asiáticas, que han tenido valoraciones bajas en los últimos años. Según estimaciones de Morgan Stanley, tanto Lotte Chemical como Shanghai Petrochemical y Mitsui Chemicals cotizan 10 veces por debajo de los beneficios previstos para 2021. LyondellBasell, Dow y Westlake cotizan por encima —Westlake, 35 veces—.

Esto no significa que el futuro de los productores petroquímicos estadounidenses parezca sombrío. La demanda se ha mantenido relativamente sólida este año gracias a la demanda para paquetería y sanidad. Los productores de polietileno han sido capaces de impulsar cuatro aumentos de precio consecutivos de junio a septiembre globalmente, según explica Citi. Y los analistas de la industria afirman que las nuevas capacidades petroquímicas alcanzaron su máximo en 2020, liberando cierta presión que pesaba sobre la rentabilidad de la industria en su conjunto.

Hay un gran futuro en la industria de los plásticos —y no solamente en el continente norteamericano—.

El ‘boom’ del esquisto también fue un filón para los productores de plástico estadounidenses. Un negocio que lo había pasado mal se convirtió en líder cuando un gas natural barato le otorgó una ventaja respecto a sus competidores en todo el Atlántico y el Pacífico. Pero la pandemia del coronavirus ha equilibrado el terreno de juego.

Producción industrial Petróleo Gas natural Industria