El máximo histórico de la bolsa de EEUU no es casualidad: de hecho, es por el apoyo público
  1. Mercados
  2. The Wall Street Journal
Vuelven a máximos

El máximo histórico de la bolsa de EEUU no es casualidad: de hecho, es por el apoyo público

Los inversores quizás estén sorprendidos de que los valores estén repuntando hasta máximos récord a pesar de la pandemia del coronavirus, pero hay una explicación

Foto:

El S&P 500 vuelve a estar en máximos históricos. Explicar esto a alguien el mes de marzo pasado, cuando las ventas masivas llevaron a las bolsas al abismo, habría sido difícil, pero existen buenas razones por las que EEUU ha sido el primero de los principales mercados en marcar nuevos récords.

Dadas las razones que dieron lugar a las ventas masivas de acciones, la dinámica de los mercados resulta en algunos aspectos desconcertante: el país vivió uno de los brotes más concentrados y letales en la ciudad de Nueva York, e incluso a día de hoy mantiene un aumento de casos y muertes diarios muy por encima de las cifras de referencia en la mayoría de los demás países ricos.

Pero existen también buenas razones que explican esa rentabilidad superior, tanto en términos de la estructura del mercado estadounidense como, y de forma crucial, en las políticas económicas llevadas a cabo desde que comenzó la pandemia.

Reuters.
Reuters.

Primero, en relación con Europa y Japón, el mercado de valores estadounidense se inclina hacia las acciones de crecimiento —aquellas que han visto un aumento rápido de ganancias y que se espera que continúen en rápido crecimiento— y especialmente las empresas tecnológicas. El sector se ha disputado este 'rally' desde marzo, tal y como hizo durante la tendencia alcista anterior a la pandemia.

Pero eso no lo explica todo: EEUU no solo tiene un mayor número de acciones de crecimiento que otros mercados, sino que este tipo de valores también han obtenido una rentabilidad superior a la de sus homólogas internacionales.

Una razón significativa es que, si bien la mayoría de los países ha desplegado grandes paquetes de apoyo económico, el rescate estadounidense ha sido notable en su cuantía y en su celeridad. En el informe anual sobre el sector externo, emitido a principios de este mes, el FMI señaló que la expansión inicial de la base monetaria de EEUU era mayor que la de ninguna otra economía, estando a 8,46% del PIB, en comparación con el 3,5% del Reino Unido, el 1,7% de la eurozona y el 0,9% de Japón.

Foto: Donald Trump. (Efe)

Según datos comparados por la Gestión de Activos de JP Morgan, el apoyo fiscal en EEUU ha sido el más elevado de todas las mayores economías, llegando a estar alrededor del 12,3% del PIB.

Las políticas de rescate de la eurozona han sido impresionantes, pero sobre todo en el contexto de mitigar el riesgo de la posible disolución total de la unión monetaria, antes que en términos de escala. La mejor forma de interpretarlo es como un apoyo a los bonos soberanos, no a sus empresas.

Mientras que las medidas fiscales en Alemania han llegado a cerca del 9,4% del PIB, según la Gestión de Activos de JP Morgan, Francia, España e Italia han anunciado que cada uno de ellos emplearía del 2,7% al 3,5% del PIB, menos incluso que muchas economías de mercados emergentes.

La agresiva respuesta de las políticas económicas estadounidenses es algo difícil de ignorar

Con respecto a los inversores que quieran diversificar el riesgo por si cambiasen las circunstancias, Japón sería un buen lugar para comenzar. Su expansión fiscal ha sido superada solo por EEUU en tamaño, las cotizaciones bursátiles son en comparación más bajas si nos basamos en expectativas de ganancias, y el mercado está dominado por los valores más que por el crecimiento.

Muchos comentaristas, incluyendo el que escribe, intentaron detener las valoraciones al alza de la alta rentabilidad estadounidense en los mercados de valores y se han sentido continuamente decepcionados. A veces existe una buena razón para obtener rendimientos superiores: la agresiva respuesta de las políticas económicas estadounidenses es algo difícil de ignorar.

Venta Mercados Rentabilidad Japón PIB Récords