¿Oro a 3.000 dólares? Va a hacer falta un último empujón
  1. Mercados
  2. The Wall Street Journal
valor refugio

¿Oro a 3.000 dólares? Va a hacer falta un último empujón

Ya hay analistas que vaticinan que la onza del preciado metal romperá la barrera de los 3.000 dólares gracias a su impresionante racha, pero todo apunta a que hará falta algo más

Foto: ¿Oro a 3.000 dólares? Va a hacer falta un último empujón
¿Oro a 3.000 dólares? Va a hacer falta un último empujón

Tras su meteórico ascenso durante el último año, el precio del oro se ha tambaleado de nuevo esta semana, perdiendo los 1.900 dólares por onza 'troy', el peso de regencia.

Eso no ha desanimado a los analistas. Bank of America, por ejemplo, tiene un precio objetivo de 3.000 dólares. Los inversores deberían ser más cuidadosos: la relación tan estrecha que hay entre los tipos de interés en EEUU y el oro sugiere que el preciado metal necesitará algo más de combustible para alcanzar cotas nunca vistas.

En la última década ha habido hasta 19 ocasiones en las que el bono a 10 años de EEUU ha rebasado el 5% durante un periodo de 10 semanas. En cada uno de esos periodos, los precios del oro se han disparado significativamente, pero nunca tanto como el 21% que ha avanzado en las últimas 10 semanas. Para los estándares más recientes, el oro ha subido muchísimo su precio.

Foto: El oro pulveriza los máximos históricos por encima de los 2.000 dólares

El bono a 10 años del Tesoro da un interés del 0,66% ahora mismo, lo que significa que prácticamente no hay ninguna expectativa de que se incrementen los tipos de intereses de forma significativa en la próxima década. La inflación ha vuelto al 1,63%, en los niveles en los que se pasó casi todo el año 2018 y muy cerca del 1,78% que fue la media del lustro anterior a 2020.

Los tipos de interés reales pueden caer todavía más, pero a menos que haya un cambio radical en la forma en la que el mercado mira a la inflación, lo más probable es que los descensos hayan acabado. Por eso los especuladores tienen que encontrar algo con lo que justificar que los precios del oro se incrementen todavía más.

El mejor argumento lo pueden encontrar en el año 2011, cuando el precio del metal vivió una inestabilidad más profunda que lo que los bonos sugerían, sobre todo teniendo en cuenta que el oro ya llevaba un buen repunte acumulado entre 2009 y 2010.

Foto: De Nintendo al oro: cómo proteger las carteras si hay una segunda ola de covid-19

La firma de inversión Crossborder Capital considera que el vínculo entre los tipos y el oro, según están ahora mismo, está influido por un tercer factor: la liquidez. Sus expertos esperan que haya un repunte en el suministro de oro que pueda empujar los precios hasta los 2.500 dólares -y posiblemente hasta los 3.000- antes de que termine 2021.

Los movimientos extremos en el mercado -por ahora- se suelen producir cuando ese vínculo tipos-oro se hace más estrecho, así que no es descartable totalmente que se puedan alcanzar cotas nunca vistas.

Pero si se van a hollar esas cimas, la relación del oro con los tipos tiene que ser tan estrecha que casi sea inexistente. Los inversores que apuesten por esos avances en el precio deberían tenerlo muy en cuenta porque, al contrario que a principio de año, la historia no está de su lado.

Precio objetivo Inversores Tipos de interés Oro