Retrasos en los envíos y el triple de caro: la pandemia hunde el correo aéreo
  1. Mercados
  2. The Wall Street Journal

Retrasos en los envíos y el triple de caro: la pandemia hunde el correo aéreo

El desplome de los viajes en avión de pasajeros, medio habitual utilizado para el envío de correo y paquetes, ha provocado que se disparen los costes del transporte

Foto: EC.
EC.

Miles de cancelaciones de vuelos han conducido casi a un punto muerto los viajes internacionales de pasajeros y están haciendo más difícil y costoso enviar alimentos frescos, correo y mercancía a todo el mundo.

Antes de la pandemia del coronavirus, más de la mitad del total de la carga aérea era transportada en vuelos de pasajeros, según datos de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA). Eran los viajeros quienes principalmente subvencionaban el coste de muchos envíos aéreos, y los transportistas dedicaban aproximadamente un tercio de su espacio de carga a cartas, paquetes y mercancía comercial, según el boletín informativo de la industria, Aircraft Commerce.

Ahora que hay menos vuelos de pasajeros en circulación, los costes del flete aéreo han aumentado considerablemente, triplicándose en algunos casos, obligando a empresas e individuos a elegir entre el transporte de artículos a su destino con rapidez o hacerlo a un precio que estén dispuestos a pagar.

Suscripción completa a 'The Wall Street Journal' en ECPrevium

Lo mejor del diario económico estadounidense está en El Confidencial. Durante la crisis provocada por el coronavirus, los contenidos seleccionados por nuestra redacción se publican en abierto en El Confidencial.

Prueba ECPrevium gratis durante 30 días y accede a todo 'The Wall Street Journal' sin coste adicional.

Solicita aquí tu prueba gratuita.

American Airlines Group, United Airlines Holdings y Qantas Airways se encuentran entre los transportistas comerciales que utilizan aviones de pasajeros vacíos para trasladar carga internacionalmente. Deutsche Lufthansa AG está retirando asientos de pasajeros en algunos de sus aviones con el fin de aumentar la capacidad de carga. Airbus SE está desarrollando una modificación en sus aviones A330 y A350 que permitiría a las aerolíneas instalar palés directamente en las guías de los asientos en las cabinas de pasajeros.

La capacidad de carga disponible en los aviones de pasajeros en marzo estaba en torno a un 44% más baja que el año anterior, según la asociación de transporte aéreo. Si bien los mayores cargueros aéreos añadieron más vuelos, la capacidad total de carga aérea disminuyó un 25% en comparación con marzo del año anterior, según los datos más recientes disponibles.

Algunas compañías han disminuido los pedidos debido a los mayores costes de envío; otras dependen más del transporte marítimo, el cual lleva mucho más tiempo y aumenta el riesgo de que los productos perecederos expiren antes de llegar a las tiendas. El fabricante de juguetes Hasbro dijo recientemente que incurrió en mayores costes de flete aéreo al transportar productos fuera de China, país donde fueron fabricados.

Foto: Palés de carga en un avión de pasajeros reconfigurado. (Airbus)

"El precio por transportar esa carga aumenta casi día a día", dijo Paul Golland, propietario de PG Logistics, una empresa de transporte de mercancías en Australia. "Antes solía obtener un presupuesto válido para 30 días. Ahora solo tiene validez durante 24 horas, porque al día siguiente la situación puede cambiar de nuevo".

Warren Evans, copropietario de una compañía que fabrica equipamiento deportivo en China y lo vende a clientes de EEUU en Amazon, ha visto un incremento en la demanda entre clientes confinados que no pueden ir al gimnasio. Los transportistas aumentaron recientemente los costes del flete aéreo tres veces durante un periodo de dos semanas, mientras él se preparaba para enviar cuerdas para saltar a la comba de Shanghái a Chicago, donde serían recogidas y transportadas a un almacén de Amazon.

Evans necesitaba mantener su alto puesto en el 'ranking' como vendedor, por lo que siguió adelante con el envío. Le costó el triple de lo habitual.

Descarga de material desde un avión en el aeropuerto de Barajas. (EFE)
Descarga de material desde un avión en el aeropuerto de Barajas. (EFE)

Evans dijo que probablemente enviaría menos mercancía por vía aérea y, en cambio, dependería más del transporte marítimo mientras los precios sigan siendo altos. Hasta ahora, ha estado asumiendo el coste adicional, pero puede que aumente los precios de las cuerdas de saltar si la demanda continúa. "Será una batalla continua", dijo.

Borderfree, una empresa de comercio electrónico que ayuda a minoristas de EEUU y del Reino Unido como Gap y Macy's a enviar compras 'online' a todo el mundo, ha informado a clientes en más de dos docenas de países de que ahora no puede realizar pedidos debido a las interrupciones en el servicio causadas por el covid-19.

Los servicios postales internacionales han estado entre los más afectados. Muchos han reducido o suspendido el correo internacional en las últimas semanas debido a la falta de vuelos.

Foto: EC.

El servicio postal de Estados Unidos informó la semana pasada de que comenzaría a enviar correo por vía marítima a 10 países europeos. Royal Mail, del Reino Unido, dijo que la única vez que ha experimentado interrupciones similares fue hace una década, cuando un volcán entró en erupción en Islandia y arrojó una nube de ceniza gigante que bloqueó los viajes aéreos.

Deutsche Post AG, la empresa de correos en Alemania dueña del servicio de mensajería internacional DHL, dijo en abril que la escasez de capacidad de carga aérea podría continuar después de que los países levanten la normativa del confinamiento, puesto que pasará tiempo antes de que el tráfico de pasajeros regrese a niveles prepandémicos.

En Australia, entre el 80% y el 85% de la carga aérea normalmente llega y sale del país en vuelos de pasajeros, según la Australian Federation of International Forwarders. Los gobiernos están subvencionando el coste de algunos vuelos de mercancías fuera de Nueva Zelanda y Australia para mantener abiertas las rutas comerciales.

Aviones aparcados en el aeropuerto de Los Ángeles. (Reuters)
Aviones aparcados en el aeropuerto de Los Ángeles. (Reuters)

"No existe un manual que nos diga qué hacer en estas circunstancias, porque esto nunca ha sucedido antes", dijo Mark Coleman, director de ICAL, una empresa de logística en Australia.

En circunstancias normales, el productor australiano de carne de vacuno de pasto OBE Organic utilizaría principalmente el medio aéreo para enviar carne prémium refrigerada al extranjero, y utilizaría el transporte marítimo para recortes congelados para hacer albóndigas y hamburguesas.

Dalene Wray, directora general de la empresa, dijo que actualmente están enviando más carne por vía marítima debido a los mayores costes en carga aérea. Dijo que un envío marítimo de carne refrigerada por valor de decenas de miles de dólares, de camino a Dubái, estaba programado para llegar a los supermercados en 30 días aproximadamente. Esto no se puede comparar con los siete días que se demoraría por vía aérea, incluyendo el tiempo para el despacho de aduanas y las inspecciones.

"Tenemos que ser más ágiles para adaptarnos a la situación", dijo.

Foto: Dos aparatos aparcados en la plataforma del Aeropuerto de Castellón. (Aerocas)

La crisis de la carga aérea está afectando a consumidores como Anita Lau, una estadounidense que vive en Hong Kong, que intentó enviar una caja de mascarillas a sus ancianos padres en Boston a principios del mes pasado. El servicio de correo aéreo regular a los EEUU se vio suspendido, por lo que utilizó el servicio de mensajería internacional de la oficina de correos, que cuesta aproximadamente 40 dólares por enviar un paquete de 500 gramos.

Casi dos semanas más tarde, el registro de seguimiento mostró que el paquete seguía estando en su lugar de origen. Lau solicitó que se lo devolvieran y dijo que ahora planeaba utilizar una empresa privada para hacer el envío.

Transporte Pandemia Qantas Airways Reino Unido DHL Aerolíneas