Cómo ha crecido la inversión en fondos sostenibles durante 2020
  1. Mercados
  2. Inversión
Criterios ambientales, sociales y de gobierno

Cómo ha crecido la inversión en fondos sostenibles durante 2020

La volatilidad ha afectado más a los índices tradicionales que a los sostenibles durante las caídas de mercado que se han producido durante la pandemia

placeholder Foto:

Dónde, cuándo y cómo invertir. Son preguntas que todos nos hacemos antes de poner a funcionar nuestro dinero. La respuesta no es sencilla, depende de tus objetivos y del tiempo que estés dispuesto a esperar. Hay muchas vías: acciones, valores de renta fija… pero entre tantas opciones, parece que la apuesta por el medio ambiente y por el bienestar social es cada vez más firme entre los inversores: los fondos de inversión con criterios ASG (Ambientales, Sociales y de Gobierno corporativo) se han disparado en los últimos años. Y la pandemia ha acentuado todavía más esta tendencia.

El impulso de estos fondos viene de atrás, ¿qué volumen de activos con criterios ASG se ha gestionado en los últimos años? En España, ha pasado de apenas 36.000 millones de euros en 2009, a más de 285.000 millones en 2019. Una cifra histórica, casi ocho veces más. De hecho, solo en el último año ha crecido un 36%, principalmente por la entrada de fondos extranjeros, según el último informe anual ‘La inversión sostenible y responsable en España’ presentado por Spainsif.

placeholder Fuente: Spainsif
Fuente: Spainsif

Los activos gestionados con estrategias ASG cada vez ganan más terreno sobre el mercado nacional. El peso crece. Aunque en este caso el dato de 2019 se ha mantenido intacto con respecto al año anterior: un 49%, sin tener en cuenta los activos internacionales del gráfico anterior por falta de datos históricos con los que comparar, según Spainsif. ¿Se ha estancado el interés? No, lo cierto es que ha seguido creciendo, pero a la par que la industria de fondos española, por eso el dato se mantiene: crece el mercado y también el interés por los fondos socialmente responsables (ISR).

placeholder                                                                                                                   Fuente: Spainsif
Fuente: Spainsif

Además, según el estudio, el peso del ahorrador particular ha crecido en los últimos cinco años, pasando de un 3% en 2015 a casi un 20% en 2019. No obstante, el papel del cliente profesional —engloba fondos, instituciones financieras o corporaciones, entre otros— sigue siendo mucho más significativo: un 81% al cierre del último año.

placeholder                                                                                                                   Fuente: Spainsif
Fuente: Spainsif

¿Y durante la pandemia?, ¿han seguido creciendo? Si. Durante los primeros meses de la crisis del coronavirus el 45% de las gestoras comprobaron cómo el interés de los inversores por los criterios ASG fue en aumento, según datos del Observatorio Inverco. Y entre las diferentes edades, los 'millennials' —de 27 a 39 años— han sido la generación más preocupada por este asunto, por delante de 'centennials' —de 18 a 26 años— y de la generación X —de 40 a 51 años—.

La volatilidad de los mercados ha afectado más a los índices tradicionales que a los sostenibles. Durante estos meses “se ha constatado en base a diferentes informes que la resiliencia de los fondos ASG es mayor que la de los fondos de características similares, que no integran aspectos de ASG”, asegura Joaquín Garralda, presidente de Spainsif y decano de ordenación académica en IE Business School.

El patrimonio de fondos ASG en España en marzo de 2020 era de 4.345 millones, un 99,7% del volumen gestionado a cierre de 2019

Según la información publicada en la CNMV, en España en marzo de 2020, el patrimonio de fondos de inversión ASG era de 4.345 millones de euros, que supone el 99,7% del volumen gestionado a cierre de 2019. Siguiendo esta línea, ¿cómo cerrará 2020? “Analizando la tendencia de comienzos de año y el contexto actual, que está potenciando esta estrategia, es de suponer que durante todo el ejercicio la tendencia será alcista, alcanzando de nuevo una cifra que ponga de relieve que los inversores ya saben que la sostenibilidad no está reñida con la rentabilidad”, asegura Concha Iglesias, Climate & Sustainability ‘leader’ de Deloitte España.

¿Por qué apostar por la inversión sostenible?

Banco Santander, a través de Santander Asset Management, lleva 25 años integrando factores ASG en sus análisis y su plataforma de inversión en España, con los que apuesta por la inclusión de estos factores en sus estrategias con el objetivo de mejorar el medio ambiente, luchar contra la desigualdad social y apoyar el buen gobierno corporativo. Santander Asset Management, la gestora de fondos de inversión del grupo, cuenta con su propio sistema de calificaciones que aplica en toda su actividad a nivel mundial: “Tenemos en cuenta información y datos de más de 50 fuentes y contamos con un equipo que se dedica exclusivamente al análisis de estos criterios”, señalan. De esta forma, la entidad ofrece a sus clientes más de 100 soluciones de inversión a nivel global para favorecer que su patrimonio crezca de manera responsable, como, por ejemplo, fondos que invierten en proyectos de energías limpias o renovables o en empresas que apoyan políticas de diversidad entre sus empleados.

Un compromiso implícito en su hoja de ruta —en la que apuesta por proyectos dirigidos a preservar la salud del planeta— que recientemente ha llevado a Santander Asset Management a exportar sus fondos sostenibles a Latinoamérica. Comenzó por México el pasado mes de julio, con el fondo de gestión activa SAM-ESG, disponible para todas las personas físicas y sin mínimo de inversión. Un mes después aterrizaron en Chile con un fondo global —administrado junto a Boston Partners de Robeco— que apuesta principalmente por Norteamérica, Europa continental, Japón, Reino Unido y los mercados emergentes. Y días más tarde, lanzó el fondo Global Equity ESG (por sus siglas en inglés, 'environmental, social and governance') en Brasil, país donde ya en 2001 lanzó el fondo Ethical con estos criterios. Con esto, actualmente, la división de Santander Wealth Management & Insurance gestiona 18 mil millones de euros en este tipo de inversiones.

"La importancia de la inversión ASG reside en la búsqueda de activos que sean sostenibles no sólo desde el punto de vista económico-financiero"

Hace tiempo que los indicadores financieros ya no son los únicos en guiar las decisiones de inversión de los gestores: por ejemplo, una compañía que produce demasiado plástico, que paga diferentes sueldos en función del género o que no declara todo lo que debe ha dejado de ser una alternativa para los fondos que invierten en sostenibilidad. Así, no cumplir con estos criterios puede manchar la imagen de la empresa o derivar en multas considerables.

La importancia de la inversión ASG reside en la búsqueda de activos que sean sostenibles no sólo desde el punto de vista económico-financiero, es decir, que tengan capacidad de generar rendimientos futuros, sino también desde otros puntos de vista como el social, medioambiental y de gobierno. No es más que incorporar todas estas variables a la decisión de un inversor. Y en este contexto, ¿por qué apostar por los criterios ASG? “Lógicamente al hacer una selección de valores con criterio ASG, se eliminan valores volátiles, endeudados u obsoletos, por ejemplo, minería, industria pesada, tabaco o monopolios, y, por tanto, se incorporan valores con más perspectiva de generar beneficios”, explica Javier Santacruz, profesor e investigador del Instituto de Estudios Bursátiles (IEB). “No es que invertir con criterio ASG sea más rentable, sino que se hace una selección sesgada hacia una mayor rentabilidad y menor volatilidad”, concluye.

ECBrands Fondos de Inversión Inversiones BrandsBanca