ante la incertidumbre regulatoria

Eléctricas y constructoras pierden casi 5.500 millones en bolsa tras el vuelco electoral

La resaca electoral se sigue sintiendo en los parqués españoles. Aunque en unos sectores más que en otros. Entre las más afectadas, las empresas más reguladas y vinculadas a las obras públicas

Foto: La líder de Barcelona en Comú, Ada Colau
La líder de Barcelona en Comú, Ada Colau

La resaca electoral se prolonga en la bolsa española. Aunque en unos sectores más que en otros. En especial, son las compañías más reguladas o las que se encuentran más vinculadas a la adjudicación de obras públicas las que están padeciendo un mayor castigo en el parqué a la espera de conocer hasta qué punto les puede afectar de verdad el nuevo mapa resultante de los comicios del 24 de mayo.

El mayor impacto que están sufriendo las empresas de esos sectores se traduce en que, en el conjunto de las dos últimas jornadas, el valor bursátil de las eléctricas y las constructoras haya adelgazado en 5.500 millones de euros, después de que los descensos hayan vuelto a intensificarse en la recta final de la sesión de este martes. De media, las representantes de ambos sectores ha caído en bolsa un 4,2% desde el cierre del viernes, por encima del 2,7% que el Ibex 35 se ha dejado en el mismo periodo. 

Las eléctricas concentran la mayor parte de este descenso, y en especial Iberdrola y Endesa, puesto que cada una ha visto menguar su capitalización en más de 1.000 millones de euros. La segunda es la que sufre el mayor retroceso en su cotización de todo el sector, puesto que desde el viernes corrige casi un 6%. En Red Eléctrica el descenso es de 310 millones, en tanto que dos empresas próximas como Gas NaturalEnagás se dejan 565 y 285 millones, respectivamente.  

Entre las constructoras, el mayor efecto en dinero lo sufre Abertis, puesto que su capitalización ha bajado en 505 millones de euros. La de ACS ha descendido en 425 millones y la de Ferrovial en cerca de 400 millones. Sin embargo, los mayores descensos porcentuales en sus cotizaciones los manifiestan FCC y Sacyr, ya que ambas bajan entre un 6% y un 7% desde el cierre del viernes. 

Estos impactos reflejan la incertidumbre que se ha desatado tras los resultados electorales del domingo. La posibilidad de que Ada Colau imponga una tasa a las eléctricas o las dudas sobre el futuro de proyectos inmobiliarios o constructores que estaban en marcha cotizan a la baja en la bolsa española a la espera de una mayor concreción. 

Inversión
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
31 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios