Infidelidad, el ingrediente fundamental de Ashley Madison y su próxima salida a bolsa
  1. Mercados
  2. Inversión
QUIERE SALIR AL PARQUÉ LONDINENSE ESTE AÑO

Infidelidad, el ingrediente fundamental de Ashley Madison y su próxima salida a bolsa

Es la red social de los infieles. No deja indiferente a nadie y gana adeptos y detractores por doquier. Ashley Madison estudia dar su siguiente paso y convertirse en cotizada antes de finales de este año

placeholder Foto:

Los valores no siempre van de la mano del negocio. Que se lo digan a Ashley Madison, la red social orientada a los infieles, que allá por 2011 desembarcó en España y en pocas semanas logró reclutar a una parroquia de 47.000 miembros. El lema del portal deja las cosas bien claras desde el primer momento: "la vida es corta, ten una aventura". Pues bien, la aventura está siendo cuanto menos provechosapara los responsables de un portal que genera unas ventas de 115millones de dólares y tiene presencia en medio centenar de países. El siguiente paso en sus ambiciosos planes tiene un objetivo muy concreto: la bolsa de Londres, lugar donde la compañía quiere aterrizar el próximo año.

Esta compañía, conocida por sus comprometidas campañas de marketing en las que no duda en utilizar a iconos de la monarquía o a conocidos políticos, fue lanzada hace 15 años por Noel Biderman. Este empresario deshoja su margarita para dar un paso más y ser el consejero delegado de una compañía cotizada. La pasada semana la compañía confirmó que está trabajando activamente con sus asesorescon el fin de sacar a la bolsa londinense suempresa en una operación con la que pretende recaudar cerca de 200 millones de dólares.

¿Y por qué querría aterrizar en Londres una empresa con sede en Canadá? La cuestión está más relacionada con los prejuicios que con otra cosa. La razón social de la compañía no deja de ser un tanto controvertida para presentar en los road shows con los inversores. Ashley Madison cree que su estreno en el parqué puede tener menos trabas si se lleva a cabo en Europa donde, siempre en opinión de sus máximos responsables, impera una mentalidad más abierta que en Wall Street.

No es la primera vez que los planes de acudir al mercado pasan por la cabeza de la compañía. En 2011 hizo un amago en la bolsa de valores de Toronto pero los inversores no colmugaron con los planes de la compañía. La historia se escribe, como casi siempre, según quien la cuenta. Desde la firma no tardan en apelar al rechazo que sufrieron, dado el objeto de su negocio. La rama inversora dice, más bien, que las dudas sobre la sostenibilidad del negocio terminaron de minar el apetito inversor. Ahora queda pendiente de saber si el crecimiento experimentado en los últimos cuatro años puede terminar de despertar el apetito de los inversores.

Por lo pronto, uno de los aspectos clave a los que tendrá que hacer frente es el hecho de ser un portal web prohibido en algunos países. Ejemplo de ello es Singapur, donde no se puede acceder a la web. No se queda atrás Corea del Sur, región en la que la compañía ha vivido sus más y sus menos legales por el hecho de quebrantar leyes casi centenarias que prohiben el adulterio. "La infidelidad ha existido desde hace tantos años como la monogamia. Si quieren bloquearnos tendríen que hacerlo también con Google o Facebook", aseguraba a Financial Times uno de los máximos ejecutivos de la empresa, convencido de que los planes de salir al mercado este año cristalizarán en los próximos meses.

Salidas a bolsa Infidelidad