La 'low cost' Volotea prepara su despegue en bolsa con el viento de cola de Aena
  1. Mercados
  2. Inversión
OFERTA PÚBLICA ANTES DE FINALES DE AÑO

La 'low cost' Volotea prepara su despegue en bolsa con el viento de cola de Aena

Volotea fue promovida hace ahora tres años por Carlos Muñoz y Lázaro Ros, los mismos ejecutivos que fundaron Vueling. A finales de año Volotea ocupará el lugar de Vueling en bolsa

Foto:

La fiebre bursátil generada a raíz de la salida a bolsa de Aena el pasado mes de febrero se está extendiendo por todos los sectores de actividad industrial y va a llegar ahora también al mercado del transporte aéreo. Volotea está dispuesta a ocupar el lugar que dejó Vueling en el mercado continuo para convertirse en la nueva ‘low cost’ cotizada en los mercados de valores. La oferta pública de venta (OPV) está siendo diseñada por el equipo directivo de la compañía fundada hace ahora tres años con el fin de despegar en el parqué antes de que termine el presente ejercicio de 2015.

Volotea fue promovida por iniciativa de Carlos Muñoz y Lázaro Ros, los dos creadores de Vueling que introdujeron de este modo en España los vuelos de bajo coste al calor de la tendencia desarrollada en toda Europa. Ambos directivos abandonaron la compañía cuando el Grupo Planeta tomó el control de Vueling en 2008. Después la empresa se fusionó con Clickair, la primera filial ‘low cost’ creada por Iberia en el Aeropuerto de Barcelona que finalmente terminó por fagocitar todo el proyecto hasta que IAG lanzó en noviembre de 2012 su OPA sobre Vueling para excluirla definitivamente de bolsa en agosto de 2013.

Los fundadores de Volotea reemprendieron el vuelo en su ámbito de negocio con la solicitud de un nuevo certificado a la Agencia Española de Seguridad Aérea (AOC) a principios de 2012. Con este embrión, el proyecto fue madurando en los meses siguientes y en abril de ese mismo año emprendió sus actividades con una base operativa en Venecia y tres aviones Boeing 717 destinados a la cobertura de diez rutas entre ciudades pequeñas y medianas de Europa. Todo ello con el factor diferencial de una oferta a mitad de precio en todos aquellos itinerarios que ya estén operados por otras aerolíneas.

El objetivo original de la compañía consistía en dar servicio a localidades de menor envergadura que las grandes capitales y preferentemente en España, Francia e Italia. En la actualidad la aerolínea con sede en Barcelona trabaja en más de sesenta destinos que incluyen países como Alemania, Grecia, República Checa, Croacia e Israel. El crecimiento de la compañía mediante una estrategia de nicho claramente orientada al mercado regional se ha traducido en un volumen de negocio de 160 millones de euros al cierre de 2014 y cerca de 500 empleados para un total de 1,8 millones de viajeros transportados en el año. Volotea cuenta ahora con 15 aviones del mismo modelo Boeing 717, considerado el hermano pequeño del DC-9, con capacidad para 125 pasajeros.

Fondos de capital riesgo

Alcanzada la masa crítica que certifica la solidez del proyecto, sus actuales dueños no quieren perder la oportunidad de poner en valor la empresa ante las nuevas expectativas que la recuperación económica de España está generando a los inversores internacionales. La salida a bolsa estaba descontada en la hoja de ruta desde el mismo momento en que la compañía levantó el vuelo con aportaciones de capital de 50 millones de euros. Posteriormente, a lo largo de 2013, Volotea aumentó la base de recursos propios en otros 15 millones de euros que han sido destinados a financiar el plan de crecimiento durante los dos últimos años.

La oferta pública en bolsa servirá también para dar salida a los fondos de capital riesgo que han participado desde su génesis y de manera proactiva en la iniciativa del tándem formado por Muñoz y Ros. Volotea cuenta en su capital con tres socios de referencia, entre los que destaca la firma estadounidense CCMP, antiguo private equity de JP Morgan Chase, que también participa en la ‘low cost’ JetBlue, uno de los grandes competidores de Southwest en Estados Unidos. La entidad norteamericana es el primer accionista de Volotea, con un 49% del capital.

El segundo gran inversor de la aerolínea es el Instituto de Crédito Oficial (ICO)a través de la gestora Axis, una de las entidades de capital riesgo más antiguas de España que ha distribuido 350 millones de euros en 150 compañías desde que fue constituida en el año 1986. El tercer accionista de postín es Sinaer Technics, un vehículo de inversiones especializado en el sector aeronáutico y controlado por Corpfin Capital, la firma dirigida por Carlos Lavilla y Patrick Gandarias. Ambos fondos disponen del 25% del capital en tanto que los dos fundadores de Volotea que antes lo fueron de Vueling controlan el 26% restante.

La aerolínea de bajo coste pasará a engrosar la lista de peticionarios que están tramitando desde hace tiempo con la CNMV el folleto preceptivo para la colocación de sus acciones en bolsa. Volotea aprovechará el rebufo de Aena en la misma estela que van a seguir durante las próximas semanas otras compañías como Testa, Naturhouse, Cellnex Telecom (antigua Abertis Telecomunicaciones), Talgo o Euskaltel.

Salidas a bolsa Testa Inmobiliaria Vueling IAG Low cost Capital riesgo CNMV Naturhouse
El redactor recomienda