thomas meyer

El dueño de Desigual se sube a la pasarela de la bolsa con la sicav Jupiter Inversiones

Thomas Meyer está pendiente de la última autorización de la CNMV para echar a rodar la sicav Jupiter Inversiones, vehículo detrás del cual está su sociedad patrimonial La Vida es Chula SL

Foto: El dueño de Desigual se sube a la pasarela de la bolsa con la sicav Jupiter Inversiones

La Vida es Chula. El mismo lema que ha puesto de moda Desigual es la cabecera del imperio empresarial que capitanea Thomas Meyer, el hombre detrás de la famosa cadena de ropa y que está a punto de sacar a bolsa parte de la fortuna que ha ido cosiendo con los retales de este gigante del color y los tejidos. Lo hará a través de la sicav Jupiter Inversiones, vehículo que ya sólo está pendiente de recibir la última autorización de la CNMV –Comisión Nacional del Mercado de Valores– para echar a rodar en el parqué.

Junto a los beneficios fiscales que tienen este tipo de vehículos, comparables a los de un fondo de inversión, también existen una serie de obligaciones, entre ellas sacar a cotizar la sociedad y dotarla de una serie de mecanismos que garanticen a los inversores interesados en comprar y vender títulos de las sicavs tener siempre la necesaria contrapartida.

Gestionada por Banca March, esta sicav tiene como presidente y accionista a la empresa La Vida es Chula SL, sociedad que Meyer repatrió desde Holanda a España hace poco más de un año, justo tras la amnistía fiscal, y que está considerada el brazo patrimonial del imperio construido por el empresario en las últimas dos décadas gracias a la buena marcha de Desigual.

Thomas Meyer, presidente de Desigual, junto a Artur Mas
Thomas Meyer, presidente de Desigual, junto a Artur Mas

Parte de esta fortuna será ahora gestionada a través de Jupiter Inversiones, sicav que está llamada a ser uno de los buques insignia del parqué español, ya que frente a los 24 millones de euros de capital social máximo con que suelen constituirse estos vehículos, Meyer ha repartido en cuatro millones de valores de diez euros de valor nominal cada uno el capital de su nueva sociedad de inversión, lo que eleva hasta 40 millones el total.

Con un patrimonio valorado en 2.300 millones de dólares (2.175 millones de euros) según la lista Forbes, Thomas Meyer ocupa el puesto número 737 de todo el mundo de esta selecta clasificación, y el 16 entre las fortunas de Suiza, país de nacimiento del fundador de Desigual.

La cadena de moda fue valorada en unos 2.850 millones de euros hace ahora un año, cuando el fondo francés Eurazeo se hizo con un 10% de la compañía por 285 millones de euros. Esta operación siempre se ha visto como la antesala del futuro salto al parqué de la compañía, cuyo objetivo más inmediato es superar los 1.000 millones de facturación, tras cerrar 2014 con unos ingresos de 963,5 millones.

Como cabecera última del imperio diseñado alrededor de Desigual, La Vida es Chula SL reconoce un patrimonio neto de 217,9 millones de euros al cierre del ejercicio 2013, último con cifras oficiales, y una cifra de negocio de 202 millones de euros procedente, fundamentalmente, de los dividendos que obtiene por la buena marcha de su negocio de moda.

Las sicavs de los gigantes de la moda

Con la puesta en marcha de Jupiter Inversiones, Meyer se suma al creciente número de grandes patrimonios que han vuelto a apostar por estos vehículos para gestionar una parte de su fortuna. Entre ellos figuran importantes nombres del mundo de la moda, como Alberto Palatchi, dueño de Pronovias, que suma más de 375 millones entre sus dos sociedades de referencia, Gesprisa y Herprisa.

Sandra Ortega, segunda accionista de Inditex y heredera del imperio familiar junto a sus hermanos, posee la sicav Soandres, la tercera más importante del país en términos patrimoniales, con 402 millones de euros al cierre de 2014; mientras que la familia Domínquez, dueña de Mayoral, está detrás de Wilmington Capital y Patton Investment, vehículos dotados con cerca de 200 millones de euros entre los dos.

En cambio, los dos primeros espadas del exitoso mercado español de la moda, Amancio Ortega e Isak Andic, dueños de Inditex y Mango, respectivamente, decidieron hace pocos años, en los momentos más crudos de la crisis financiera, deshacer sus sociedades de inversión de capital variable y dirigir sus dardos hacia otras dianas, fundamentalmente, la inmobiliaria.

Inversión

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios