Telefónica cierra con éxito la ampliación con el apoyo in extremis de La Caixa y BBVA
  1. Mercados
  2. Inversión
cubierta la oferta de 3.048 millones de euros

Telefónica cierra con éxito la ampliación con el apoyo in extremis de La Caixa y BBVA

Gracias a la suscripción de última hora de los dos bancos, la operadora ha colocado con holgura los 3.048 millones de euros en acciones nuevas con los que financiará la compra de la brasileña GVT

Foto:

Telefónica ha salvado con buena nota uno de los retos financieros de mayor envergadura desde que César Alierta preside el grupo hace ya casi quince años. La compañía va a cerrar hoy con éxito la ampliación de capital de 3.048 millones de euros con los que va a pagar parcialmente la compra de la brasileña GVT por más de 7.450 millones. El apoyo de CaixaBank y BBVA ha sido fundamental.

El consejo de administración de la entidad bancaria catalana, segundo mayor accionista de Telefónica tras BBVA, aprobó días atrás participar en la operación, a la que inicialmente no había dado su apoyo explícito. Finalmente, el banco presidido por Isidro Fainé decidió suscribir la parte proporcional del 5,3% del capital que ha mantenido históricamente como inversor de referencia de la compañía de telecomunicaciones. Por tanto, CaixaBank desembolsará unos 161,5 millones de euros para mantener estable su participación en Telefónica.

Por su parte, BBVA, que hasta el miércoles no se había comprometido a suscribir la parte correspondiente a su 6,25% actual, ha decidido acudir a la oferta de acciones. En consecuencia, invertirá unos 190 millones de euros para continuar como primer accionista de la operadora, según indican fuentes financieras. BBVA ha declinado hacer ningún comentario sobre esta información.

La decisión de ambas entidades era vital porque de ellas dependía que el mercado se hubiera visto inundado por los derechos correspondientes a los 18,2 millones de acciones que debía suscribir BBVA y a los 15,3 que eran propiedad de CaixaBank. Prueba de ello es que el valor de los derechos se mantuvo firme durante la semana pasada, si bien en las tres sesiones ha perdido más de un 8% por la operativa de los hedge funds.

Más allá de este ajuste de última hora, fuentes de los brokers que han participado en la venta de las acciones han asegurado que la ampliación está más que cubierta y que la demanda ha superado la oferta. Prueba de ello, explican, es el comportamiento de la cotización de Telefónica en bolsa, que apenas se ha movido durante los diez días del periodo de suscripción. Lo normal es que el valor sufra y caiga.

Para asegurarse el éxito de la emisión de los 281,2 millones de acciones nuevas, Telefónica se ha puesto en manos de hasta 21 bancos colocadores. Todo un ejército liderado por JP Morgan para convencer a los inversores institucionales y a los minoristas, que han podido suscribir la ampliación desde las sucursales de BBVA, Santander, CaixaBank y Banco Sabadell. Los bancos cobrarán 45,75 millones de euros en comisiones por la colocación, cuyo precio ha sido de 10,84 euros por acción, en la proporción de un título nuevo por cada 16 antiguos.

Noticias de Telefónica Ampliación de capital César Alierta
El redactor recomienda