ante la futura subida de tipos

Secretos y mentiras en los datos de inflación pueden cambiarlo todo

Se ha suscitado un interesante debate en Estados Unidos sobre las verdaderas cifras de paro e inflación en la primera potencia del planeta que puede condicionar el curso de su subida de tipos

Foto: Secretos y mentiras en los datos de inflación pueden cambiarlo todo

Dos simulaciones que han circulado estos días como la pólvora por las redes sociales y son muy relevantes en la medida en que el mandato de la Reserva Federal de Estados Unidos es dual: coste de la vida y empleo.

1. ¿Qué pasaría si la forma de cómputo de la inflación core, esto es: excluida energía y alimentos, se hiciera como en Europanbsp;

El mega cenizo Albert Edwards, de Societe Generale, ha dado respuesta a esa pregunta con el siguiente gráfico:

(vía Naked Capitalism)

Conclusión: la situación de los precios sería similar a la de la Eurozona pero... con un crecimiento económico y una situación del empleo mucho mejor. Algo que pondría sobre la mesa el tema de la deflación estructural de salarios debido tanto a la globalización como al uso sustitutivo de tecnología por mano de obra. No se pierdan la siguiente comparativa, gentileza de The Boston Consulting Group:

Glaps.

2. ¿Qué ocurriría, precisamente, con el paro de la primera potencia del planeta si se incluyera a quienes han abandonado durante la crisis el mercado laboral aun estando en condiciones de trabajar?

Pues bien, que quedaría como sigue, vía @lentejitas:

Conclusión: saltaría del 5,5% al 9%, casi el doble, ensombreciendo la brillante estadística oficial.

Vaya.

La suma de ambas 'correcciones' ha alimentado un interesante debate entre los expertos.

Una realidad como la descrita cercenaría cualquier proceso de normalización de la política monetaria de aquel país, toda vez que el riesgo deflacionario y la elevada tasa de desempleo de acuerdo con sus estándars históricos, unido a la fortaleza del dólar, lo desaconsejaría.

Por el contrario, los que defienden una subida gradual de los tipos de interés señalan que sólo se puede acometer sin hacer excesivo daño haciéndolo cuanto antes toda vez que los bonos ligados a inflación ya descuentan un repunte de la misma y hay una severa escasez de mano de obra cualificada en el territorio estadounidense que terminará afectando a sueldos, demanda y precios.

¿Cuál de las dos visiones se impondránbsp;

Las divergencias de opinión, incluso en el seno del propio supervisor, son máximas entre los que defienden que el coste del dinero se incremente ya en junio y los que recomiendan que se posponga a 2016. Se trata de una decisión clave que, como afirmamos en su día en Valor Añadido, "puede cambiarlo todo".

Sea como fuere, hasta ahora habíamos afirmado que los datos no se discuten, igual que los principios no se negocian, pero ya ni ese consuelo nos queda.

En fin.

No somos nadie.

Inversión
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios