"La recuperación económica en España es un dato empírico"
  1. Mercados
  2. Inversión
IX round table de cotizalia

"La recuperación económica en España es un dato empírico"

Los participantes en el foro organizado por Cotizalia y M&G Investments valoran la solidez de la recuperación española y son optimistas con respecto a los efectos de las medidas del BCE

El año 2015 ha comenzadoa todo tren. El mundo económico y financiero se ha encontrado con el lanzamiento de un programa de expansión cuantitativa (QE) por parte del Banco Central Europeo (BCE), con la prolongación de la caída del petróleo, con el revuelo provocado en las divisas por Suiza, con la confirmación de que la política va a ser un tema crucial este ejercicio tras la victoria de Syriza en las elecciones de Grecia, con la enésima ronda de negociaciones entre Atenas y Europa... De todo ello debatieron los expertos convocados en el IX Round Table organizadopor Cotizalia y la gestora M&G Investments.

Por supuesto, otro tema relevante fue la recuperación económica en España. Tras crecer un 1,4% en 2014, las previsiones contemplan ya una tasa superior incluso al 2% en 2015. ¿Es fiable esta remontada? ¿Cuenta con unos cimientos sólidos?

José Ramón Iturriaga, gestor de Abante Asesores, está convencido de que sí."España es el ejemplo paradigmático de un país que no ha desaprovechado la crisis". En su opinión, la recuperación es un "hecho contrastado" y el crecimiento "es más sólido que en anteriores ocasiones y tiene mucho recorrido". Además, reconoce que"aEspaña le ha tocado el gordo dela lotería con la caída del petróleo y la depreciación del euro".

El auténtico QE es la caída del petróleo y la depreciación del euro

Marc Garrigasait, presidente y director de inversiones de Koala Capital Sicav, subraya la sorpresa que ha supuesto el retorno del consumo privado. "La evolución de lademanda nacional nos dice que la economía crece más de lo que sugiere el producto interior bruto (PIB)", afirma. ParaJuan Suárez deFigueroa, responsable de inversiones de A&G Banca Privada, "la sorpresa" no es lo que ha crecido ya España, sino en lo que "queda por ver".España tiene un potencial de crecimiento enorme", asegura.

ParaTristán Pasqual de Pobil, subdirector general de Mutuactivos, "la recuperaciónes un dato empírico". "Mires por donde mires, cualquier estadística es mejor", remacha. Opina que"la recuperación ha venidopara quedarse", aunque admitehay asuntos pendientes, como la reducción del endeudamiento.

En un año que para España estará muy marcado por las continuas citas electorales, la cuestión política se abrió paso en el debate. El director general de El Confidencial, Alberto Artero, quien considera que la economía española está dando "motivos para la esperanza, pero no para la euforia", y que conviene tomarse muy en serio lacuestión política. "El escenario político sí se ha complicado, porque ha pasado de la razón al sentimiento", avisa para enfatizar lo difícil que es manejar estos panoramas.

Jaime Martínez, responsable de inversiones de Fonditel, coincide en no menospreciar la agitación provocada por la irrupción de Podemos en el mapa político español y lo vincula con el peor comportamiento que la bolsa ha mostrado en los últimos meses con respecto a los restantes mercados europeos."Los inversores no lo ven comoun fenómeno pasajero ni menor, y les preocupa. Desde luego, es algo que a los mercados no les gusta". En este sentido, Ignacio Rodríguez Añino, director de ventas de M&G Investments, conecta lo que está pasando en la política con el mayor problema que aún arrastra la economía española. "El mayor riesgo para España es el paro, porque supone un caldo de cultivo para soluciones bastante radicales y populistas", argumenta.

"El QE proporciona una red de seguridad"

Para cimentar la recuperación, España contará con el aire a favor procedente del QE anunciado por el BCE en enero. Será así, claro está, si esta iniciativa surte los efectos perseguidos, consistentes en dinamizar el crédito y el crecimiento y erradicar las presiones deflacionistas que sufre la Eurozona. ¿Qué opinan los expertos? ¿Funcionará el QE lanzado por la entidad presidida porMario Draghi?

"No entiendo cómo nos seguimos cuestionando la actuación de los bancos centrales", afirmaTristán Pasqual de Pobil.En su opinión, el QE genera dos efectos adicionales positivos: el primero, asentar la credibilidad del BCE; y el segundo, que se puede contar con el banco central para combatir una crisis como esta."No es que vaya a ser positivo", comenta José Ramón Iturriaga, "es que ya lo está siendo", precisa, en referencia a que ya ha generado efectos favorables, como la depreciación del euro. En su opinión, su carácter positivo perdurará y permitirá que "2015 sea el año de consolidación del euro".

Para Ignacio Rodríguez Añino, "los QE han estado funcionando en otros lugares, como EEUU y Reino Unido". Y añade: "En el caso europeo llega muy tarde, pero es una piedra de apoyo que constituye un elemento positivo para Europa".Juan Suárez de Figueroa coincide en que el QE, en combinación con otras iniciativas adoptadas por el BCE, teje "una red de seguridad" que alimenta "un entorno de confianza" lo suficientemente fuertecomo para propiciar un "crecimiento natural". A su juicio, aunque la recuperación en la Eurozona aún es incipiente, "la economía europea se encuentra en ebullición".Jaime Martínez también es "optimista", aunquematiza que el impacto macroeconómico del QE será "limitado"y que el mayor efecto se verá en los mercados financieros, con descensos en las curvas de rendimientos soberanas y en el tipo de cambio del euro.

Pero también hay matices. Alberto Arteroexige no olvidar las características no tan positivas del QE. Primero, porque representaun ejemplo más del grado de "manipulación" vigente en los mercados por parte de los bancos centrales. Segundo, porque "puede generar la sensación de que el dinero siempre va a estar disponible y a un coste barato". Y tercero, porque, al suavizar las tensiones,"desincentiva las reformas estructurales".

Marc Garrigasait está de acuerdo en que estas medidas frenan el celo reformista de los Gobiernos y se queja de que el mundo está padeciendo "un exceso de QE", en el que en cuanto aparecen los problemas, los países se ponen en manos de los bancos centrales para que se los resuelvan.A su juicio, "el auténtico QE es la caída del petróleo y la depreciación del euro".

Mercados