Es noticia
Menú
"No descarto que la OPEP suba la producción para presionar más el crudo"
  1. Mercados
  2. Inversión
MISWIN MAHESH, ANALISTA DE BARCLAYS CAPITAL

"No descarto que la OPEP suba la producción para presionar más el crudo"

Miswin Mahesh, de Barclays, no duda que la tendencia a la baja del crudo va a continuar hasta que los países que fuera de la OPEP recorten la producción

Foto: Miswin Mahesh, analista de petróleo en Barclays
Miswin Mahesh, analista de petróleo en Barclays

Miswin Mahesh, de Barclays Capital, no duda que la tendencia a la baja de los precios del crudo va a continuar hasta que los países que no pertenecen ala Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) comiencen a recortar su producción. El cartel no está dispuesto a ceder cuota de mercado y piensa presionar los precios lo que sea necesario hasta que otros exportadores no reduzcan la producción en, al menos, un millón de barriles diarios.

PREGUNTA: ¿Dónde está el suelo para el precio del petróleo?

RESPUESTA: El resultado de la reunión de la OPEP el pasado mes de noviembre marcó un hito para el mercado del petróleo. Manteniendo el objetivo de producción en los 30 millones de barriles por día, la OPEP está lanzando claramente el mensaje de que ya no pesará sólo sobre ella la carga que supone encargarse del ajuste del mercado y esta decisión traslada esta responsabilidad a otros productores, especialmente a Estados Unidos. Destaca en el comunicado, además, la ausencia de un compromiso que limite la producción a un estricto cumplimiento de los objetivos, así como el cambio de postura de Arabia Saudita, en alejándose de lo que sugiere hacer la banda de precios para dejar que el mercado se equilibre por sí mismo.

Este ‘cisne negro’ ha cambiado considerablemente el suelo para los precios del petróleo. El comportamiento del crudo solía estar marcado por una mercancía única en la que el productor de más bajo costo (Arabia Saudita) solía ser el productor palanca (llevando a cabo los ajustes cada vez que había un superávit o déficit, en el mercado). Esta ecuación ha cambiado y el petróleo se ha vuelto como cualquier otro mercado de materias primas en el que la curva de costo total es lo que cuenta. Los productores de alto costo ahora tendrán que adoptar este nuevo papel de reducir la producción para ajustar los precios. Y que está demostrando ser un proceso más lento Arabia Saudí hubiera actuado directamente.

En el transcurso de los próximos meses, el mercado de petróleo tendrá que encontrar un nuevo equilibrio en un mundo donde la elasticidad de la demanda se pone a prueba y la sensibilidad de suministro de los países fuera de la OPEP, y en particular el umbral del dolor para los productores estadounidenses, sea mejor entienda. Creemos que es necesario, al menos, otro millón de barriles de diarios de recorte para equilibrar el mercado. Y hasta que no ocurra eso, el suelo para los precios es invisible.

P: ¿Cuáles son las razones de los grandes productores de petróleo para permitir este mercado a la baja, a pesar de que tienen la llave para detenerlo mediante la reducción de la producción?

Los miembros clave de la OPEP, y Arabia Saudí, en particular, están preocupados por la pérdida de cuota de mercado a expensas del creciente crecimiento de la oferta fuera del cartel, principalmente por parte de Norteamérica. Al entrar en la reunión de noviembre, Arabia Saudí tenía dos opciones:

Por un lado cortar la producción y reducir el excedente en el mercado del petróleo, con la posibilidad de apuntalar los precios, pero correría el riesgo de que otros proveedores dentro y fuera de la OPEP llenaran el espacio dejado por Arabia Saudita. También correría el riesgo de causar destrucción de la demanda, dado que parte de la debilidad de los precios se debe a que el crecimiento de la demanda mundial de petróleo se ha reducido a la mitad.

La otra opción que tenían era mantener la oferta y dejar que el mercado siga su curso en la búsqueda de un nuevo equilibrio. Esto puede ayudar a que el crecimiento de la demanda mundial de petróleo se recupere, gracias a unos precios del petróleo más bajos. Sobre todo cuando los mercados emergentes se enfrentan a la depreciación de las divisas, el débil crecimiento económico y la eliminación de los subsidios, como en el caso de la India, Indonesia. Esto también supone que las fuentes de energía más caras, como la producción de Norteamérica tienen que adaptarse a la nueva realidad de precios. Lo que está en juego en estos momentos es apoyar a Arabia Saudita, mantener la cuota de mercado, ayudar a que el crecimiento de la demanda mundial se recupere y, posiblemente, frenar todos los efectos de sustitución de fuentes.

Esto hace que el mercado del petróleo sea más eficiente, ya que el productor de bajo costo ya no es que recorta bombeo y es el productor de alto costo, menos eficiente, el que tiene que ajustar.

P: ¿Cree usted que la OPEP va a actuar antes de la reunión de junio?

R: Creemos que las intenciones de la OPEP son fuertes. Los últimos comentarios de algunos de los ministros de energía de los países que componen el cartel, como son el de Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos y Kuwait, sugieren que están dispuestos a dejar que los precios sigan su curso y no ajustarán la oferta. De hecho, el ministro de Petróleo de Arabia Saudí mencionó que no iba a recortar la producción aunque los precios cayeran a 30 o, incluso, 20 dólares por barril.

P: ¿Cree que en junio van a mantener de nuevo la producción en 30 millones de barriles al día?

R: Sí, parece que van a mantener los 30 millones de barriles por día. Además, no descarto que puedan elevar el objetivo a 31 millones de barriles al día para una mayor participación en el mercado y presionar más los precios para reducir el suministro de los países fuera de la OPEP más rápido.

Los últimos comentarios de la OPEP, especialmente en diciembre, cuando los precios se encontraban en 60 dólares sugieren que la organización quiere provocar una caída de precios rápida en lugar de una caída lenta y sostenida. Y es que una caída abrupta provoca un impacto total en América del Norte y otros proveedores de alto costo que tienen que reducir la producción. En cambio, una caída lenta podría dar tiempo a los países de fuera de la OPEP a mantener la producción ajustando eficiencias y consolidándose.

P: ¿Cuál es el papel de Estados Unidos? Porque los precios actuales son insostenibles para el fracking

R: Uno de los motivos por los que la OPEP ha adoptado esta postura es que la producción de Estados Unidos ha crecido enormemente y ha comido cuota de mercado a la OPEP. EEUU es productor de alto costo, así que se espera que la estrategia de la OPEP esté encaminada a obligarle a recortar la producción.

Sin embargo, el auge de este tipo de petróleo no ha terminado. La tecnología ha venido para quedarse. Y el espíritu emprendedor que primero aceleró el avance de este tipo de suministro en EEUU está todavía vivo. Ahora están tratando de reducir costos y ser más eficientes.

Podríamos ver una desaceleración eventual en el crecimiento de la producción de petróleo, pero no veremos al sector desaparecer de la noche a la mañana. El shale oil se consolidará, reducirán costos y mejorarán la tecnología con el mismo espíritu emprendedor con el que ha nacido.

P: ¿Cree que vamos a ver más caídas de precio o durante el segundo trimestre el barril rebotará a 70 dólares?

R: Habrá más caídas para equilibrar el mercado y ver recortes de producción. Las caídas de precios sólo se traducen en que las empresas petroleras reducen el gasto de capital, y esto afectará a la producción de petróleo en el futuro más que en el momento.

El equilibrio, sin embargo debe tener lugar ahora. Por eso podemos ver los precios del petróleo irse hasta el punto en el que les hace mucho daño, con cierres inmediatos de los productores que necesitan el petróleo más caro.

Dicho esto, una vez que tengamos a estos productores fuera de la curva de la oferta, el mercado tendrá que recuperarse por encima de 60 dólares a largo plazo para que pueda sostener toda la curva de oferta

P: ¿Cuánto tiempo podría durar este mercado bajista?

R. El superávit actual que hay en mercado del petróleo es de alrededor de un millón de barriles al día. Cuanto más tiempo dure esta situación, más aumentarán los inventarios. Ya en 2014 los inventarios empezaron a crecer y si esta tendencia continúa este año, ya un ritmo más rápido, se creará una gran sobreoferta en el mercado y esto impondrá un tope a la subida de precios.

Tenemos que tener en cuenta que el auge de esquisto no ha terminado, con todo lo que está ocurriendo sólo se logrará que se tome un respiro mientras los precios caen. Pero tiene la posibilidad de que la producción se vuelva más eficiente y los precios se recuperen con fuerza.

Miswin Mahesh, de Barclays Capital, no duda que la tendencia a la baja de los precios del crudo va a continuar hasta que los países que no pertenecen ala Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) comiencen a recortar su producción. El cartel no está dispuesto a ceder cuota de mercado y piensa presionar los precios lo que sea necesario hasta que otros exportadores no reduzcan la producción en, al menos, un millón de barriles diarios.

OPEP Petróleo