Repsol se sitúa en el bando perdedor de la caída del crudo tras la compra de Talisman
  1. Mercados
  2. Inversión
SEGÚN CITI

Repsol se sitúa en el bando perdedor de la caída del crudo tras la compra de Talisman

El petróleo sigue acaparando la atención. No es para menos. Pero hay que tener claro que a todas las empresas no les afecta por igual

Foto:

La mirada de todos los inversores se dirige en una misma dirección y no es preciosamente hacia Grecia, aunque el futuro de la Eurozona tal y como se conoce pueda estar en las urnas que saldrán a las calles el próximo 25 de enero.El color de los mercados estos días, y si nada lo remedia lo seráal menos durante los próximos seis meses, va a ser el negro petróleo.

Desde que el pasado 27 de noviembre la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) decidió no recortar la producción desde los 30 millones de barriles diarios, a pesar del desplome de los precios, los analistas han ido sucesivamente revisando a la baja sus previsiones para este año y el pronóstico medio de Bloomberg sitúa ya el Texas, de referencia en EEUU, en los 67 euros en el segundo trimestre y el Brent europeo en los 70 euros.

Pero esta espiral bajista del mercado de crudo tiene sus consecuencias más allá de las grandes cifras macroeconómicas, con Europa y Japón beneficiándose de una fuerte reducción del coste energético en pleno proceso de recuperación y con países como Rusia o Venezuela sufriendo los estragos que este desplome de los precios está suponiendo para sus arcas, en tanto que la mayor parte de los ingresos proceden de las exportaciones de oro negro.

Así, Citi ha identificado entre las grandes compañías petroleras, las llamadas big oil, las que pueden verse vencedoras y vencidas del descenso de los precios del petróleo, que ha llevado al Texas hasta los 51 dólares este lunes y al Brent hasta los 55 dólares.

En este sentido, los analistas de la firma de inversión estadounidense parten de una estimación media para los precios de 62 dólares por barril en 2015 “en tanto que por el lado del suministro, el mercado del petróleo necesita tiempo para reequilibrarse”, aseguran en el informe. Por ello, han reducido su expectativa para el beneficio por acción medio de las compañías del sector en un 29% entre 2015 y 2017 para el grupo formado por BG, BP, ConocoPhillips, Chevron, Eni, Galp, OMV, Shell, Repsol, Statoil, Total y ExxonMobil.

Sin embargo, entre estas doce, Citi considera que Chevron, ENI, Repsol y Galp son las que más afectadas se van a ver por el descenso de los precios. De hecho, para todas ellas aplica una rebaja de su recomendación. ENI pasa a “vender”, Chevron y Repsol de “comprar” a “neutral” y Galp es considerada como “neutral de alto riesgo”.

Y es que para todas ellas, “sus modelos de negocio están más cuestionados en un escenario más bajista para el crudo”, explican en su informe. Así, en el caso concreto de la española, desde Citi justifican que “tras la revisión de las previsiones para el crudo, la reciente compra de Talisman parece un valor marginal y ciertamente inferior al escenario barajado en el proceso de la operación”, aseguran los analistas. “El resultado es que la hoja de balance creemos que va a estar bajo presión en la parte baja del ciclo”, afirman.

Pero no todo son sombras entre las compañías del sector. En Citi ven oportunidades en aquellas compañías con “fuertes credenciales de crecimiento”, como es el caso de BG, Total y ConocoPhillips, y entre aquellas que se alinean rápido con las necesidades de sus accionistas en este momento del ciclo, estas son todas las anteriores más BP. Para estas cuatro compañías Citi recomienda “comprar”.

Repsol Petróleo Estrategias de inversión
El redactor recomienda