Vidrala confía en culminar la compra de Encirc para alargar su buena racha bursátil
  1. Mercados
  2. Inversión
ENCIRC LLEGARÍA EN EL MEJOR MOMENTO

Vidrala confía en culminar la compra de Encirc para alargar su buena racha bursátil

Después de tres años sucesivos de ganancias en bolsa, Vidrala se presenta en 2015 con la intención de dar continuidad a la racha. La compra de Encirc será clave

placeholder Foto: Planta de producción de Vidrala en Llodio
Planta de producción de Vidrala en Llodio

Después de tres años consecutivos de ganancias en bolsa, 2015 llega para Vidrala lleno de oportunidades. Sobre la mesa, una operación de compra que le colocaría como uno de los principales productores de envases de vidrio de Europa y que le permite dar un salto importante tanto en tamañocomo en diversificación geográfica.

Y es que Vidrala presentó el pasado 21 de diciembre una oferta por la británica Encirc, con actividad en Irlanda y Reino Unido. En este sentido, aunque las negociaciones están abiertas y no se ha formalizado un acuerdo, lo cierto es que los analistas comienzan a ver con buenos ojos la operación que puede servir de revulsivo para una compañía que ha venido consolidándose en el Mercado Continuo como uno de los valores que hay quetener en cuenta en las carteras de bolsa española.

De hecho, no es habitual que tantos analistas den cobertura a una compañía del Índice General de la Bolsa de Madrid cuya capitalización se limita a los970 millones de euros. Concretamente, trece firmas tienen en estos momentos recomendación sobre el valor, de las cuales un 33% aconseja “comprar”, frente a un 41% que está en vender. No obstante, tras el anuncio de las negociaciones con Encirc, varias de ellas han puesto en revisión Vidrala, mientras que una de ellas, Kepler Cheuveaux, ya ha elevado su consejo de “vender” a “mantener”.

“Creemos que la adquisición de la nueva compañía es un nuevo impulso de cara al crecimiento y a su posicionamiento en todo el mercado europeo”, asegura Paula Sampedro, analista de LinkSecurities que tiene el valor bajo revisión. “Dadas las experiencias anteriores, creemos que Vidrala sería capaz de llevar la integración de esta nueva compañía con ganancias de eficiencia y rentabilidad”, afirma.

Aunque el precio de la operación no se ha revelado, la compañía ha indicado que en ningún caso la deuda financiera neta superará las 3 veces ebitda –beneficio bruto de explotación- y ha anunciado que generará caja positiva desde la adquisición desde el primer año de integración, lo que reducirá el apalancamiento desde los niveles más altos que pueda registrar.

Pero la importancia de esta operación reside en lo que ello supone para el negocio de Vidrala. Si finalmente llega a buen puerto la compra, sus ventas aumentarán en un 65%, copará alrededor de un 35% del mercado en Reino Unido frente al 1% actual, completará su exposición actual centrada en el arco del Mediterráneo y ganará importantes cuentas comerciales por un nuevo enfoque ligado con la producción de cerveza frente al actual, centrado en el negocio del vino del Sur de Europa con clientes de menor tamaño.

Todo esto llegaría en un momento clave. Vidrala lleva años consolidando su posición de negocio e invirtiendo en la mejora de su eficiencia, rentabilidad y generación de caja de su negocio tras un fuerte proceso de expansión previo.

Un proceso que ha venido haciendo en un entorno adverso, tanto por el lado de la demanda, como por la presión inflacionistas de las materias primas –salvo en 2014 que el precio del crudo ha empezado a caer- y que el mercado ha sabido recompensar con una subida del 12,5% en 2012, del 78% en 2013 y del 9% en 2014, siempre batiendo al índice.

No en vano, el sector de los envases de vidrio es un sector cíclico que, además, tiene unos elevados costes fijos tanto por el lado de personal (muy cualificado y poco flexible ante los vaivenes de la demanda), como por la energía (los hornos que funcionan a 1.500 °C en proceso continuo) y por el hecho de que los hornos tienen que ser renovados completamente cada 10 años, lo que supone una inversión aproximada de 20 millones de euros que equivalen a la generación de caja generada en varios años.

Por eso 2015 se presenta prometedor para Vidrala y no sólo si se concreta la compra de Encirc. Por un lado, la compañía se va a beneficiar de la reducción de los costes por el lado de la energía –el crudo se debería mantener en el entorno de los 70 dólares si se cumplen las estimaciones de los analistas-; y por otro, de la recuperación de la economía global y, especialmente en España, que si se cumplen las proyecciones del Gobierno y del Banco de España podría ver como el Producto Interior Bruto (PIB).

Vidrala Mercado Continuo Perspectivas 2015