"El potencial estará en renta variable, con un Ibex que puede superar los 11.500 puntos"
  1. Mercados
  2. Inversión
Roberto ruiz-scholtes, banca privada de ubs

"El potencial estará en renta variable, con un Ibex que puede superar los 11.500 puntos"

Los inversores que quieran buscar oportunidades en 2015 tendrán que bucear en la renta variable. Al menos esa es la principal apuesta del equipo de UBS

Foto: Roberto Ruiz-Scholtes
Roberto Ruiz-Scholtes

Los inversores que quieran buscar oportunidades en 2015 tendrán que bucear en la renta variable. Al menos esa es la principal apuesta de UBS, que adelanta, además, una segunda mitad de año de gran volatilidad para la bolsa española, a medida que se acerquen las elecciones generales, y un Ibex 35 superando en algún momento los 11.500 puntos. Así lo ha explicadoRoberto Ruiz-Scholtes, director de estrategia de banca privada del banco suizo en España, que ve los principales riesgos en el escenario político.

PREGUNTA: ¿Cómo se presenta el panorama para España en 2015?

RESPUESTA: Pinta bien en el corto plazo, sobre todo en términos relativos. Pero teniendo en cuenta la profundidad de la crisis, el ritmo de recuperación es claramente insuficiente. En términos de PIB real estamos unos pocos puntos por debajo del nivel de inicio de la crisis, pero lo dramático, teniendo en cuenta el entorno de deflación y devaluación interna en el que vivimos, es que el PIB nominal es todavía un 5% inferior al que teníamos en 2008. Y también es una crisis que socialmente está dejando mucha gente atrás.

Aun así, es cierto que en cifras macroeconómicas estamos mejor que el resto de la zona euro. Es una tendencia de recuperación que se extiende y se consolida, y va a continuar en tanto que prosiga el ciclo global y que el principal riesgo está en el aspecto político.

P.: Las perspectivas de crecimiento del 2% para el año que viene son, según Luis de Guindos, hasta prudentes teniendo en cuenta otros factores que pueden ayudar a la recuperación como es la caída de los precios del petróleo. ¿Comparte esta visión?

R.: Los riesgos ahora están ligeramente sesgados al alza, pero de todas formas hay que tener en cuenta que el efecto que tiene la caída del precio del petróleo para la economía española viene con bastante retardo. En primer lugar porque las petroleras ya tienen buena parte de los contratos de suministro asegurados,con lo que el efecto de la caída de los precios va notándose con varios trimestre de retraso.

Estamos contemplando la previsión de que el precio del crudo, de media, va a estar en 70 dólares en 2015, es decir que va a ir rebotando en los próximos meses. Y en esas condiciones si lo aplicamos a rajatabla en los modelos sí que daría un potencial alcista adicional de 3 o4 décimas.Estamos hablando de un efecto claramente positivo, pero no es algo que cambie radicalmente la dinámica económica.

P.: Decía que los riesgos a los que se enfrenta España el año que viene son fundamentalmente políticos…

R.: Efectivamente. Lo que estamos viendo es una dinámica económica que va recuperando, una política fiscal menos restrictiva, un sector constructor que va a empezar a contribuir alguna décima al crecimiento, unas condiciones crediticias que poco a poco van mejorando, vamos a tener lo que llamamos un impulso crediticio positivo, y claramente el riesgo que tenemos es un deterioro de las condiciones políticas, que aumente la prima de riesgo, el coste del capital, que se reviertan algunas de las reformas emprendidas y que, al final, tengamos una desaceleración imprevista.

P.: ¿Creen que Podemos tiene opciones?

R.: Llevamos más de un año trabajando con los analistas políticos y estamos siguiendo esto muy de cerca. Hemos establecido varios escenarios, pero el escenario base sobre el que estamos trabajando es el de una gran coalición. Es un gobierno lo suficientemente sólido y centrado como para mantener las reformas y con capacidad de maniobra. Incluso, cogiendo las encuestas, la probabilidad de un gobierno de una coalición de izquierdas es un escenario que tiene una probabilidad de ocurrir limitada.

P.: ¿El principal riesgo desde el punto de vista político es que España se convierta en Italia?

R.:Es un escenario, pero de todas formas nosotros creemos que el peor escenario posible, que tendría impacto sobre los mercados financieros y con el paso del tiempo sobre la economía, sería un escenario de un parlamento ingobernable, de tener que volver a convocar elecciones en el primer trimestre de 2016. Que ni siquiera se pueda llegar a nombrar un presidente del Gobierno a final de año. Es un escenario que tenemos contemplado, porque por aritmética parlamentaria no es descartable y es el que tendría más efectos sobre la prima de riesgo y sobre el Ibex.

P.: ¿Hay que esperar una primera mitad de año de volatilidad si se toman las elecciones municipales como termómetro de las generales?

R.:La sensación en UBS es que los mercados van a tomar con cierta cautela los resultados que puedan salir de las municipales y las autonómicas y solo conforme nos acerquemos a las generales van a estar mirando con mucha más cautela a España. Es decir, la volatilidad la vemos mucho más en el segundo semestre que en el primero.

P.: La recuperación de España está encarrilada,pero la sensación no es lo suficientemente sólida como para resistir una nueva embestida del exterior...

R.: Hay un aspecto fundamental que hay que poner en contexto y es que el potencial de crecimiento a largo plazo de la economía española está claramente por debajo del 2%. El crecimiento medio que cabe esperar a lo largo de un ciclo, con años buenos y años malos, esperamos que apenas alcance el 1,5%. Quiere decir que un crecimiento entre el 2% y 2,4% en los próximos dos años, considerando ese efecto positivo del precio del petróleo es un crecimiento bueno, considerando sobre todo que el resto de Europa, que es el principal destino de nuestras exportaciones, sigue en crecimientos muy raquíticos, que van a superar el 1% en 2015.

P.: En este contexto, ¿ve oportunidades de inversión en el mercado español?

R.:Sí, más en la renta variable que en la renta fija. Nuestra previsión es que la prima de riesgo en España siga descendiendo, aunque a mucho menos ritmo del que ha tenido hasta ahora. El nivel de equilibrio que damos para el año que viene es de 90 puntos básicos, pero claro, también esperamos un ligero repunte de los tipos de la deuda alemana. Es decir, los tipos nominales de la deuda española en nuestras estimaciones estarían repuntando, incluso, un poco, y el retorno que esperamos de media ronda el 1%. Mejor que la liquidez, pero nada para tirar cohetes.

Tampoco vemos mucho valor en los bonos corporativos, así que es claramente en renta variable, sobre todo teniendo en cuenta el punto actual con la corrección de las últimas semanas, donde vemos bastante potencial, con un crecimiento de beneficios bastante elevado, unos múltiplos que están ligeramente infravalorados. Y con las perspectivas de que el Ibex 35, en algún momento del año que viene, pueda estar superando los 11.500 puntos.

P.: ¿Hay algún sector que le guste más?

R.: Aquí la preferencia es por los pocos representantes que tenemos en bolsa española de compañías exportadoras, que es un nicho de mercado. Y por los dos grandes bancos, que tienen recorrido. Tienen una situación de balance de menor exposición a España, de crecimiento internacional, que puede hacer que se recupere con cierta fuerza.El hecho de que la bolsa española lo vaya a hacer mejor que el resto de bolsas europeas es porque tenemos una bolsa muy singular, donde el 40% del peso son financieras.

UBS Roberto Ruiz-Scholtes Perspectivas 2015