LA OPEP DESCARTA ACCIONES HASTA JUNIO

El crudo Brent pierde los 60 dólares, pero el Texas logra aguantar los 56

Emiratos Árabes ha echado más leña al fuego del crudo tras asegurar que no habrá recortes en la producción aunque el precio caiga a 40 dólares

Foto: El crudo Brent pierde los 60 dólares, pero el Texas logra aguantar los 56

Sólo suena una palabra en las mesas de contratación, casas de análisis y demás corrillos y foros de mercado: petróleo. Cada día que pasa el precio del oro negro marca un nuevo mínimo y ya se encuentra en los niveles de hace cinco años. En una sesión llena de altibajos, el Brent europeo ha perdido casi un 2% y ha cerrado por debajo de 60 dólares por primera vez desde mayo de 2009, mientras que el Texas americano ha acabado en tablas en 56 dólares.

Ayer el ministro de Energía de Emiratos Árabes Unidos, Suhail Al-Mazrouei, fue el encargado de poner patas arriba una sesión que transcurría con cierta calma e, incluso, con intentos de rebote tras las caídas de la semana anterior. Y es que el mandatario ha asegurado que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) no recortará la producción desde los 30 millones de barriles diarios aunque el precio baje de los 40 dólares.

De esta manera, Al-Mazrouei disipa los rumores sobre un posible adelanto de la próxima reunión del cartel, prevista para el 5 de junio, como apuntó el pasado viernes Venezuela, uno de los países que más está sufriendo el desplome del crudo, hasta el punto de que la semana pasada la agencia de calificación Moody´s advertía que podía caer en bancarrota si el precio baja a 60 dólares. 

Ya el pasado domingo, la propia OPEP atribuyó la espiral bajista del crudo a la especulación y descartó llevar a cabo recortes de producción, aunque el precio siga bajando en los próximos tres meses.

Rusia, Venezuela e Irán, los mayores damnificados

Una circunstancia que no es tan descabellada si se atiende a las previsiones de los expertos. Así, hay firmas de análisis, como Morgan Stanley, que sitúan el precio en los 43 dólares en el segundo trimestre de 2015 si se cumple el peor escenario que contemplan, mientras que voces autorizadas como Bill Richardson, ex secretario de Energía de EEUU, ven el barril en los 45 dólares.

"Los soportes que podían plantear un escenario de deterioro en tendencia se han más que perforado en las últimas semanas. Ahora el mercado deberá determinar sus niveles de recomposición. No intentemos hacerlo nosotros", asegura Carlos Doblado, fundador de Ágora Asesores Financieros Eafi y analista técnico de El Confidencial.

La pregunta ahora es ¿a quién beneficia esta caída de los precios del petróleo y por qué? En este sentido hay teorías para todos los gustos. Por un lado, el interés de Arabia Saudí -la principal opositora a recortes de producción de la OPEP en la reunión del pasado 27 de noviembre- por parar el avance del fracking en Estados Unidos, que puede convertir a la primera potencia económica del mundo también en el mayor exportador de crudo en 2020 gracias al shale oil. Y, por otro lado, del propio EEUU para aislar a los países que le pueden resultar 'incómodos' y, además, apoyar la recuperación económica de Europa y Japón.

Y es que los mayores perjudicados de este desplome del petróleo no son otros que Rusia, Venezuela e Irán. "La mitad de los ingresos fiscales provienen de la venta de energía. ¿Qué hace EEUU? A estos países, que le están haciendo la vida difícil pero que no les va a abrir frentes militares, impide una transferencia de rentas hacia ellos", aseguraba Ramón Forcada, director de análisis de Bankinter, a El Confidencial.

En este sentido, Peter Van der Welle, estratega de Robeco, asegura que "para muchos activos energéticos, especialmente las empresas de servicios petroleros, los efectos son negativos. Y un bajo precio del petróleo es un claro símbolo de alerta roja para los activos rusos", asegura el experto. "El país es muy dependiente de las exportaciones de petróleo y gas y bien podría entrar en recesión el próximo año. Su moneda ya está bajo una fuerte presión debido a las sanciones económicas".

Así, paralelamente a la caída del petróleo, el rublo se desplomó el lunes otro 8% y la bolsa de Moscú un 10%. No en vano, el Banco de Rusia reconoció que en el caso de que el petróleo marque un precio de 60 dólares en 2015, la economía del país se contraerá entre un 4,5% y un 4,7%.

Inversión
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios