Es noticia
Menú
Entre siglas anda el juego de Draghi: el TLTRO marcará el camino al QE europeo
  1. Mercados
  2. Inversión
cita clave para el banco central europeo

Entre siglas anda el juego de Draghi: el TLTRO marcará el camino al QE europeo

La segunda ronda de financiación bancaria condicionada determinará los próximos pasos del BCE. Los bancos españoles podrían pedir 20.000 millones de euros

Foto: El presidente del BCE, Mario Draghi
El presidente del BCE, Mario Draghi

No se reúne el Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE). Ni su presidente, Mario Draghi, ofrecerá una rueda de prensa para valorar el resultado. Ni se anunciarán nuevas medidas. Pero de lo que ocurra hoy dependerán en gran medida los próximos pasos monetarios del BCE. En especial, si se da prisa en lanzar un programa de expansión cuantitativa (QE). Todo ello es lo que está en juego este jueves con la segunda de las dos rondas iniciales de financiación bancaria condicionada a largo plazo, conocida por las siglas TLTRO.

¿Por qué tiene tanta importancia esta cita? Por dos motivos. El primero, la decepción que dejó la primera ronda, que tuvo lugar en septiembre. Se esperaba que los bancos demandaran entre 100.000 y 150.000 millones de euros al BCE en el primer TLTRO. Pero solo pidieron 82.600 millones, con lo que se quedó muy debajo de las expectativas. Y el segundo, que con las dos operaciones iniciales del TLTRO, que tendrá continuidad en 2015 y la primera mitad de 2016 con operaciones trimestrales, el BCE perseguía la aspiración de bombear a los bancos hasta 400.000 millones de euros y poner su balance rumbo a los 3 billones de euros a los que Draghi quiere engordarlo. Sin embargo, y tras el débil dato de septiembre, ambos objetivos se antojan complicados salvo que hoy la petición de los bancos se dispare por encima de los 200.000 millones de euros.

¿Y qué se espera? Pues no tanto. El consenso de mercado recogido por Bloomberg contempla en torno a 150.000 millones, con pronósticos que oscilan entre los 90.000 y los 250.000 millones de euros. Incluso alcanzando esta cota -el resultado se conocerá hacia las 11:15 horas-, se quedaría siempre por debajo de los 400.000 millones.

Cuanto más se aleje la cifra definitiva de esos 400.000 millones, más difícil lo tendrá el BCE para hacer realidad su "intención" de ampliar su balance hasta los 3 billones -ahora está en los 2,038 billones- y más urgente será la necesidad de aplicar más medidas, con el QE a la cabeza. Como exponen desde Citi, la compra directa de activos puede dar más control al BCE sobre el control de su balance, con lo que un flojo TLTRO daría "una justificación técnica para lanzar el QE".

En el caso de la banca española, se espera lo mismo. Esto es, que pida más dinero que en septiembre, pero sin llegar al máximo que le correspondería.

En principio, y como en las dos primeras rondas del TLTRO las entidades solo pueden pedir una cifra equivalente al 7% de los préstamos que tenían concedidos al sector no financiero con fecha 30 de abril de 2014, los bancos españoles podrían demandar en total 54.000 millones de euros. Como en la primera ronda pidieron 15.000 millones, aún podrían solicitar 39.000 millones. Sin embargo, tanto las previsiones como las intenciones comunicadas por las propias entidades apuntan a que podrían pedir en torno a 20.000 millones adicionales, para un total que rondaría los 35.000 millones entre septiembre y diciembre.

Tanto los datos generales como los correspondientes a las entidades españolas generan una rápida pregunta: ¿por qué no piden los bancos más dinero cuando el BCE está dispuesto a prestárselo al 0,15% por un periodo máximo de cuatro años? Por varios motivos.

El primero, y fundamental es que, a diferencia de 2011 y 2012, los bancos no tienen ahora problemas de liquidez. Entonces, y con el mercado seco, el BCE les ofreció unos préstamos similares, bajo el paraguas de las siglas LTRO, que se saldaron con una demanda total de 1 billón de euros. Pero la situación ha cambiado. De hecho, actualmente les sobran a los bancos europeos unos 100.000 millones de euros al día. Y si les sobra dinero, ¿para qué van a pedir más? "El mensaje de los bancos es: estamos llenos de liquidez, lo que necesitamos es capital", confirman desde Royal Bank of Scotland (RBS). Además, en caso de que tengan necesidades puntuales de liquidez, pueden seguir personándose en la barra libre semanal con la que el BCE les presta todo el dinero que le pidan al interés oficial, que ahora está en el 0,05%.

Pero hay un segundo motivo que ha ido creciendo con el paso del tiempo. Como el problema no es de liquidez y los bancos necesitan generar negocio en un contexto de tipos de interés en mínimos históricos, a su actividad y a su cuenta de resultados le puede venir mejor el QE que el TLTRO. Y como el primero está ligado a que el segundo no sea un éxito, ¿para qué van a apurar los 400.000 millones? Fuentes del mercado aseguran que los bancos acudirán para no molestar al BCE ni a Draghi, pero sin ir a por todas para que el QE acabe siendo una realidad.

No se reúne el Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE). Ni su presidente, Mario Draghi, ofrecerá una rueda de prensa para valorar el resultado. Ni se anunciarán nuevas medidas. Pero de lo que ocurra hoy dependerán en gran medida los próximos pasos monetarios del BCE. En especial, si se da prisa en lanzar un programa de expansión cuantitativa (QE). Todo ello es lo que está en juego este jueves con la segunda de las dos rondas iniciales de financiación bancaria condicionada a largo plazo, conocida por las siglas TLTRO.

Mario Draghi Banco Central Europeo (BCE)
El redactor recomienda