El temor a la recesión golpea al rublo y pone a prueba los nervios del Banco de Rusia
  1. Mercados
  2. Inversión
vuelve a caer contra el euro y el dólar

El temor a la recesión golpea al rublo y pone a prueba los nervios del Banco de Rusia

La divisa rusa insiste en sus caídas y cada descenso adicional incrementa la sensación de que Rusia se enfrenta a una amenaza financiera cada vez más seria

placeholder Foto: La presidenta del Banco de Rusia, Elvira Nabiullina
La presidenta del Banco de Rusia, Elvira Nabiullina

El año comenzó con convulsiones en el mundo emergente. Y terminará del mismo modo, en este caso con un protagonista muy definido: Rusia. Su situación económica y financiera cada vez ofrece más dudas y esta sensación continúa reflejándose en la caída del rublo. La moneda rusa no deja de caer y camina hacia su año más bajista desde el colapso de 1998, cuando devaluó su moneda e impagó su deuda.

Este martes, el mercado sigue con su castigo al rublo. El euro se aprecia un 3%, hasta los 66,4 rublos, y el dólar escala casi un 4%, hasta los 53,6 rublos. En ambos casos, se encuentran en máximos históricos contra la divisa rusa.

La caída del rublo, que en lo que va de año pierde un 32% de su valor contra el euro y un 40% contra el dólar, es el mejor termómetro de las crecientes dudas que transmite Rusia. Como trasfondo, la sombra cada vez más alargada de que la economía caiga en las garras de la recesión en 2015. Tanto es así, que el Ministerio de Economía ruso ha revisado preliminarmente sus previsiones para el año que viene. Si antes pronosticaba un crecimiento del 1,2%... ahora prevé una contracción del 0,8%.

Mientras el país ve por un lado que su economía se enfría, por otro presencia el calentamiento de los precios. Tras escalar en octubre hasta una tasa interanual del 8,3%, este jueves se conocerá el dato de inflación de noviembre, que podría arrojar una tasa del 8,9%. Los precios no se encarecían a este ritmo en Rusia desde 2011.

Con la recesión presionando en un sentido y la inflación en el contrario, la situación actual está poniendo a prueba los nervios del Banco de Rusia. Y la semana que viene, si es que no se ve obligada antes a actuar con urgencia, la entidad presidida por Elvira Nabiullina mostrará sus cartas. Celebrará su reunión el 11 de diciembre, y tras subir los tipos de interés del 8 al 9,5% a finales de octubre, solo 1 de los 14 expertos consultados por Bloomberg descuenta un nuevo repunte. Se trata de Mikhail Gonopolskiy, que pronostica un incremento de medio punto, hasta el 10%.

Este escenario también deja su huella en la bolsa y la deuda pública. El índice RTS cae un 3% y recula hasta los 926 puntos, con lo que insiste en sus mínimos desde 2009. Y la rentabilidad de los bonos a dos y cinco años se mueve por encima del 11%.

Noticias de Rusia Rublo
El redactor recomienda