Es noticia
Menú
CIE Automotive, la niña bonita del Continuo, entra en el radar del Santander
  1. Mercados
  2. Inversión
EL MERCADO COINCIDE: HAY QUE COMPRAR

CIE Automotive, la niña bonita del Continuo, entra en el radar del Santander

A CIE Automotive se le multiplican las novias. El último en sumarse a la lista de analistas que miran con mucho cariño el valor ha sido Robert Jackons, de Santander

Foto: El presidente de CIE Automotive, Antón Pradera
El presidente de CIE Automotive, Antón Pradera

A CIE Automotive se le multiplican las novias. El último en sumarse a la lista de analistas que miran con mucho cariño el valor ha sido Robert Jackons, de Banco Santander, que ha comenzado su cobertura con una recomendación de “comprar” y un precio objetivo de 13,15 euros, lo que supone un potencial del 14% respecto al cierre de ayer.

Y ya son once en total las firmas interesadas por la compañía. Se trata de un número bastante elevado teniendo en cuenta el reducido seguimiento que se hace de las empresas de mediana y pequeña capitalización de la bolsa española y que, hace exactamente un año, Cie Automotive -1.475 millones de valor bursátil- contaba con apenas seis recomendaciones.

Además, mientras que el 31 de diciembre sólo un 50% de ellas apostaba por el valor, en estos momentos, el 90% de los analistas tienen al fabricante de suministros para automóviles bilbaíno en “comprar”, con un potencial medio de crecimiento superior al 16%,a pesar de haber subido más de un 40% desde el pasado mes de enero. Sólo Eva Dimensions aconseja "vender".

“Por un lado, el mercado está descontando la recuperación de las ventas de coches, porque de lo contrario el valor no se hubiera pegado este rally”, explica Álvaro Arístegui, de Ahorro Corporación que ve las acciones en los 13,04 euros. “Pero, por otro, CIE lleva años comprando empresas que no atraviesan buenos momentos, las ponen al día y las hacen rentables… Y este año han hecho compras importantes”, asegura el experto.

Por ejemplo, en 2013 la empresa presidida por Antón Pradera llevó a cabo una gran operacióncon la firma de una alianza estratégica con el gigante indio Mahindra para crear una filial –Mahindra CIE Automotive- que aglutina todo el negocio de componente de la india y las fábricas de forja que CIE tiene en España y Lituania y que le permite expandirse por el mercado asiático. A esto hay que sumar cuatro plantas en México o la apertura de una nueva planta en Rusia para suministrar recambios a la fábrica de Renault y Nissan.

Y es que el éxito de esta compañía reside en su propio modelo de negocio. De entrada es uno de los pocos operadores de su segmento con una tecnología propia capaz de producir el mismo componente a partir de todas las tecnologías posibles, con lo cual puede vender sus productos tanto a proveedores de funciones como a fabricantes de vehículos.

Esto es así por su carácter marcadamente innovador. El grupo está muy orientado a los procesos de producción y hace importantes inversiones en I+D+I. Además, su modelo de negocio se apoya en una fuerte diversificación tanto tecnológica, como geográfica y comercial, “lo que le permite minimizar riesgos y mantener sus márgenes”, explican desde Link Securities, que auguran una revalorización adicional de sus acciones en bolsa del 18,8%. Además, esto les permite “tener la capacidad de suministrar cualquier tecnología en cualquier parte del mundo, en función de las necesidades de sus clientes”, concluyen los expertos.

Como no podía ser de otra manera, estas virtudes quedan plasmadas en los números. En el primertrimestre del año, el grupo alcanzó máximos históricos en términos de ventas, beneficio neto y resultado bruto de explotación (ebitda). Así, hasta septiembre, CIE Automotive obtuvo un beneficio neto de 60 millones de euros, lo que supone un incremento del 31,3% respecto al mismo periodo del año anterior, unas ventas de 1.612 millones (un 29% más) y un resultado bruto de explotación (ebitda) de 212 millones de euros (un 21,5% más).

Pero, lo más importante, es que el mercado confía en que cumplirá sus objetivos para el periodo 2013-2015. CIE Automotive espera que sus ventas alcancen los 2.700 millones de euros el año que viene, con un resultado neto de explotación (ebit) superior al 8% de la facturación ajustada, esto es, sin gasóleo para mezcla. Para ello, la compañía llevará a cabo unas inversiones de 700 millones de euros mientras reduce, a su vez, su ratio de endeudamiento financiero neto hasta 2 veces ebitda, todo ello manteniendo el dividendo en el 30% del beneficio neto atribuible.

A CIE Automotive se le multiplican las novias. El último en sumarse a la lista de analistas que miran con mucho cariño el valor ha sido Robert Jackons, de Banco Santander, que ha comenzado su cobertura con una recomendación de “comprar” y un precio objetivo de 13,15 euros, lo que supone un potencial del 14% respecto al cierre de ayer.

CIE Automotive Estrategias de inversión Renta variable