El yen acentúa su caída al abrigo de las dudas del Banco de Japón sobre los precios
  1. Mercados
  2. Inversión
en mínimos de 2007 contra el dólar

El yen acentúa su caída al abrigo de las dudas del Banco de Japón sobre los precios

Esta vez, Kuroda no ha sorprendido. Ha dejado la estrategia del Banco de Japón como estaba... aunque sobre todo ha alertado del enfriamiento de la inflación

Foto: El gobernador del Banco de Japón, Haruhiko Kuroda
El gobernador del Banco de Japón, Haruhiko Kuroda

Esta vez, Haruhiko Kuroda se lo ha tomado con calma. Bastantes emociones fuertes ha tenido Japón esta semana, ha debido pensar. Primero, el lunes se conoció que la recesión está de vuelta en la economía nipona. Y segundo, el martes el primer ministro, Shinzo Abe, anunció la convocatoria de elecciones anticipadas para someter a escrutinio su controvertida política económica, bautizada como Abenomics. En este contexto, el gobernador del Banco de Japón ha entendido que en esta ocasión era mejor quedarse quieto, y más aún tras la sorpresa que ofreció a finales de octubre, cuando comunicó que la institución imprimirá más yenes con la adquisición de más activos en los mercados.

Aunque la cita monetaria de noviembre se salda por tanto sin cambios en la estrategia del Banco de Japón, Kuroda sí ha dejado mensajes inquietantes en su comparecencia. Principalmente uno: que "es posible que la inflación subyacente caiga por debajo del 1%", cuando hasta la fecha manejaba previsiones entre el 1,5 y el 2% y cuando su objetivo es situarla precisamente en el 2%. Es decir, avisa del riesgo de que la extraordinaria medicina monetaria que viene aplicando desde 2013 para erradicar la deflación no esté siendo exitosa.

En abril de 2013, el Banco de Japón se comprometió a duplicar la oferta monetaria del país para finales de 2014 comprando activos a un ritmo de 70 billones de yenes al año. Y el pasado 31 de octubre volvió a la carga para acelerar este ritmo hasta los 80 billones de yenes -unos 545.000 millones de euros, al cambio actual-. Todo ello, con la pretensión de desterrar la deflación que arrastra el país desde hace más de 10 años y de reactivar el crecimiento económico.

Los comentarios de Kuroda sobre los precios reactivan este miércoles la caída del yen porque el mercado interpreta que estas palabras alimentan la posibilidad de que el Banco de Japón, lejos de cambiar su estrategia, la potencie. Es decir, que en el futuro amplíe aún más la base monetaria. Y como eso supondría crear más yenes, el precio de cada yen cae.

El euro se ha apreciado un 0,8% contra la divisa japonesa, hasta los 147,7 yenes, y el dólar sube un 0,7%, hasta los 117,7 yenes. En el caso del euro, no compraba tantos yenes desde 2008; en el del dólar, desde 2007.

La reacción en la renta variable ha sido más tibia. El Nikkei 225 ha bajado un 0,3%, hasta los 17.288 puntos. En lo que va de año, el índice japonés acumula un avance del 6,1%.

Shinzo Abe Haruhiko Kuroda Banco de Japón Política monetaria Japón Nikkei
El redactor recomienda