Los bancos centrales convierten el mercado de divisas en un polvorín
  1. Mercados
  2. Inversión
EL EURO CAE A MÍNIMOS DESDE 2012

Los bancos centrales convierten el mercado de divisas en un polvorín

Si los bancos centrales son los que vienen marcando el ritmo desde que comenzó la crisis, en la última semana han revuelto aún más el mercado de divisas

Foto:

Si los bancos centrales son los que vienen marcando el ritmo desde que comenzó la crisis financiera en 2007, a la que siguió la crisis de deuda en Europa con el rescate de Grecia en 2010, en la última semana han revuelto aún más los mercados, especialmente el de divisas, con sus anuncios sobre política monetaria.

El miércoles la Reserva Federal cumplió el guión anunciado el final definitivo de su QE -quantitive easing o expansión cuantitativa-. Sin embargo, dos días más tarde, el Banco de Japón puso todo patas arriba tras ampliar por sorpresa su programa de estímulos a 80 billones de yenes. Ahora el balón está sobre el tejado del Banco Central Europeo (BCE) y, aunque es muy poco probable que sorprenda con nuevas medidas, la esperanza es lo último que se pierde.

Con todo, el mercado de divisas se ha convertido en un polvorín. Hoy el euro ha retrocedido posiciones frente al billete verde y se cambia a 1,2488 dólares, aunque ha llegado a caer hasta los 1,2440 dólares, su nivel más bajo desde agosto de 2012. En cuanto al yen, el dólar ha subido hasta alcanzar máximos de siete años en los 112,9 yenes. Al cierre del mercado europeo el cruce se sitúa en los 119,9 yenes.

Mientras la economía de Estados Unidos alcanza velocidad de crucero -el Producto Interior Bruto (PIB) creció un 3,5% en el tercer trimestre, más de lo esperado- la recuperación de la Eurozona se estanca y preocupa cada vez más. Así, no es de extrañar que todas las miradas estén puestas en la reunión del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) del próximo jueves.

Y es que, después de ver lo que ocurrió en Japón el pasado viernes, donde el gobernador de su banco central Haruhiko Kuroda sacó adelante la ampliación del mayor programa de estimulo de su historia sin el apoyo unánime de su consejo, una sección del mercado espera que en Europa ocurra lo mismo con el anuncio de un QE en el amplio sentido de la palabra.

"QE, QE, QE... Sí, repítanlo muchas veces. Y de hecho, quizás nos creeremos que el BCE pueda anunciarlo en términos amplios (con deuda pública incluida) incluso esta misma semana", aseguraba José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citi. "De hecho es lo que ya nos anuncian algunos medios", afirma el experto.

Pero no son las únicas divisas afectadas por las políticas monetarias. Rusia ya no sabe que hacer para contender la sangría que sufre el rublo, que acumula un descenso superior al 20% en lo que va de año. De hecho, el viernes pasado su banco central subió los tipos de interés del 8 al 9,5% para frenar el desplome aún a costa de dañar aún más la maltrecha economía del país, que amenaza con caer en una recesión. Sin embargo, este golpe de efecto sirvió de poco y hoy el rublo vuelve a marcar nuevos mínimos históricos contra el dólar tras tocar los 43,06 rublos y el euro, en los 53,18 de mínimo intradía.

Divisas Yen Dólar Banco Central Europeo (BCE)
El redactor recomienda