eleva los intereses del 8 al 9,5%

La drástica subida de los tipos en Rusia no impide que el rublo sufra un nueva sacudida

Se esperaba que subiera los tipos. Pero no tanto. El Banco de Rusia ha elevado el precio del dinero del 8 al 9,5% para apoyar al rublo y luchar contra la inflación

Foto: La gobernadora del Banco de Rusia, Elvira Nabiullina
La gobernadora del Banco de Rusia, Elvira Nabiullina

En un rincón, la presión de la inflación, acentuada por la intensa caída del rublo; en otro, el enfriamiento del crecimiento, con la caída del petróleo debilitando la economía. Se trata de Rusia, y este es el dilema al que se enfrenta... y al que ha hecho frente este viernes su banco central. ¿Cuál de los dos problemas ha decidido atacar? El primero. ¿Y cómo lo ha hecho? ¡A la desesperada! Con una contundente subida de los tipos de interés del 8 al 9,5%, cuando el repunte que se esperaba se limitada a medio punto porcentual, hasta el 8,5%.

La entidad gobernada por Elvira Nabiullina adopta esta decisión con el firme propósito de intentar detener el desplome del rublo. En lo que va de año, la divisa rusa acumula una depreciación comprendida entre el 15 y el 25% contra el euro y el dólar estadounidense. Durante el último mes, las autoridades rusas habían consumido más de 20.000 millones de dólares de sus reservas en divisa extranjera para respaldar al rublo, pero no estaba teniendo demasiado éxito. Lo que sí ha provocado ha sido una sustancial caída de las reservas. Terminaron 2013 en los 511.000 millones de dólares y ya han mermados hasta los 439.100 millones, el nivel más bajo desde 2010. 

Para suplir la opción de las intervenciones en el mercado, Nabiullina se ha empleado a fondo con los tipos, una medida que también pretende frenar la fuga de capitales, alentada por el conflicto en Ucrania y las sanciones impuestas al país, y contener la inflación. En septiembre, los precios repuntaron a una tasa interanual del 8%, la mayor desde 2011, con lo que duplica su meta de mantener la inflación en el 4% a medio plazo. "La depreciación del rublo y las restricciones en la importación de ciertos alimentos impuesta en agosto han resultado en una mayor aceleración de los precios", argumenta la entidad. 

El problema para Rusia es que, en paralelo, su economía se enfría por momentos. "De acuerdo con las estimaciones del Banco de Rusia, la tasa de crecimiento económico en el último trimestre de 2014 y en el primero de 2015 será próxima a cero", avanza la entidad. Para el conjunto de 2014, las previsiones del Fondo Monetario Internacional (FMI) contemplan un exiguo crecimiento del 0,2%, que en 2015 apenas repuntará hasta elo 0,5%. 

El mercado quería más

Sin embargo, y aunque la institución ha superado las previsiones, el mercado quería más. Este jueves, el rublo registró subidas comprendidas entre el 3 y el 4% contra el euro y el dólar, una señal evidente de que el mercado esperada medidas contundentes. Y aunque el Banco de Rusia ha triplicado la subida prevista en los tipos, no ha anunciado una nueva estrategia cambiaria, algo con lo que sí contaba el mercado. Esta decepción ha provocado otra fuerte caída del rublo en la jornada del viernes. El euro se aprecia un 3%, hasta los 53,9 rublos, y el dólar, un 3,6%, hasta los 43 rublos. Ambas monedas se encuentran en zona de máximos históricos contra la divisa rusa. 

La decisión de Rusia manifiesta, a su vez, la distancia que existe entre las estrategias monetarias de los países desarrollados y de los principales emergentes. Porque, además del banco central ruso, el Banco de Brasil también ha elevado los tipos esta semana, en su caso del 11 al 11,25%, para plantar cara a la inflación. 

Inversión
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios