Golpe de efecto en Japón: Kuroda amplía el Abenomics a 80 billones por sorpresa
  1. Mercados
  2. Inversión
DISPARA EL NIKKEI Y HUNDE EL YEN

Golpe de efecto en Japón: Kuroda amplía el Abenomics a 80 billones por sorpresa

Sorpresa con mayúsculas en Japón. El gobernador de su banco central, Haruhiko Kuroda ha anunciado la ampliación de su base monetaria a 80 billones de yenes

Foto: Gobernador del Banco de Japón, Haruhiko Kuroda
Gobernador del Banco de Japón, Haruhiko Kuroda

Sorpresa con mayúsculas en Japón. El gobernador de su banco central, Haruhiko Kuroda ha querido dar un golpe de efecto en tanto que su programa de estímulo, hasta la fecha el mayor de la historia, no estaba funcionando como se esperaba. Lo ha hecho sin previo aviso, sin pistas en las semanas previas, para que el factor sorpresa jugara a su favor. Tal ha sido el hermetismo en sus intenciones que sólo tres analistas de los 32 que conforman elconsenso de Bloomberg apostaban por una ampliación del llamado Abenomics, que inició en abril de 2013.

Concretamente, Kuroda, con el apoyo de cuatro de los ocho miembros del consejo del Banco de Japón, ha decidido ampliar la base monetaria de la institución hasta los 80 billones de yenes, desde los entre 60 y 70 billones contemplados anteriormente. La entidad también decidió ampliar el plazo de madurez medio de los bonos de deuda nipona que adquirirá a partir de ahora hasta el entorno de 7 a 10 años (hasta 3 años más comparado con el anterior tope) y eleva su posición en bonos soberanos de los 50 billones a los 80 billones.

Así mismo, entre las medidas anunciadas también contempla el aumento de compras de ETFs hasta los 3 billones desde el billón actual y de J-REITs a 90.000 millones desde los 30.000 millones actuales.

No en vano, el país está viendo como su objetivo de conseguir una inflación del 2% en dos años no va por buen camino, mientras que la economía nipona no despega como se esperaba, incluso a pesar del desplome del yen frente al dólar, lo que debería potenciar las exportaciones.

De hecho, tras su reunión, el Banco de Japón ha recortado sus previsiones tanto para el Índice de Precios al Consumo como de crecimiento, ante la presión que está ejerciendo el aumento de impuestos en el consumo tras la primera subida del IVA en 17 años que se llevó a cabo el pasado 1 de abril.

Concretamente, en el caso del Producto Interior Bruto (PIB), la tercera economía del mundo crecerá un 0,5% en el ejercicio actual que concluye en marzo de 2015, medio punto menos de lo estimado anteriormente.

En cuanto a los precios, la bajada de la previsión fue de dos décimas a lo largo del próximo ejercicio, hasta dejar la inflación en el 1,7% interanual, muy lejos del objetivo del 2% planteado para 2015. Y es que a la caída del consumo se le une la presión deflacionista provocada por el derrumbe de los precios del petróleo.

No obstante, el Banco de Japón ha matizado queseguirá "creciendo a un ritmo por encima de su potencial" pese a estos factores y que su objetivo inflacionista se alcanzará "durante el ejercicio o en torno al ejercicio fiscal 2015", tal y como estaba previsto, con la activación de este paquete de flexibilización monetaria adicional.

La sorpresa ha llegado a los mercados en forma de fuertes subidas para la bolsa y desplome de la divisa. El Nikkei se ha disparado un 4,83% hasta su nivel más alto en siete años, en los 14.613 puntos, mientras que el yen se ha hundido hasta mínimos desde enero de 2008 frente al dólar en los 111,09 yenes en Tokio.

Haruhiko Kuroda Banco de Japón Política monetaria Mercados Nikkei
El redactor recomienda