Renta Corporación volverá a cotizar este jueves tras su suspensión en marzo de 2013
  1. Mercados
  2. Inversión
TRAS SUPERAR EL CONCURSO DE ACREEDORES

Renta Corporación volverá a cotizar este jueves tras su suspensión en marzo de 2013

Las acciones de la inmobiliaria vuelven este jueves al parqué después de su suspensión en marzo del pasado año, cuando cotizaban a un precio de 0,57 euros

placeholder Foto:

Las acciones de Renta Corporación volverán a cotizar en Nolsa este jueves, 30 de octubre, una vez que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) decidiera levantar la suspensión de negociación que dictó el 19 de marzo de 2013, fecha en la que la empresa solicitó concurso voluntario de acreedores.

La inmobiliaria volverá ahora a cotizar tras más de año y medio suspendida y tras superar su situación de insolvencia al lograr un acuerdo de pago de deuda con sus acreedores. Los títulos de la compañía fueron suspendidos cuando cotizaban a 0,57 euros, si bien en febrero de 2007 llegaron a alcanzar los 38 euros, lo que supone un desplomedel 98% en seis años.

No obstante, en un comunicado, el regulador del mercado señala la "necesidad" de que los inversores "presten atención" a la información facilitada por Renta Corporación en sus últimos hechos relevantes, en especial sobre su situación financiera, la propuesta de pago de su convenio de acreedores, y los riesgos a los que se enfrenta la empresa.

En especial, el organismo que preside Elvira Rodríguez "llama la atención" de los inversores sobre la situación financiera, patrimonial y de los negocios de Renta Corporación, y las "circunstancias acontecidas desde la fecha de declaración de concurso".

Asimismo, la CNMV pone el foco en la propuesta de pago de deuda que Renta Corporación incluyó en el convenio de acreedores y en el plan de viabilidad que lo acompaña.

También pide a los inversores analizar las principales magnitudes de la sociedad contenidas en su balance, cuenta de resultados y estado de flujos de efectivos referidos a los dos ejercicios previos a la fecha de solicitud del levantamiento de suspensión de cotización.

Además, el supervisor del mercado apunta al documento de la empresa en el que relata los "riesgos" a los que se puede enfrentar, como son los relativos al cumplimiento del convenio de acreedores, los vinculados con el negocio de la sociedad y del sector inmobiliario, la capacidad de la empresa para conseguir liquidez en términos favorables y el riesgo de capital.

La CNMV suspendió la cotización de Renta Corporación el 19 de marzo de 2013, tras solicitar la empresa concurso voluntario, con una deuda de 160 millones y alegando tensiones de tesorería", con el fin de "garantizar la viabilidad de la compañía y los derechos de sus acreedores.

El pasado mes de junio, algo más de un año después, Renta Corporación logró emerger del concurso al lograr respaldo suficiente de sus acreedores al plan de pago propuesto. En este plan, la inmobiliaria ofrece tres posibilidades para abonar su pasivo, que incluyen canje de deuda por activos, quitas progresivas y la conversión de pasivo en préstamos participativos.

Renta Corporación