Resultados, test de estrés... ¿Quedan motivos para creer en la remontada del Ibex?
  1. Mercados
  2. Inversión
tras la severa corrección

Resultados, test de estrés... ¿Quedan motivos para creer en la remontada del Ibex?

Dicen que la esperanza es lo último que se pierde, pero a tenor del severo correctivo que ha sufrido el mercado... ¿quedan todavía motivos para confiar en el selectivo?

Foto:

Dicen que la esperanza es lo último que se pierde, pero la fuerte corrección que han vivido los mercados en la última semana está haciendo que muchos pierdan la confianza en las posibilidades del Ibex 35 para alcanzar las exigentes perspectivas proyectadas a principios de año. En los últimos cinco días, el índice ha perdido los 10.000 puntos y se ha desplomado hasta niveles de febrero, con lo que se ha borrado de un plumazo la subida anual.

Este duro correctivo ha reactivado las alarmas y ha dejado en papel mojado todas aquellas predicciones que situaban al selectivo en el nivel de los 12.000 puntos a finales de año pasado. Parece que el optimismode principios del ejercicio ha sido espejismo en una Europa que no termina de arrancar, con la salud de las finanzas griegas de nuevo en el punto de mira.

No obstante, hay una serie de factores que pueden reanimar las constantes vitales del selectivo y que comenzarán a aflorarla próxima semana.La temporada de resultados en el parqué da comienzo en los próximos días, y en una semana se conocerá el resultado de los test de estrés que la Autoridad Bancaria Europea ha realizado a las entidades financieras. Con este escenario en el horizonte más cercano ¿qué puesta en escena puede presentar el Ibex?

Desde Selfbank, ven el cielo bastante despejadopara el índice. De hecho, manejan un escenario en el que el selectivo podría acabar el año en 11.000 puntos. “Creemos que, a priori, el Ibex debería recuperarse a medida que se vayan disipando las dudas que acechan al mercado”, señala Felipe López.

En cuanto al resultado de las pruebas a la banca, el experto cree que tendrá un “efecto positivo, ya que, salvo sorpresas, el sistema financiero español saldrá reforzado”. Cabe recordar que, si esto es así, el Ibex se podría beneficiar de ello, puesto que la banca supone el 40% del índice.

Nicolás López, de M&G, reconoce que la situación “está complicada, con la gran volatilidad que hay en el mercado”. Cabe mencionar que el VIX, el índice que mide esa volatilidad, ha llegado a dispararse esta semana hasta 28 puntos, su nivel más alto desde noviembre de 2011. En este punto también está de acuerdo José Luis Martínez, estratega de Citi en España, quien añade que, con esta volatilidad, “es normal que el inversor ponga pies en polvorosa”.

López no se atreve a realizar un pronóstico sobre lo que puede hacer el índice de aquí a final de año. No obstante, afirma que, en el corto plazo, “no tiene pinta de que vaya a recuperar mucho, aunque tampoco creo que esto vaya a ser el fin del mundo”.

“Entiendo que todo lo que está ocurriendo es una corrección normal en medio de un ciclo alcista”. En este contexto, cree que la caída podría llevar al Ibex hasta los 9.400 puntos, aunque sitúa al índice al cierre de 2014 en una horquilla que va desde 10.000 enteros hasta 10.500.

Pero no todos son tan optimistas. De hecho, algunos expertos creen incluso que la cosa puede empeorar. Es el caso de Carlos Fernández, de XTB, quien piensa que no hay motivos para esperar una remontada del índice español a corto plazo.

Para respaldar su argumento se traslada al otro lado del Atlántico, pues considera que lo que está por ocurrir en Estados Unidos va a influir bastante en la cotización de las bolsas. “Los resultados,que ya han comenzado allí, están siendo mixtos, y la Reserva Federal (Fed) está a punto de acabar con los estímulos y cada vez más cerca de subir los tipos de interés”, resalta.

Todo esto sumado al estancamiento europeo y “a la incapacidad que va a tener Mario Draghi para poder realizar compras de deuda pública”. Por ello, ve al Ibex 35 más cerca de los 9.200 que de los 11.000 puntosde aquí a que finalice el año.

Iván San Félix, de Renta 4, mantiene la esperanza en que este tropiezo se pueda recuperar. Pero avisa: en el mercado hay una serie de factores que deben corregirse. “Por un lado, hay países europeos que deben hacer reformas, como Italia y Francia, y también hay que ver que va a suceder finalmente con Grecia”.

Además, cree que convendría que el euro siguiera relajándose, “aunque en este sentido las preocupaciones son menores, pero también vendría bien que hubiera caídas adicionales”.

Por su parte, José Luis Martínez, aunque cree que el castigo “está siendo excesivo”, reconoce que esto tenía que acabar ocurriendo, “pues los inversores estaban comprando sin atender a los riesgos, y ahora ya son conscientes de ellos”.

“La situación actual es de excesivo pesimismo yse está vendiendo sin mirar lo que se tiene en cartera”, asegura Martínez, quien, a pesar de todo, sigue viendo en pie la recuperación, “pero será acorde con la evolución de los resultados”. En su opinión, a medida que el mercado se consolide, “el dinero volverá a las bolsas, pero quizá tenga que pasarun año”.

Sistema financiero Mario Draghi Reserva Federal