VIII ROUND TABLE DE COTIZALIA

"Hay que aprovechar estos movimientos para aumentar exposición a España"

Los expertos de la VIII Round Table de Cotizalia analizan los retos a los que se enfrenta el mercado en el final de año con los bancos centrales en el foco

El mercado se  enfrenta a una recta final de año apasionante. Se respira un aire enrarecido en el ambiente. Los dos grandes bancos centrales, los de Estados Unidos y Europa, han tomado caminos diferentes, porque así lo han hecho sus economías. Y es que, mientras el primero consolida su recuperación, la segunda está viendo cómo se empieza a debatir la posibilidad de que se produzca una tercera recesión en la región.

Pero, aunque son muchos los asuntos que hay sobre la mesa (ralentización de la Eurozona, frenazo de Alemania, crisis en Francia, fortaleza del dólar, recuperación del mercado laboral en EEUU, desplome de las rentabilidades de los bonos, sobrecompra de la bolsa, etc.), lo que realmente preocupa al mercado se puede resumir en dos preguntas: ¿cuándo y cuánto intervendrá el Banco Central Europeo con su programa de compra de bonos? y ¿cuándo y cuánto subirá la Reserva Federal los tipos de interés?

Fueron estas dos cuestiones sobre las cuales pivotó el debate entre los expertos que asistieron a la VIII Round Table organizada por Cotizalia y M&G Investment y que coincidieron, en líneas generales, en cuatro puntos clave: Europa no va a caer en una tercera recesión; el BCE tiene munición para actuar, y lo hará; la subida de tipos en EEUU no debería hacer tambalear a los mercados, y en este nuevo mundo si se quiere obtener algo de rentabilidad hay que asumir riesgo. A partir de ahí, los matices, polémicas y los diferentes puntos de vista enriquecen una mesa redonda clave de cara al último trimestre.

El BCE va a impedir una tercera recesión en Europa

Ignacio Rodríguez Añino, director de ventas de M&G Investments tiene muy claro su escenario central: “No caemos en una tercera recesión”, afirma basándose en la capacidad que ha adquirido el BCE para mover los hilos de la recuperación en Europa. “Las políticas de liquidez que ya ha aplicado Draghi tienen que empezar a dar sus frutos en cierta medida y, sobre todo, Draghi tiene todavía más munición, que ya han utilizado otros bancos centrales y que debería ayudar en un momento puntual para reactivar la economía”, explica.

Los primeros meses del año que viene veremos seriamente planes de 'quantitative easing'

En este sentido, Juan Suárez de Figueroa, responsable de inversiones de A&G Banca Privada, va un paso más allá y asegura que está convencido de que “además, hay un acuerdo ya con Alemania” y que, aunque las declaraciones que hacen desde la ortodoxia germana van en contra de las políticas hiperexpansivas, “una vez que pase la revisión de activos del BCE y se vaya al segundo tramo del LTRO en diciembre, probablemente los primeros meses del año que viene veremos seriamente planes de quantitative easing y compras de bonos del Gobierno”. 

Sin embargo, sobre las bondades de que el BCE se ponga al frente de los mercados, Alberto Artero, director general de El Confidencial, difiere seriamente. “La aportación de Draghi, por mucho que se espere de ella, va a ser poco efectiva y ha provocado que se retrasen los modelos estructurales”, asegura.

El mercado no se cree una subida de tipos en EEUU

Y mientras en Europa el foco está la intervención del BCE, al otro lado del charco se debate todo lo contrario. En este sentido, los expertos difieren sobre cómo la subida de tipos en EEUU va a afectar a los mercados. Así, mientras Añino entiende que no va a sorprender porque va a ser “moderada y progresiva” y se ha estado anunciando desde hace años, Jaime Martínez, director de Inversiones de Fonditel añade una variable: “Que los mercados financieros en este ciclo han sido muy adictos a los estímulos monetarios”.

 

Round table Cotizalia - Mundo / Octubre 2014

 

Para Martínez, “a pesar de los datos de empleo, de lo que haya dicho la Fed, el mercado no se cree que vayan a subir los tipos de interés mucho; es más, piensa que van a subir poco, más tarde y el punto final al que lleguen va a ser mucho más bajo que en otros ciclos”.

Por eso, Tristán Pascual de Pobil, subdirector general de Mutuactivos, defiende la tesis de que “lo que ha generado EEUU durante siete años con tipos cero es tal distorsión y desequilibrio en el mercado de renta fija que la salida de ahí va a hacernos ser partícipes de la curva de aprendizaje”.

Una situación que queda recogida en los gráficos desde un punto de vista técnico. Así, Carlos Doblado, fundador de Ágora Asesores Financieros y analista de El Confidencial, insiste en que “el mercado no piensa en otra cosa más que en la deflación. Si te aproximas a la curva de tipos de las grandes economías y admites que hay cierta capacidad predictiva en algunos patrones, las señales de cara a este año son de comprar bonos americanos a diez años”, concluye.

España ha cogido tracción pero depende de Europa

En este contexto, España ha salido de la primera línea de fuego, en tanto que las reformas acometidas se empiezan a traducir en ligeros brotes verdes que valora la comunidad internacional. De hecho, la semana pasada el Fondo Monetario Internacional (FMI) elevaba sus previsiones de crecimiento en 2014 al 1,3% y en 2015 al 1,7%. El foco está ahora en Francia e Italia, ahora que “España ha cogido tracción”, como asegura Juan Suárez. Sin embargo, ¿existe el riesgo de caer en la complacencia? ¿La ralentización de Europa puede dar al traste con la recuperación del país?

España no va a hacer más reformas, y se va a quedar como la gran legislatura perdida

Para Tristán Pascual “desde un punto de vista de tendencia, las cosas en España están mucho mejor de lo que estaban el año pasado, pero sigue teniendo una dependencia importante de sus compañeros de viaje y el futuro va a depender mucho de lo que ocurra en Europa”.

Sin embargo, aunque se han emprendido muchas reformas, a juicio de los expertos éstas se van a quedar cojas. “España no va a hacer más reformas y se va a quedar esta legislatura como la gran legislatura perdida”, asegura Alberto Artero. Y esto es así “no tanto por lo que se ha hecho, que también, sino porque probablemente la mayoría absoluta permitía hacer mucho más”, concluye recordando que la mirada del Gobierno está ya en las próximas elecciones.

Además, el país se enfrenta a dos riesgos serios: por un lado, la fragmentación del espectro político, “que está muy condicionado a una evolución económica donde la realidad es que a día de hoy la presión sobre una parte sustancial de la ciudadanía sigue siendo muy importante”, explica Artero y, por otro, el problema independentista en Cataluña.

Cataluña puede ser el próximo cisne negro

Y sobre este último, hay dos visiones distintas: las de los inversores extranjeros y la que hay dentro. “Los británicos y los anglosajones en general son bastante legalistas –afirma Añino–, entonces no entienden que, si la ley no permite un referéndum, es bastante complicado que se dé, con lo cual no lo están metiendo en sus modelos”, asegura el experto.

"Como catalán y como persona que piensa que los cisnes negros son más habituales de lo que pensamos, yo me lo tomaría en serio si fuera un británico, porque mis compatriotas se lo toman bastante en serio y les da igual lo que les pueda suceder: si tienen que pasar las siete plagas pues hay que pasarlas porque toca”, afirma Doblado.

Con todo, lo cierto es que España continúa siendo atractiva y las recientes correcciones del mercado se deben entender como una oportunidad de entrada más que como un cambio de tendencia que haya que temer. Así, Juan Suárez de Figueroa recomienda “aprovechar estos movimientos de incertidumbre que se están dando en el último trimestre del año para incrementar exposición al mercado español”, concluye.

Inversión
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios