entre rumores de otro rescate al país

El bono griego sube hasta el 7% mientras Syriza gana enteros como opción política

La rentabilidad del bono heleno a diez años ha llegado a rebasar el 7% en un contexto de dudas en Europa y con Syriza perfilándose como principal fuerza política

Foto: El primer ministro griego, Antoni Samaras
El primer ministro griego, Antoni Samaras

Grecia... otra vez. Las noticias acerca del futuro del país heleno siguen circulando por los mercados financieros cuatro años después de que las autoridades internacionales le tuvieran que asistir para evitar su quiebra. Las especulaciones sobre un tercer rescate  y el cada vez mayor auge de Syriza han salpicado a uno de sus puntos débiles, el interés de sus bonos.

Este martes, la rentabilidad del bono griego a diez años ha cerrado por encima del 7% por primera vez desde marzo, lo que supone que se ha disparado un 25% desde el pasado mes de septiembre, cuando su interés se situaba en el entorno del 5,5%. En lo que va de año, a pesar de este repunte, la rentabilidad se ha reducido más de un 16%, ya que comenzó el año en el 8,4%. El bono griego llegó a superar el 30% en los peores tiempos de la crisis financiera en Europa.

Este repunte de la deuda se ha solapado con la brusca caída de la Bolsa de Atenas, que se ha dejado un 5,7%, su mayor caída desde septiembre del año pasado, y ha caído por debajo de los 1.000 puntos, también por primera vez desde esa fecha.

Cabe recordar que Grecia ha recibido un total de 240.000 millones de euros para sanear su economía por parte de las autoridades internacionales, una cantidad que, según afirmó ayer el primer ministro del país, Antoni Samaras, es suficiente, descartando así un tercer programa de ayuda. El rescate de la UE acaba el próximo diciembre, mientras que el del Fondo Monetario Internacional (FMI) concluye en 2016.

Este repunte del bono se inscribe en un contexto dedudas sobre la recuperación europea, con un claro estancamiento de su locomotora principal, Alemania, lo que está causando estragos en las bolsas, que viven una severa corrección.

Syriza gana posiciones

Además, este brusco movimiento en el mercado financiero coincide con unos sondeos que puede poner en aprietos al partido en el poder, Nueva Democracia. Según un sondeo publicado este martes, Syriza, el principal partido opositor y contrario a las medidas de austeridad, aventaja en 6,5 puntos al partido de Samaras.

Esto supone que si las elecciones helenas se celebrasen ahora, Syriza ganaría los comicios con el 26,7% de los votos. Esto también ha contribuido para tensar a los mercados, ya que esto podría sacar al país del euro si llegase a ocurrir. Por ello, los inversores están huyendo del mercado griego, como ya ha ocurrido en los últimos años cuando la cosa se ha puesto fea.

Los planes de la formación de izquierdas podría llevar a Grecia por un camino totalmente distinto al que recorre actualmente, ya que no aceptan las medidas impuestas por Europa para la recuperación del país.

.

Inversión
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios