Es noticia
Menú
DIA cae a mínimos de veinte meses entre crecientes dudas sobre el consumo
  1. Mercados
  2. Inversión
corrige un 21% en el último mes

DIA cae a mínimos de veinte meses entre crecientes dudas sobre el consumo

Los recelos sobre la recuperación, el consumo y la deflación están dejando una huella creciente en la cotización bursátil de la cadena de supermercados

Foto:

Era un clamor del mercado en los últimos años. La cadena de supermercados DIA contaba con una posición en el mercado francés que, en opinión de los analistas, suponía un lastre para el negocio de la firma. Brasil, el área Iberia y, en menor medida, Argentina, se postulaban como mejores opciones para desarrollar el negocio y potenciar los ingresos obtenidos en el siempre complicado sector de la alimentación. Tras conocerse a mediados de junio que la firma se desprendía de su división gala, fueron varias las firmas de análisis que ponían en el suelo una alfombra roja por la que la compañía estaba llamada a alcanzar nuevos máximos históricos en el mercado. Y así fue... por lo menos en los primeros quince días. Los títulos de DIA lograron sobrepasar la barrera de los 7 euros por acción tras anotarse un 8% en dos semanas. Pero todo fue un espejismo que se disiparía con el fin del verano. Desde septiembre la acción de DIA no ha dejado de caer hasta acumular un descenso del 21% sobre sus espaldas en el último mes y ahora se encuentra en su nivel más bajo desde enero de 2013.

Los analistas no terminan de ponerse de acuerdo a la hora de encontrar un diagnóstico para este comportamiento en el parqué, aunque como trasfondo figuran las crecientes dudas sobre el consumo. "Esperábamos todo lo contrario, porque se suponía que la compañía podía centrarse en su negocio español y brasileño, fundamentalmente", afirman desde BBVA. De hecho, este mismo jueves la compañía ha anunciado que ha desembarcado en una nueva región del país carioca como es Salvador de Bahía donde abrirá dos superficies este mes de octubre. "Bien es cierto que el contexto de baja inflación no ayuda y que el crecimiento sigue siendo muy moderado, pero creemos que está habiendo una sobrerreacción por parte del mercado que en ningún caso encuentra justificación", insisten desde BBVA.

En este punto, en el de la reacción vendedora desmedida, es en el que más coinciden el grueso de expertos consultados. Desde Banco Sabadell, la analista Marta Díaz de la Cuerda también considera que "el entorno macro no ayuda y las perspectivas en todo el sector de ventas para los resultados del tercer trimestre del año no son especialmente halagüeñas", señalan. Estas voces creen que en las próximas semanas, cuando la compañía dé a conocer sus cuentas, habrá cierto impacto tras asumir unas ventas en superficie comparable (LfL, por sus siglas en inglés) muy discretas, algo que no atañe exclusivamente a DIA y se extiende a otras firmas del negocio de la alimentación y el gran consumo.

¿Dónde está el suelo para DIA? Los analistas tampoco encuentran consenso a la hora de determinarlo. Desde Tressis, Virginia Pérez considera que es difícil de estimar porque la presión vendedora ha llevado al valor muy por debajo de las proyecciones que se pueden hacer por fundamentales. "Creemos que hay potencial porque creemos que el escenario no es positivo, pero tampoco es tan adverso como se está descontando. Sigue siendo un buen competidor en el segmento hard discount (precio bajo) y ha ampliado su negocio con la adquisición de la cadena El Árbol y la implantación de Schlecker. Siempre se pueden poner pegas, pero creemos que no son razonables en estos momentos", asegura.

Pero la realidad es bien distinta. Este jueves el valor cerró en el farolillo rojo del Ibex 35 con una caída del 4,8%. La compañía ha cerrado diez de las últimas catorce sesiones en negativo y tiene el dudoso honor de ser el segundo valor, por detrás de ArcelorMittal, con peor comportamiento en el presente ejercicio, con caídas de un 20% en lo que va de año, hasta los 5,2 euros por título.

Frente a estas caídas, las percepciones de los expertos recogidos en el consenso de analistas de Bloomberg. Y es que la distancia entre los precios objetivos medios que otorgan los analistas y el precio de cotización de DIA se encuentra en su mayor brecha desde que la compañía cotiza en bolsa (consulte gráfico adjunto).

Actualmente, el precio medio de consenso asciende a 7,3 euros frente a los 7,45 euros a los que se situaba a finales de agosto, antes de que comenzara el castigo inversor sobre la firma.

Este es el caso de dos firmas antes mencionadas como BBVA, que mantiene su estimación para la compañía en los 8,7 euros, así como el de Banco Sabadell (7,95 euros). Todavía más optimistas se muestran desde BPI al otorgar al valor un precio objetivo de 8,75 euros o desde Banco Santander y Société Générale, que sitúan la cotización dentro de doce meses en los 8 euros por acción. Otra firma que se posiciona próxima a estas cotas es BEKA Finance, la antigua Bankia Bolsa, que proyecta una valoración de 7,80 euros, después de haberla rebajado desde los 8,10 euros anteriores.

Era un clamor del mercado en los últimos años. La cadena de supermercados DIA contaba con una posición en el mercado francés que, en opinión de los analistas, suponía un lastre para el negocio de la firma. Brasil, el área Iberia y, en menor medida, Argentina, se postulaban como mejores opciones para desarrollar el negocio y potenciar los ingresos obtenidos en el siempre complicado sector de la alimentación. Tras conocerse a mediados de junio que la firma se desprendía de su división gala, fueron varias las firmas de análisis que ponían en el suelo una alfombra roja por la que la compañía estaba llamada a alcanzar nuevos máximos históricos en el mercado. Y así fue... por lo menos en los primeros quince días. Los títulos de DIA lograron sobrepasar la barrera de los 7 euros por acción tras anotarse un 8% en dos semanas. Pero todo fue un espejismo que se disiparía con el fin del verano. Desde septiembre la acción de DIA no ha dejado de caer hasta acumular un descenso del 21% sobre sus espaldas en el último mes y ahora se encuentra en su nivel más bajo desde enero de 2013.

Ibex 35 Distribuidora Internacional de Alimentación (DIA)