PRIMERA RONDA DE FINANCIACIÓN TLTRO

La banca española pedirá al menos 34.000 millones en la subasta de liquidez del BCE

El dinero a tipos baratos de Mario Draghi llega a las entidades bancarias. Poco a poco los bancos van desvelando los importes máximos que solicitan al BCE

Foto: La banca española pedirá al menos 34.000 millones en la subasta de liquidez del BCE

El dinero a tipos atractivos de Mario Draghi llama a la puerta de las entidades bancarias. Hasta las 9:30 horas de este miércoles los bancos podían solicitar la cuantía que desean obtener de la barra libre de liquidez TLTRO, sujeta a la concesión de créditos a pequeñas y medianas empresas. Este importe, representativo del 7% de los préstamos que los bancos tenían concedidos a PYMES a 30 de abril de 2014, asciende a 400.000 millones de euros para la subasta de mañana y del próximo 11 de diciembre. De este importe, los bancos españoles podrán aspirar a captar un máximo de 54.000 millones de euros, una cantidad que, tal y como han ido desvelando el grueso de entidades, se alcanzará con creces en sendas operaciones.

Entre las firmas que han anunciado el importe máximo que aspiran a captar en la subasta de liquidez de mañana se encuentra Bankia, que solicitará el máximo posible por importe de 2.700 millones. La entidad presidida por José Ignacio Goirigolzarri no ha tardado en poner a funcionar su maquinaria comercial y ya ha anunciado que desde mañana comercializará un nuevo crédito (Préstamo Dinamización) destinado a autónomos, pymes y empresas que se establecerá a partir de los fondos europeos que obtenga. Según ha apuntado la entidad, los intereses del crédito, siempre en función del cliente, podrían suponer un ahorro medio del 30% frente al nivel actual.

Los bancos españoles aspiran a captar al menos 34.000 millones en las dos rondas de liquidez y las tres mayores entidades -Santander, BBVA y CaixaBank- más de 21.000 millones

Banco Popular es otra de las entidades que ha desvelado el importe solicitado al BCE en la subasta de mañana. La entidad presidida por Ángel Ron ha pedido 2.847 millones de euros en la primera ronda TLTRO. En la presentación de las últimas cuentas trimestrales la firma anunció que solicitaría 5.400 millones en las operaciones de septiembre y diciembre, por lo que dejará pendiente para la segunda ronda de finales de año un montante de unos 2.550 millones de euros.

Otra de las entidades que ha ido desvelando sus pasos de cara a este jueves es Bankinter. La entidad capitaneada por María Dolores Dancausa anunció que solicitaría 1.500 millones en sendas operaciones. Fuentes de ese banco consultadas por este diario aseguran que en la ronda de este jueves la entidad no ha hecho una petición significativa de financiación, por lo que dejará el grueso de sus pretensiones para el mes de diciembre.

Dentro de los bancos de tamaño medio, Sabadell también confirmó que en las próximas dos subastas solicitará 5.400 millones de euros, si bien fuentes consultadas aseguran que mañana se solicitará el grueso de este importe permitido.

21.600 millones para los grandes bancos

Banco Santander, BBVA y CaixaBank han anunciado su intención de pedir al BCE 21.600 millones de euros entre las tres firmas en las dos subastas de liquidez organizadas por el BCE. Tal y como admiten fuentes de estas entidades, tras las últimas medidas de Mario Draghi en las que rebajó al máximo el precio del dinero, los bancos han optado por enfatizar sus solicitudes en la subasta de septiembre en vez de esperar a la de diciembre, una vez se conozcan los resultados de los test de estrés.

En el caso de Banco Santander, la cuantía estimada para ambas rondas se sitúa en 9.000 millones, mientras que BBVA solicitará 5.600 millones. Fuentes de algunas de estas entidades han asegurado que en los próximos días también se articularán líneas de crédito que se comercializarán en sus redes comerciales con las condiciones especiales ofrecidas por los fondos del BCE.

En el caso de CaixaBank, ha pedido cerca de 3.000 millones de euros de los 7.000 que anunció que solicitaría en las dos subastas cuando presentó los resultados correspondientes al primer trimestre del año.

El término TLTRO (Targeted Long-Term Refinancing Operations) hace referencia a operaciones condicionadas de refinanciación a largo plazo. Lanzadas en junio de 2014, constituyen la versión 2.0 de las LTRO de 2011 con las que el BCE prestaba dinero a muy largo plazo para aplacar las tensiones de liquidez mediante la compra de deuda pública por parte de los bancos (el conocido carry trade). Como en aquella ocasión los bancos emplearon el dinero fundamentalmente para comprar estos bonos y ahora el BCE necesita revivir el crédito, esta vez se ha condicionado esa financiación a aquellas entidades que estén prestando dinero a la economía real.

Inversión
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios