Es noticia
Menú
'Carpe diem': el Tesoro exprime el mercado con la colocación de obligaciones a 50 años
  1. Mercados
  2. Inversión
COLOCA 1.000 MILLONES DE EUROS

'Carpe diem': el Tesoro exprime el mercado con la colocación de obligaciones a 50 años

El organismo emisor aprovecha las históricamente favorables condiciones del mercado para lanzar títulos a 50 años por primera vez en su historia

Foto:

El Tesoro Públicoha vuelto de vacaciones con las pilas cargadas. Sin tiempo que perder, como si hubiera estado esperando el cambio de mes en el calendario,ha dado la campanada colocando por sorpresa una nueva referencia con vencimiento a 50 años, el plazo más largo que ha vendido en toda su historia. Y pese al riesgo que supone apostar a tanto tiempo vista,la rentabilidad sólo ha alcanzado el 4% de cupón anual, esto es, los niveles en los que se encontraba el diez años hace escasos ocho meses.

Con esta operación, el Tesoro ha captado1.000 millones de euros adicionales, con lo que ya ha cubierto el 78,4% del programa de emisión a medio y largo plazo para 2014 cuando aún tiene cuatro meses por delante -incluyendo septiembre-. El jueves saldrá al mercado con otra emisión de bonos y obligaciones a diez y treinta años con las que espera conseguir hasta un máximo de 3.000 millones de euros.

En el mercado secundario, el bono a diez años reaccionaba con subidas del 1% de su rentabilidad hasta el 2,25%, mientras que el interés que paga el treinta años subía casi un 2% hasta el 3,52%.

En cuanto al objetivo de esta emisión, fuentes del mercado explicana Cotizalia que "todo apunta a que se trata de una emisión hecha a medida para dos grandes aseguradoras, posiblemente destinada a un fondo de pensiones", aunque desde el Tesoro justifican que la emisión pone de manifiesto larenovada confianza que genera el país entre los inversores. La prima de riesgo y la moderación de los intereses de los últimos meses han llevado al diferencial con el bono alemán a tocar mínimos y a situarse, en este momento, cerca de los 135 puntos básicos.

Tal es así que el Tesoro se apresuró a dictar el pasado 23 de agostouna resolución para proteger al pequeño inversor, en la que estableció que las peticiones no competitivas se darían por no presentadas en caso de que el tipo medio de la subasta fuera negativo.

Pero la idea de un bono a tan largo plazo no es nueva. Ya el año pasadoel Tesoro sopesó también la idea de vender un bono a 50 años, pero finalmenteoptó por una subasta sindicada a 30 añosque celebró en octubre y en la que colocó 4.000 millones de euros en bonos de los más de 10.600 que demandaron los inversores.

Esa subasta fue la primera de un bono a tan largo plazo desde septiembre de 2009, aunque desde entonces el organismo ha reabierto regularmente esta referencia por la vía de las subastas en el mercado primario.

De hecho, la última vez que el Tesoro emitió este bono fue el pasado mes de julio, cuando vendió 863 millones en obligaciones con vencimiento en 2044, con un tipo medio del 4,043%, el más bajo desde el año 2006, antes del inicio de la crisis económica. Además, la demanda superó los 1.500 millones de euros, prácticamente el doble de lo que el Tesoro adjudicó finalmente. Dado el éxito de estas subastas a 30 años y de las emisiones de bonos ligados al IPC europeo –un instrumento que también empezó a usar el Tesoro en 2014 por la buena situación de los mercados–, el Tesoro ha optado finalmente por dar un paso más y arriesgar con un bono a 50 años, un papel que nunca se había emitido antes.

El Tesoro Públicoha vuelto de vacaciones con las pilas cargadas. Sin tiempo que perder, como si hubiera estado esperando el cambio de mes en el calendario,ha dado la campanada colocando por sorpresa una nueva referencia con vencimiento a 50 años, el plazo más largo que ha vendido en toda su historia. Y pese al riesgo que supone apostar a tanto tiempo vista,la rentabilidad sólo ha alcanzado el 4% de cupón anual, esto es, los niveles en los que se encontraba el diez años hace escasos ocho meses.

Inversores Subasta Tesoro Público Rentabilidad IPC