mantiene los tipos oficiales en el 0,15%

Levántate y presta: Draghi ofrecerá 1 billón de euros para resucitar el crédito en Europa

El BCE ofrecerá a los bancos hasta un billón de euros, de forma condicionada, con el propósito de revivir el crédito en la Eurozona en la recta final de 2014

Foto: El presidente del BCE, Mario Draghi
El presidente del BCE, Mario Draghi

Mario Draghi no desespera. El presidente del Banco Central Europeo (BCE) reconoció ayer que sí, que es verdad, que con los tipos de interés al borde del 0%, la política monetaria pierde efectividad y se adentra en lo desconocido. Pero no se desanima. También es cierto, que es más fácil mantener el ánimo cuando eres tú el que firma los billetes. Por este motivo, porque para eso es el que pone la rúbrica al dinero en la Eurozona -haga la prueba, mire si su billete es ya de la época de Draghi y lleva su firma-, ayer precisó que no será por dinero. Que pondrá a disposición de los bancos un billón de euros en los préstamos condicionados a largo plazo (TLTRO) que empezará a ofrecer en septiembre. 

Con esa suma pretende un claro objetivo que él mismo confesó: "Reparar el mecanismo de transmisión monetaria". ¿Con qué propósito? Con el de "respaldar los préstamos a la economía real". Levántate y presta, es el milagro al que aspira para resucitar el crédito al sector privado en la región. 

Pero no es la primera vez que lo intenta. Ese billón de euros es el mismo volumen que ya inyectó con los dos préstamos a largo plazo (LTRO) que ejecutó entre diciembre de 2011 y febrero de 2012. ¿Cuál es la diferencia con ese precedente? Que en su primera versión los bancos tenían libertad para hacer lo que quisieran con ese dinero. Ahora no será así. En su segunda versión, esos préstamos. que los bancos conseguirán a un interés del 0,25%, estarán condicionados para que el dinero se emplee solo para conceder préstamos. Y cuantos más préstamos, mejores condiciones.

En principio, los préstamos del TLTRO tienen vigencia hasta septiembre de 2018 -cuatro años-, pero las entidades que no usen el dinero para dar más crédito, tendrán que devolverlo en septiembre de 2016. Y las que incrementen sus préstamos podrán financiarse bajo el paraguas del TLTRO durante más tiempo. 

La primera inyección de esta nueva iniciativa se celebrará el 18 de septiembre y la segunda, el 11 de diciembre. A partir de entonces, y con periodicidad trimestral, se convocarán seis operaciones más hasta mediados de 2016. 

¿Y qué hay de la posibilidad de que el BCE lance un programa de compras de deuda (QE)? Draghi reiteró que el BCE sigue trabajando en ello. Pero dejó la impresión de que aún no está próximo y que, en todo caso, se centrará en la adquisición de deuda privada (títulos respaldados por préstamos). En este sentido, insistió en que resulta clave reactivar este mercado, para lo cual resulta clave un marco legal adecuado. 

Menos reuniones y publicación de las actas

En la misma rueda de prensa en la que ha precisado el volumen que pretende prestar a los bancos, a Draghi le ha dado tiempo de anunciar otra maniobra para el recuerdo. Ha anticipado el comienzo de una nueva era para la institución que preside. Desde 2015, el BCE reducirá el número de reuniones de política monetaria de 12 a 8, con lo que pasarán a celebrarse cada seis semanas, frente a la frecuencia mensual mantenida hasta ahora. Al mismo tiempo, publicará las actas de las reuniones para ofrecer con mayor detalle el contenido de esos cónclaves monetarios.

Es decir, desde el próximo año el BCE se parecerá un poco más a la Reserva Federal (Fed) estadounidense, que ya se reúne ocho veces al año, cada seis semanas, y que publicas las actas. Solo falta que el BCE también emule a la Fed con la puesta en marcha de un programa de compras de activos (QE) para asemejarse más a la entidad norteamericana. 

El resto de la reunión de politica monetaria de julio se movió ya en un terreno más convencional. Tras rebajar el precio del dinero en junio hasta cotas históricas, el BCE lo deja como está en julio. Mantiene los tipos oficiales en el 0,15% y los tipos de la facilidad de depósito en el -0,1%. Con respecto al precio del dinero, ha ratificado el compromiso de que seguirá "a los niveles actuales durante un largo periodo de tiempo". 

Con respecto a la situación económica, Draghi considera que "la economía de la región ha continuado su moderada recuperación en el segundo trimestre". Al mismo tiempo, la entidad confía en que las medidas monetarias de junio "contribuirán a que la inflación retorne a niveles próximos al 2%".

Inversión
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios