REUNIÓN DE LA RESERVA FEDERAL

¿Se habían olvidado de la Reserva Federal? Las siete claves de la cita con Janet Yellen

El mercado tiene hoy una cita clave con la Fed. Tras unas semanas en un segundo plano, vuelve a la primera línea. Y puede haber emociones fuertes

Foto: La presidenta de la Fed, Janet Yellen
La presidenta de la Fed, Janet Yellen

Nunca se ha ido. Simplemente, había quedado relegada a un segundo plano, eclipsada por la última batería de medidas puesta en marcha por el Banco Central Europeo (BCE). Pero seguía ahí, y este miércoles recuperará todo su protagonismo. Se trata de la Reserva Federal (Fed), el banco central de EEUU, que hoy culmina su reunión de dos días. No será una cita cualquiera. Traerá medidas, previsiones y pistas. Por eso conviene seguirla con atención. Principalmente, por siete cuestiones fundamentales. 

1. Tres en uno. La entidad presidida por Janet Yellen lo da todo en cuatro de las ocho reuniones de política monetaria que celebra al año. Y la de esta semana es una de esas cuatro citas. ¿Qué significa que lo da todo? Que el veredicto de la reunión consta de tres partes: la primera, el comunicado oficial en el que difunde las decisiones adoptadas y el apoyo con el que han contado; la segunda, otro comunicado en el que actualiza sus previsiones económicas y sobre los tipos de interés: y la tercera, la rueda de prensa que ofrece su presidenta. Los dos primeros documentos se publicarán a las 20 horas y la conferencia de prensa de Yellen comenzará a las 20.30 horas

La Fed difundirá su decisión y sus nuevas previsiones sobre la economía y los tipos a las 20 horas; luego, Yellen comparecerá ante los medios a las 20.30 horas

2. Otra ración de 'tapering'. Salvo sorpresa mayúscula, en el comunicado oficial que difundirá a las 20 horas la Fed seguirá adelante con la retirada gradual (tapering) de su tercer programa de compras de deuda (QE3). Como en los cuatro tijeretazos previos, se espera que lo reduzca en otros 10.000 millones, para dejarlo en 35.000 millones de dólares al mes, que se repartirían en 20.000 millones para la compra de deuda pública y en 15.000 millones para adquirir deuda hipotecaria. 

3. Actualizando las previsiones económicas... En el segundo de los documentos que emitirá a las 20 horas, el banco central revisará sus previsiones económicas. El mercado estará muy pendientes de ellas, porque se espera que la Fed se muestre menos optimista que hace tres mes. En marzo, situaba el crecimiento económico para este año entre el 2,8 y el 3%; para 2015, entre el 3 y el 3,2%; y para 2016, entre el 2,5 y el 3%. En cuanto al paro, creía que en 2014 se iba a mover entre el 6,1 y el 6,3%; en 2015, entre el 5,6 y el 5,9%; y en 2016, entre el 5,2 y el 5,6%. Y en lo que respecta a la inflación, este año la veía entre el 1,5 y el 1,6%; en 2015, entre el 1,5 y el 2%; y en 2016, entre el 1,7 y el 2%. A partir de las nuevas cifras que presente, emitirá un diagnóstico sobre cómo evoluciona la marcha de la economía. En la última reunión, que tuvo lugar a finales de abril, la entidad afirmó que "el crecimiento en la actividad económica ha aumentado recientemente", pese a lo cual entendía que el paro permanecía "alto". 

4. ...y sobre los tipos de interés. Junto a las previsiones económicas, la Fed detallará en ese documento el calendario que sus miembros manejan sobre los tipos de interés. Hace tres meses, 13 de los 16 miembros de la entidad apoyaban que el momento adecuado para empezar a subirlos, después de que lleven congelados entre el 0 y el 0,25% desde diciembre de 2008, llegará en 2015, mientras que solo uno consideraba que el repunte tenía que empezar en 2014 y otros dos lo retrasaban hasta 2016. Afinando aún más el calendario y el ritmo de la subida, 10 de los 16 miembros anticipaban que los tipos terminarán 2015 en el 1% o por encima. Los inversores estarán muy pendientes de este reparto para descifrar si la Fed tiene más prisas por su elevar el precio del dinero que hace tres meses. 

5. Puesta de largo de los últimos 'fichajes'. En esta reunión, el Comité Federal del Mercado Abierto (CFMA), el órgano de la Fed encargado de definir la política monetaria en EEUU, estrenará formación. Será la puesta de largo de los dos últimos fichaje para la Junta de Gobernadores de la entidad. Sobresale un nombre, el de Stanley Fischer, mentor de Ben Bernanke, personaje venerado entre los banqueros centrales y ex gobernador del Banco de Israel, que esta semana ha desembarcado en la vicepresidencia de la entidad y que está llamado a desempeñar un papel relevante como mano derecha de Yellen en el proceso de retirada de los estímulos. También debuta Lael Brainard, que se ha estrenado esta semana como gobernadora de la institución. 

6. ¿Unanimidad o disidencia? Con la llegada de nuevos nombres al CFMA, el mercado prestará mucha atención al resultado de la votación de las decisiones que se adopten para saber si existe unanimidad en el seno del Comité o si, por el contrario, existen disidencias. En abril hubo unanimidad. 

El dilema está servido: un frenazo de los estímulos se puede llevar por delante el crecimiento; retrasar su retirada amenaza con inflar la burbuja y generar una nueva crisis

7. ¿Qué y cómo esperan los mercados? Los inversores esperan un recorte del QE3 hasta los 35.000 millones de dólares al mes, una leve revisión a la baja del crecimiento para este año y pocas prisas por subir los tipos. Cuanto más se aparte la Fed de estos pronósticos, mayor será el nerviosismo del mercado. No gustaría ni que fuera demasiado dovish o blanda -interrumpiendo el tapering y rebajando mucho las previsiones- ni que fuera hawkish o dura -sobre todo, anticipando el calendario sobre el aumento de los tipos-. 

"Yellen podría intentar otra vez calmar los temores de los inversores sobre la subida de los tipos. En ese caso, anticiparíamos curvas de rentabilidad más pronunciadas y un respaldo mayor para los activos con riesgo", pronostica Martin Harvey, gestor de Theadneedle Investments. Ampliando un poco más la perspectiva, los economistas de Intermoney subrayan el dilema que afronta Yellen. "El mandato de la Fed es maximizar el empleo en un contexto de estabilidad de precios, pero hay una gran diferencia entre generar empleo y llevar a la economía al potencial con la política monetaria a pleno rendimiento. El frenazo [de los estímulos] se puede llevar por delante el crecimiento; su retraso, inflar la burbuja y generar una nueva crisis", precisan.

Por el momento, los inversores ya velan armas. Y lo hacen con el Dow Jones y el S&P 500 en zona de máximos históricos; el bono estadounidense a 10 años en el 2,65% y el dólar cambiándose por encima de las 1,35 unidades por euro. 

Inversión
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios