aún 'sobran' 115.990 millones de euros

El primer día de los tipos negativos del BCE solo reduce el exceso de liquidez en un 7%

Un primer impacto con sabor a decepción. Los tipos negativos no impiden que los bancos prefieran pagar por 'aparcar' 115.990 millones de euros en el BCE

Foto: El primer día de los tipos negativos del BCE solo reduce el exceso de liquidez en un 7%

El movimiento se demuestra al andar. Y aunque las extraordinarias medidas del Banco Central Europeo (BCE) han empezado a provocar variaciones... lo han hecho a un ritmo  que constata que el cambio de hábitos llevará su tiempo. La entidad ha ofrecido hoy los primeros datos de la facilidad de depósito y de reservas ya bajo el influjo de los tipos negativos, después de que el pasado jueves redujera el interés de la facilidad de depósito del 0 al -0,1%. La primera impresión que arrojan es que sí, que los efectos disuasorios de esta medida se notan, pero que los bancos continúan teniendo una cantidad importante de dinero ocioso y, o bien por despiste o bien porque no encuentran alternativas interesantes, prefieren pagar para que el BCE custodie su dinero antes que jugárselo en otros menesteres. 

Viendo el vaso medio lleno, las entidades solo llevaron ayer -fecha en la que entró en vigor la medida- a la facilidad de depósito, 13.587 millones de euros, la cifra más baja desde julio de 2011, prácticamente un tercio de lo 39.015 millones de la víspera y menos del 2% del volumen llegaron a aparcar en los momentos de mayor liquidez de 2012 tras las dos operaciones de financiación a largo plazo (LTRO) -ver gráfico-. Pero si se ve medio vacío, los bancos aún prefieren pagar por depositar esos cerca de 13.600 millones antes que movilizarlos en inversiones o préstamos a otras entidades o empresas. Y no solo eso, sino que ese volumen es muy superior a los 330 millones al día que, como media, llevan los bancos a la facilidad de depósito entre 1999 y el inicio de la crisis en el verano de 2007. 

Y aún hay más. Pese a que las reservas excesivas también se ven penalizadas por los tipos negativos, ayer los bancos superaron las reservas mínimas en 102.000 millones de euros. En total, por tanto, el exceso de liquidez en la Eurozona apenas se ha reducido en un 7,4% -o 9.256 millones de euros- en el primer día con tipos negativos, desde los 125.246 millones del martes a los 115.990 millones del miércoles.  

Para entender mejor qué pretende el BCE con estos tipos negativos y qúe suponen estas cifras, conviene diseccionar qué está atacando con esta herramienta. 

1. ¿Qué es la facilidad de depósito?

Un recurso que el BCE ofrece a los bancos para que depositen en él durante 24 horas el dinero que les sobra. Habitualmente, la entidad monetaria remunera ese dinero. Como el BCE no pretende incentivar que los bancos lleven más dinero del sobrante a esta ventanilla de último recurso, fija el interés de la facilidad de depósito por debajo del tipo de interés oficial.  

2. ¿Cuánto dinero han llegado a aparcar los bancos en la facilidad de depósitonbsp;

Más de 800.000 millones de euros -ver gráfico- entre marzo y julio de 2012. Para poner en contexto este volumen, hasta diciembre de 2011 la media histórica de recepciones en la facilidad de depósito se limitaba a 29.150 millones de euros al día. Si se infló tanto ese volumen se debió al efecto de las dos operaciones de financiación a largo plazo (LTRO) que el BCE ofreció a los bancos, mediante las que les prestó 1 billón de euros por un plazo de tres años. Como las entidades querían retener ese dinero por si lo tuvieran que necesitar y no querían arriesgarlo en otros proyectos, como la concesión de préstamos, durante ese intervalo de tiempo lo llevaron de forma masiva a la facilidad de depósito. 

3. ¿Cómo empezó a desinflar el BCE la facilidad de depósitonbsp;

Situando los tipos de interés de la facilidad de depósito en el 0% desde julio de 2012. Nada más hacerlo, esos más de 800.000 millones cayeron a la mitad. Este proceso ha tenido continuidad posteriormente, sobre todo conforme los bancos han ido devolviendo anticipadamente el dinero captado con esas dos LTROs y conforme lo han empleado para invertirlo en deuda pública para aprovecharse de la rentabilidad adicional -carry- que conseguían así. 

4. ¿Pero han dejado los bancos de llevar dinero a la facilidad de depósitonbsp;

No. Este martes, que era el último día antes de que entraran en vigor las últimas decisiones del BCE, la facilidad de depósito aún recibió 39.000 millones de euros. Y ha sido el miércoles, ya con los tipos negativos sobre la mesa, cuando ha menguado hasta los 13.587 millones

5. ¿Cuánto dinero sobra en el conjunto del sistema financiero?

Pues, aunque suene raro, mucho. Más de 100.000 millones de euros -ver línea azul del gráfico-. Este exceso de liquidez no solo se aprecia en la facilidad de depósito, sino que además las entidades pueden acumular más reservas que las exigidas por el BCE. Según los últimos datos, correspondientes a la jornada de ayer, este volumen extra de reservas supera los 102.000 millones de euros. Ambas -facilidad de depósito y reservas excesivas- son las partidas fundamentales que siguen engordando el exceso de liquidez existente en la Eurozona. En lo que va de 2014, la media diaria arroja que el exceso de liquidez se sitúa en los 133.000 millones de euros

6. ¿Qué pretende el BCEnbsp;

Que los bancos movilicen este dinero; que se vacíe la facilidad de depósito y no guarden más reservas que las exigidas legalmente. Es decir, que dejen de tener dinero ocioso, parado en las entrañas del BCE, y lo pongan a trabajar, fundamentalmente para reactivar el crédito interbancario y empresarial. 

7. ¿Cómo persigue hacerlonbsp;

Aplicando una penalización a ese dinero ocioso, algo que efectúa con la reducción del tipo de interés de la facilidad de depósito hasta tasas negativas, desde el 0 hasta el -0,1%. Esta fue una de las decisiones que lanzó el pasado jueves, y con ella persigue vaciar la facilidad de depósito y evitar que las entidades sobrepasen las reservas mínimas exigidas, que son dos de los conductos financieros que se ven afectados por los tipos en negativo. Pretende, por tanto, que los bancos dejen de aparcar dinero en estos recursos. ¿Y si lo hacen, y si siguen depositando dinero en la facilidad o sobrepasan las reservas? Pues tendrán que pagar ese 0,1% de penalización. 

8. ¿Cuándo empezarán a verse los efectosnbsp;

Si el BCE tiene éxito con este ejercicio de persuasión, desde hoy mismo, porque la medida de situar los depósitos en negativo entró en vigor ayer. 

9. ¿Pero bastará con que se reduzca el exceso de liquidez para que sea un éxito?

No; el descenso del exceso de liquidez actual será un síntoma de que las medidas del BCE han generado el primer impacto, el de reducir el dinero ocioso; a partir de ahí vendrá la gran incógnita: ¿a qué están dedicando los bancos ese dinero? Y la respuesta a esta pregunta resultará determinante, porque no es lo mismo dedicarlo a comprar deuda pública u otros activos que destinarlo a reactivar el interbancario o el crédito. Es decir, ¿seguirá circulando por la estratosfera financiera o bajará al terreno de la economía realnbsp;Es la frontera que va del fracaso al éxito. La que Draghi aspira a traspasar. 

Inversión
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios