Yellen "reconoce" los riesgos asociados "a un largo periodo de bajos tipos de interés"
  1. Mercados
  2. Inversión
anticipa más crecimiento y más empleo

Yellen "reconoce" los riesgos asociados "a un largo periodo de bajos tipos de interés"

La presidenta de la Fed "garantiza" que la política monetaria seguirá siendo expansiva, aunque no oculta que la estrategia actual conlleva serios riesgos

Foto: La presidenta de la Fed, Janet Yellen
La presidenta de la Fed, Janet Yellen

Es lo que hay. La presidenta de la Reserva Federal (Fed), Janet Yellen, ha reconocido este miércoles que la medicina que la entidad está aplicando puede tener efectos secundarios nocivos, pero que no hay otra alternativa para cumplir su misión de promover el mayor empleo posible y garantizar la estabilidad de los precios. Lo ha hecho en su comparecencia ante el Congreso de los Estados Unidos, donde ha dejado una idea principal: "Un alto grado de expansión monetaria sigue estando garantizado dada la debilidad que persiste en el mercado de trabajo y que la inflación continúa por debajo del objetivo del 2%".

Y eso que Yellen, que reemplazó a Ben Bernanke al frente del banco central de EEUU en febrero, se muestra optimista con la evolución de la economía norteamericana. "Mirando al futuro, la actividad económica se expandirá un paso algo más rápido este año que el pasado, el paro continuará bajando gradualmente y la inflación empiece a moverse hacia el 2%", ha pronosticado.

Pese a ello, y como el mercado laboral aún arrastra problemas -como el paro de larga duración o el predominio de los empleos parciales- y la inflación sigue en cotas más cercanas al 1% que al 2%, se ha comprometido a mantener una estrategia monetaria expansiva. En este sentido, ha recordado dos cuestiones. La primera,que aunque la Fed ya ha recortado en cuatro ocasiones el volumen de su tercer programa de compras de activos (QE3), este aún sigue vigente, actualmente, con 45.000 millones de dólares al mes. Es más, ha reconocido que los planes de la entidad siguen pasando por mantenerlo hasta el otoño. Yla segunda, que los tipos de interés, que llevan anclados en el 0-0,25% desde diciembre de 2008, continuarán en esa horquilla aun cuando el paro y la inflación se acerquen ya a las metas que persigue la institución. ¿Y cuándo podría empezar a subir los tipos? Yellen ha aprendido la lección y ha precisado que no hay ningún calendario definido para la primera subida de los tipos. Se desdice así de la precipitación que mostró en su estreno, cuando anticipó que entre el final del QE y el primer incremento de los tipos podrían pasar "seis meses".

Ha reconocido, eso sí, que persisten los riesgos. Algunos exteriores, como las tensiones geopolíticas o los problemas de los emergentes; y otros internos. En este sentido, resulta apreciable su reconocimiento por la realidad que atraviesa el sector residencial norteamericano. "El reciente aplanamiento de la actividad residencial podría llegar a ser más largo de lo previsto", ha advertido.

Yellen también ha hecho ilusión a otros riesgos. Más bien, a los efectos colaterales o secundarios derivados de la actual política de la entidad. "La Fed reconoce que un largo periodo de bajos tipos de interés tiene el potencial de inducir a los inversores a una búsqueda de rentabilidad a través de un apalancamiento creciente, riesgo de duración o riesgo de crédito", ha admitido.

En este sentido, ha reconocido que se está viendo alguna manifestación de esta carrera por la rentabilidad en segmentos como la deuda de alto riesgo (high yield), pero que, "más generalmente, las valoraciones para el mercado de acciones en conjunto y otras grandes categorías de activos, como el sector inmobiliario residencial, permanecen dentro de la norma histórica".

Reserva Federal Janet Yellen Estados Unidos (EEUU) Paro Inflación Tipos de interés Sector residencial Precios Mercado laboral Empleo Ben Bernanke Wall Street
El redactor recomienda