Yellen afila las tijeras para reducir las compras de activos en otros 10.000 millones
  1. Mercados
  2. Inversión
la fed se reúne el martes y el miércoles

Yellen afila las tijeras para reducir las compras de activos en otros 10.000 millones

El banco central de EEUU lo tiene todo listo para pisar un poco más el freno de los estímulos. Se espera que los baje hasta los 45.000 millones de dólares al mes

placeholder Foto: La presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen
La presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen

Abril aún guarda en su interior una cita económica de envergadura. La protagonizará la Reserva Federal (Fed), el banco central de Estados Unidos, que mañana y pasado celebrará la tercera reunión de política monetaria del año. Será, además, la segunda presidida por Janet Yellen y, sobre todo, la cita en la que la entidad dará el cuarto tijeretazo consecutivo a su tercer programa de expansión cuantitativa (QE3).

En concreto, se espera que la Fed lo pode, al igual que en las tres ocasiones anteriores, en 10.000 millones de dólares. De ese modo, quedaría reducido a 45.000 millones de dólares al mes. O lo que es lo mismo, aunque el banco central norteamericano prolongará la moderada operación repliegue (tapering) de sus estímulos más extraordinarios, todavía seguirá dedicando 45.000 millones de dólares cada mes a la adquisición de deuda pública e hipotecaria. De este modo, y pese a que sigue reduciendo unas compras que entre diciembre de 2012 y el mismo mes de 2013 ascendieron a 85.000 millones de dólares al mes, el banco central estadounidense continuará engordando su balance, que roza ya los 4,3 billones de dólares.

Esta vez, y a diferencia del estreno de Yellen en marzo, el resultado de la cita sólo se conocerá mediante el comunicado oficial que la institución difundirá a las 20 horas -en horario español- del 30 de abril. En esta ocasión, o habrá revisión de sus previsiones sobre la economía y los tipos de interés ni rueda de prensa a cargo de la presidenta.

En este comunicado, además de la decisión que adopte sobre el QE3, el mercado centrará su atención en tres aspectos adicionales. El primero, el diagnóstico que ofrezca sobre la evolución de la economía. Después de que la climatología haya condicionado varias estadísticas de comienzos de 2014, los inversores querrán saber cómo define la Fed la recuperación económica y la situación del mercado laboral.

El segundo se detendrá en los tipos de interés. En su debut, Yellen dejó la sensación de que podría subir los tipos antes de lo previsto y las propias previsiones de la Fed mostraron que además el repunte podría ser más intenso de lo esperado. Esta combinación sorprendió al mercado, que interpretó que la Fed estaba en un modo más halcón que paloma, Posteriormente, las actas de aquella reunión matizaron esas prisas, y ahora el mercado esperará una nueva confirmación de esta mayor serenidad en la cita de finales de abril.

Es decir, confiará en que la Fed renueve el compromiso con mantener los tipos como están para cumplir su doble cometido de garantizar la estabilidad de los precios -algo que ahora pasa por evitar la aparición de presiones deflacionistas- y promover el máximo empleo posible. Por ahora, lo que está fuera de dudas es que el precio del dinero seguirá en el 0-0,25% en el que lleva anclado desde diciembre de 2008.

En cuanto al tercero, consistirá en saber qué grado de consenso existe en el seno del Comité Federal del Mercado Abierto (CFMA), el órgano de la Fed que define la política monetaria en EEUU. En marzo, uno de sus miembros, Narayana Kocherlakota, se opuso al cambio de estrategia que adoptó la Fed por mayoría. Esa variación consistió en dejar de usar una orientación futura (forward guidance) sobre los tipos de corte cuantitativo -no subirlos mientras el paro estuviera por encima del 6,5%- para pasar a utilizar otra cualitativa, vinculada a un abanico de estadísticas más amplio y más volcado hacia los precios, pero sin explicitar obtjetivos concretos. En opinión de Kocherlakota, este viraje genera "una incertidumbre" que puede afectar a la actividad económica. Habrá que comprobar si sigue siendo la única voz disidente del CFMA o si crece la disensión entre sus integrantes.

Reserva Federal Janet Yellen Estados Unidos (EEUU) Política monetaria Tipos de interés Recuperación económica Inflación Deflación Paro
El redactor recomienda