Dilema en el fútbol español: encantado por Tebas o sometido a Florentino
  1. Mercados
  2. Ibex Insider
Ibex Insider

Dilema en el fútbol español: encantado por Tebas o sometido a Florentino

El mundo del dinero encierra claves de poder y de intereses que explican el sentido de muchas operaciones, movimientos y desenlaces. Ibex Insider ofrece pistas para entender a sus protagonistas

Foto: Imagen: EC Diseño.
Imagen: EC Diseño.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El futuro de Javier Tebas pudo haber cambiado de rumbo la pasada primavera. El fondo CVC negociaba la posibilidad de invertir en la depreciada Serie A (liga profesional de Italia), pero la oposición de una minoría de clubes liderados por la familia Agnielli, propietaria del Juventus FC, ganador de nueve de las últimas diez ligas, dio al traste con una operación. Su idea era ofrecer al abogado español ser el primer ejecutivo del antiguo Calcio, de donde recibió cantos de sirena en 2018, antes de renovar su mandato con salario del Ibex y una cláusula de no competencia.

Meses después, en plena calima agosteña, ese proyecto aterrizó en el fútbol español con el mismo espíritu. Tebas trajo una solución para el futuro del deporte rey cocinada en silencio junto a otros integrantes de LaLiga, casi con la misma nocturnidad que Florentino Pérez urdió el lanzamiento de la SuperLiga el pasado mes de mayo. Si el presidente del Real Madrid invitó a subirse al barco a sus vecinos del Atlético de Madrid cinco días antes del anuncio, el líder del futbol profesional presentó el proyecto de CVC a los clubes como plato único y precio cerrado. El resto ya es sabido.

Foto: Javier Tebas, presidente de LaLiga, y Florentino Pérez, presidente del Real Madrid. (EFE)

Florentino y Tebas han pulido su condición de antagonistas perfectos desde 2015, cuando se aprobó por ley la comercialización conjunta de los derechos audiovisuales. Aquella fecha fue un punto de inflexión en la batalla por el negocio del balompié. Y ese pulso vivirá un nuevo duelo el próximo 10 de diciembre, cuando la Asamblea General de LaLiga decida sobre la propuesta de CVC, avalada ya por la Comisión Delegada, ahora que hay una contraoferta traída por el Real Madrid. Ambos ponen 2.000 millones sobre la mesa, pero con modelos diferentes y un trasfondo de lucha de clases.

Tal polarización impide valorar otros posibles modelos con diferentes propuestas. Como reclaman partidarios de una tercera vía, “buscar alternativas es lo razonable. Cuesta imaginar que un proceso abierto no consiga inversores dispuestos a poner dinero sobre la garantía de los derechos (factoring) y compartir beneficios a partir de cierto importe”. Algo parecido a la solución que ahora se cuece en Italia, que antes de llegar a este punto activó un ‘beauty contest’ del que salió elegido CVC, aunque luego no prosperó. Aquí, sin embargo, todo se reduce al blanco o negro de dos bandos.

Los "39 tontos" han visto alejarse al "listo" de Florentino poco a poco del proyecto común, hasta terminar pariendo la Superliga

El circo ha llegado a tal nivel de enconamiento, con la Federación Española de Futbol tomando parte en lugar de conciliar, que falta poco para traspasar límites. Todos necesitan dinero (“Solo hace falta viajar un poco para ver el atraso que la mayoría de los clubes profesionales tenemos en España”) y una gran mayoría (por no decir todos) dan por buena la poca ortodoxia llevada a cabo por Tebas con la fórmula CVC para emprender esta nueva andadura en LaLiga. Al final, prevalece la figura del fondo como socio y su trayectoria de éxito como inversión en la industria del deporte.

Lo contrario, sin posibilidad de matices, sería echarse en brazos de Florentino. Por eso, más allá del vocabulario encendido que emplea Tebas en sus réplicas, la oferta facilitada por el Real Madrid, acompañado por Barca y Athletic Club, aunque haya puesto de manifiesto que había otras maneras de conseguir 2.000 millones para ‘rescatar’ al futbol español, genera un rechazo genuino entre la mayoría de equipos (con diferentes realidades económicas y deportivas), tanto por las condiciones financieras (préstamo participativo vs deuda) como por filosofía del acuerdo (socio vs acreedor).

El espejo de la Serie A

Y aunque todo podría reducirse a dinero, que no es el caso, casi importan más las formas que el contenido. Y en esta refriega, la brecha institucional entre el ‘propietario’ del Real Madrid y sus equivalentes de LaLiga se ha hecho un poco más grande. Los “39 tontos” han visto alejarse al “listo” de Florentino poco a poco del proyecto común, hasta verle crear la SuperLiga. Y por más que la justicia europea pueda avalar la nueva competición al margen de la UEFA (tiene toda la pinta), les cuesta entender cómo la solución al fútbol doméstico puede llegar del promotor de esa amenaza.

Y aunque aquí es CVC quien ha meneado el avispero, otro fondo como KKR ha cogido su testigo para intentarlo en la Serie A. Es el sino de los nuevos tiempos, como el hecho de que gran parte de los nuevos dueños en el universo del fútbol sean inversores profesionales, evolucionando el modelo del empresario local (y en ocasiones hasta rico) aceptado tras las privatizaciones de los clubes. Y en este contexto, trufado además de dinero oligarca, sujeto a fines no comerciales, la excepción ‘romántica’ de Florentino no tiene crédito ni entre sus compañeros de viaje más pobres. Por algo será.

El futuro de Javier Tebas pudo haber cambiado de rumbo la pasada primavera. El fondo CVC negociaba la posibilidad de invertir en la depreciada Serie A (liga profesional de Italia), pero la oposición de una minoría de clubes liderados por la familia Agnielli, propietaria del Juventus FC, ganador de nueve de las últimas diez ligas, dio al traste con una operación. Su idea era ofrecer al abogado español ser el primer ejecutivo del antiguo Calcio, de donde recibió cantos de sirena en 2018, antes de renovar su mandato con salario del Ibex y una cláusula de no competencia.

Real Madrid Ibex 35 Florentino Pérez Javier Tebas UEFA
El redactor recomienda