Es noticia
Menú
Qué ha visto Paramés en Prisa y en el deprimido negocio de la prensa
  1. Mercados
  2. Ibex Insider

Qué ha visto Paramés en Prisa y en el deprimido negocio de la prensa

El mundo del dinero encierra claves de poder y de intereses que explican el sentido de muchas operaciones, movimientos y desenlaces. Ibex Insider ofrece pistas para entender a sus protagonistas

Foto:
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Antes de que el mundo cambiara de golpe, Francisco García Paramés seguía escrutando las posibilidades de valor en el menguante negocio de los medios de comunicación, después de haber reforzado su posición como segundo accionista de Vocento (10%). De hecho, en diciembre del año pasado, el famoso gestor de Cobas se reunió con el equipo financiero y de relación con inversores de Prisa para conocer de primera mano sus explicaciones sobre la compañía y su perspectivas para el negocio.

El reporte trimestral de los fondos de Cobas ha desvelado su entrada en Prisa, por debajo del 3%, mientras reducía su exposición al sector financiero (CaixaBank, Unicaja y Bankia). Su ‘market timing’ parece contraintuitivo, tanto para los bancos, si tenemos en cuenta que Javier Botín ha apostado por la recuperación del Banco Santander, como para los medios de comunicación (sobre todo prensa), que acumulan una década continuada de pérdidas, incapaces de transformar su modelo.

placeholder Francisco García Paramés.
Francisco García Paramés.

Casi todo los periódicos del mundo, incluidos los españoles, fantasean con seguir los pasos de ‘The New York Times’, que en marzo alcanzó una audiencia global de 240 millones de usuarios únicos, habiendo convertido en suscriptores a casi 600.000 en el primer trimestre (muchos con promociones). Ya cuenta con cinco millones lectores de pago, un 40% más que hace solo un año, aunque a costa de ganar menos por usuario. Su reto es el de todos: captar lectores y conseguir que paguen (más).

En los planes de Paramés, defensor de la doctrina ‘value’, más que las capacidades de transformación de los modelos de negocio (eso penaliza sus valoraciones) cree en las fortalezas ocultas, penalizadas por el contexto negativo del sector. En el caso de Vocento, donde su papel activista frente a la división del consejo salvó al consejero delegado, Luis Enríquez, su apuesta está en la prensa regional del grupo, que opera casi en régimen de monopolio (foso defensivo) en sus mercados naturales.

El caso de Prisa es algo diferente, pues hablamos de un grupo de educación (Santillana) con intereses en medios ('El País' y Cadena SER). Su tesis aquí es distinta y tal vez alineada con el primer accionista, Joseph Ourghulian (Amber Capital): valen más las partes que el conjunto. De hecho, parte de los esfuerzos del consejero delegado, Manuel Mirat, pasan por optimizar el valor de los activos del grupo, pero ninguno de sus planes (vender Media Capital, dividir Prisa o escindir Brasil) ha cuajado.

Foto: Sede del Grupo Prisa. (EFE)

Probablemente, la única manera de ganar apostando por una industria menguante es subirse a lomos de las compañías que consoliden. Paramés apuesta por los únicos grupos de prensa cotizados, que a su vez son referentes en el mercado doméstico en las principales categorías. Ese esperado proceso de fusiones se ha demorado en el tiempo 10 años y se ha sorteado gracias a ajustes laborales, ampliaciones de capital, conversiones de deuda y grandes dosis de raquitismo empresarial.

Esta huida hacia adelante puede saltar por los aires a consecuencia del cataclismo económico provocado por el coronavirus. Como recoge un reciente informe del consultor estratégico Pepe Cerezo (Evoca), la pandemia está teniendo consecuencias paradójicas: por un lado, aumento de la audiencia a registros históricos y recuperación del papel de referente informativo; y por otro, hundimiento de los ingresos publicitarios, cancelación de eventos y nueva oleada de despidos.

placeholder Instalaciones del Grupo Prisa. (Wikipedia)
Instalaciones del Grupo Prisa. (Wikipedia)

Cuando algunos todavía braceaban con dificultad para salir adelante, el coronavirus puede acelerar esa tendencia de consolidación que estaba pendiente. Sin embargo, antes de afrontar esa situación, los principales editores del país han ejecutado planes de emergencia (ERTE) a la vez que han acudido al Palacio de la Moncloa para negociar un paquete de ayudas, que posiblemente se articularán bajo un plan de publicidad institucional de hasta 100 millones de euros.

“Como ha sucedido con otros sectores, como el de la música o el audiovisual, tras la pandemia se producirá previsiblemente un gran número de operaciones empresariales, cierres, compra y adquisiciones, que modificarán el actual ecosistema informativo tanto a nivel nacional como internacional”, concluye Cerezo. Y en ese contexto, Prisa y Vocento tienen capacidad para liderar, juntos o separados, al resto de actores de la industria (Unedisa, Prensa Ibérica, Ecoprensa…).

Antes de que el mundo cambiara de golpe, Francisco García Paramés seguía escrutando las posibilidades de valor en el menguante negocio de los medios de comunicación, después de haber reforzado su posición como segundo accionista de Vocento (10%). De hecho, en diciembre del año pasado, el famoso gestor de Cobas se reunió con el equipo financiero y de relación con inversores de Prisa para conocer de primera mano sus explicaciones sobre la compañía y su perspectivas para el negocio.

Ibex Insider Ibex 35
El redactor recomienda