Es noticia
Menú
Sin vacuna para salvar el fútbol, el drama de Tebas y Roures
  1. Mercados
  2. Ibex Insider
Ibex Insider

Sin vacuna para salvar el fútbol, el drama de Tebas y Roures

Salvar esta temporada es un ejercicio imposible. Ni aquí ni en Europa, por mucho que Javier Tebas y Jaume Roures hayan intentado meter 45 días al próximo mes de julio

Foto:
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Esta semana ha sido de reuniones. Liga, AFE, RFEF, Deloittes, Urías… Todos ellos han abordado la manera de salvar el negocio del fútbol como fuera. Tirar por la borda una temporada compromete la viabilidad financiera de muchos de sus principales actores. Este lunes, se retoman las reuniones. Sin embargo, las tensiones de liquidez son tan acusadas en algunos grandes, que el Barça ha decidido no esperar a futuras cábalas y el jueves tiró por la calle de en medio con un ERTE para todos sus trabajadores (hasta 800). Y luego, recortes salariales a todos los deportistas profesionales del club, una pelota que aún está sin rematar.

Salvar esta temporada es un ejercicio imposible. Ni aquí ni en Europa, por mucho que Javier Tebas y Jaume Roures hayan intentado meter 45 días al próximo mes de julio. El sábado por la noche, la Juventus de Turín, club cotizado (1.700 millones) y controlado por la familia Agnelli, informó sobre el plan de choque para la primera plantilla: reducción de salarios equivalente a los meses de marzo, abril, mayo y junio. En total, 90 millones. En todo lo relacionado con el coronavirus, Italia es el espejo donde vemos qué nos ocurrirá con siete días de adelanto. También en el fútbol, aunque Barça y Atleti hayan ido deprisa.

Los números se hacen fácil. El apagón del futbol deja en el aire buen parte de los más de 3.000 millones en juego este curso, la principal fuente de ingresos de los clubes. El dinero de los derechos audiovisuales representa ya más del 40% de los ingresos totales del negocio del balón. El pagador de esa fiesta en España es el dinero de Telefónica, que compró La Liga para el periodo 2019-2022 por nada menos que 3.400 millones (un 15% más que la anterior licitación), además de la Champions y Europa League por el mismo periodo por otros 1.100 millones, en todos con Mediapro como socio industrial.

placeholder Javier Tebas y Jaume Roures, presidentes de LaLiga y Mediapro, respectivamente.
Javier Tebas y Jaume Roures, presidentes de LaLiga y Mediapro, respectivamente.

Pero el realizador de esos contenidos está también en apuros. El gigante del audiovisual de Roures y Tatxo Benet que produce 16 ligas de fútbol y cuenta con más de 7.000 empleados en todo el mundo y tiene presencia en 38 países— tampoco puede permitirse que la noria del futbol se detenga. Factura casi 2.000 millones de euros, pero tiene una bola de deuda de casi 900. Por eso, igual que otros grandes actores de este circo, ha activado un plan de choque, con un ERTE para los 1.200 empleados en España y un ajuste de costes salariales. Soñaba con salir a bolsa, pero ahora se afana por salvar los muebles.

Completar lo que falta de La Liga, Champions y Europa League en junio y julio se antoja imposible. “El problema no es solo este año, es el que viene”, explica un exdirectivo de un club Champions. “Pensar que esto volverá a ser como antes de inmediato es engañarse. Esta temporada se perderá dinero, pero el presupuesto de la que viene también. El fútbol no es una excepción”. Y con menos dinero en circulación, todo valdrá menos: el caché del espectáculo y la nómina de sus estrellas. La burbuja del fútbol de la que ya advertían algunos ha estallado por culpa de un virus y ni Tebas ni Roures tienen la vacuna.

El presidente de La Liga ha hecho denodados esfuerzos para que esto no parara. Hasta 24 horas antes del positivo de un jugador de baloncesto del Real Madrid (12 de marzo) defendió que la competición siguiera incluso a puerta cerrada. Este lunes, sienta a los 42 clubes profesionales para evaluar la situación y exponer los escenarios que contempla en función de cuándo acabe esta crisis. Sus previsiones más optimistas abrazan algunas semanas del mes de mayo para reanudar el 'show', aunque en caso de que esto llegara a materializarse, tendrían que comprimir 11 jornadas antes del 31 de julio. Muy complicado.

[Esta es la cifra que costaria a los clubes que se cancelase la temporada]

Aunque es un problema de todos, Florentino Pérez sobrevuela esta crisis con menos urgencias, y eso que el coronavirus le pilla en plenas obras de transformación del estadio Santiago Bernabéu. No va tan justo de caja como otros. Tal vez por eso, el club blanco es uno de los 12 grandes de Europa que no se han manifestado sobre la opción de una rebaja salarial en bloque, como apuntó días atrás el 'Financial Times'. Por si esa idea colectiva tarda en cuajar, o directamente no lo hace, algunos clubes ya han tomado medidas, como en Alemania el todopoderoso Bayern de Múnich, que ha recortado salarios a la plantilla un 20%.

En nuestro país, Josep Maria Bertomeu afronta una prueba de fuego con el plantel de futbolistas del Barca, con los que la directiva vive enfrentada desde hace temporadas. En el caso del Atleti, Gil Marín y Cerezo gozan de más mano izquierda y menos rivales en el vestuario, así que una quita en torno al 20% parece asumible. Y detrás, otros equipos como Club Deportivo Alavés y RCD Espanyol ya han anunciado ERTE, aunque la cifra podría ascender a la decena esta semana, según baraja La Liga. Y sin contar las categorías inferiores, Segunda B y Tercera, con finanzas más débiles, donde el drama será aún mayor.

Tebas va a intentarlo todo hasta el último minuto. Tiene el apoyo interesado de Roures e incluso la tregua de Luis Rubiales (RFEF). Pero todo estará supeditado a lo que diga el Gobierno. Según las estimaciones del nuevo inspirador de Moncloa, el exministro socialista Miguel Sebastián, es probable que las medidas de confinamiento sean necesarias hasta mayo. Y no habrá una vuelta a la normalidad inmediata, sino gradual, como ha ocurrido ya en China. En el mejor de los escenarios, habría dos meses —junio y julio— para evitar el colapso del fútbol. Aunque cualquier rebrote en un club —y su obligada cuarentena— daría al traste con la competición. Que los contratos de los jugadores acaben en junio o que el mercado de fichajes se lleve a invierno son problemas menores. El calendario es la salvación.

Esta semana ha sido de reuniones. Liga, AFE, RFEF, Deloittes, Urías… Todos ellos han abordado la manera de salvar el negocio del fútbol como fuera. Tirar por la borda una temporada compromete la viabilidad financiera de muchos de sus principales actores. Este lunes, se retoman las reuniones. Sin embargo, las tensiones de liquidez son tan acusadas en algunos grandes, que el Barça ha decidido no esperar a futuras cábalas y el jueves tiró por la calle de en medio con un ERTE para todos sus trabajadores (hasta 800). Y luego, recortes salariales a todos los deportistas profesionales del club, una pelota que aún está sin rematar.

Ibex Insider Jaume Roures Javier Tebas Mediapro