datos de inversión en 2014

Menos depósitos y más fondos: la aventura de las familias españolas para ahorrar

Lograr rentabilidad con los ahorros es una misión cada vez más complicada en el contexto actual. Por ello, los hábitos de los españoles van cambiando a marchas forzadas

Foto: Menos depósitos y más fondos: la aventura de las familias españolas para ahorrar

Que ahorrar es cada vez más complicado es algo que ya se ha repetido una y otra vez, pero con los datos de 2014 encima de la mesa se pueden comprobar los malabares que hacen las familias españolas para lograr un ahorro rentable en tiempos complicados.

El informe anual de la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva (Inverco) pone de relieve esta situación e indica cómo el ahorro está cambiando con el objetivo de encontrar esa soñada rentabilidad. No obstante, el primer dato es un puñetazo en toda regla, pues resalta que el ahorro se redujo a un 9,1% de la renta disponible en el tercer trimestre del año pasado, desde el 9,5% del trimestre anterior, y que las previsiones avanzan que a cierre de 2014 la rebaja sería de alrededor del 8,6%.

Aunque las estimaciones de 2015 que maneja la asociación son mejores, el pasado año las familias españolas contaron con menos recursos para destinar al ahorro, lo que supone que en muchos casos haya que hacer obras de ingeniería para arañar algo de rentabilidad.

Teniendo en cuenta que el ahorro en España ha estado tradicionalmente muy concentrado en el sector inmobiliario, el cual fue dinamitado por la crisis financiera, y en los depósitos bancarios, cuya remuneración media se redujo el pasado año al 0,4%, toca hacer borrón y cuenta nueva y reciclar los viejos usos para apostar por otras formas de rentabilizar los ahorros. 

En 2014, el peso de los depósitos en la cartera de activos de las familias españolas se redujo desde el 42,3% al 39.8%. ¿Y a dónde fue a parar esa inversión? Pues a los instrumentos de inversión colectiva (fondos y sicavs) y a los fondos de pensiones, como puede observarse en el gráfico anterior. Los primeros fueron los que captaron el mayor interés por parte de las familias, pues el saldo de participaciones en sus manos creció un 24% en 2014 (30.000 millones de euros) y más del 80% de dicho incremento procede de nuevas adquisiciones, según Inverco.

Por su parte, el volumen de activos de los fondos de pensiones alcanzó un nuevo máximo histórico en los 99.429 millones de euros. De este modo, los fondos de inversión, pensiones y seguros ya suponen el 54,1% de la cartera de los hogares españoles, frente al 50,8% de 2013.

El volumen de activos de los fondos de inversión en todo el mundo creció hasta los 26,1 billones de euros desde los 21,8 billones, el mayor incremento de su historia, con crecimientos cercanos al 20% en casi todas las áreas geográficas.

Por su parte, los fondos de pensiones alcanzaron el año pasado una cifra récord de 36 billones de dólares. Su rentabilidad media anual fue del 6,9%, destacando el éxito de los planes garantizados –rentabilidad del 11,4% anual- y de los de renta fija largo plazo -8,9%-. No obstante, para 2015, Inverco prevé que estos productos arrojen una rentabilidad media del entorno del 3%.

En España, al patrimonio conjunto de fondos de inversión y pensiones registró su mayor incremento el año pasado (75.922 millones de euros) y logró la cifra histórica de 419.398 millones de euros.

Las instituciones de inversión colectiva están en pleno apogeo, pues en 2014 experimentaron el mayor incremento anual de patrimonio de su historia (69.224 millones de euros) y se situaron en un total de 319.969 millones. Esta categoría de inversión creció un 23% el pasado ejercicio, mientras que los fondos de pensiones lo hicieron en un 6,5%. En cuanto a la inversión directa, la renta variable aumentó un 14%, y la fija se mantuvo casi sin cambios (+1,8%).

LOS FONDOS PREFERIDOS

Dentro de los fondos de inversión se ha producido un cambio sustancial en los dos últimos años. El reinado de los garantizados, que era la categoría preferida en 2012 para el 42,1% de la inversión, ha acabado al haber sido destronados por el empuje de los monetarios a corto plazo (22,1%) y los mixtos (19,3%) hasta el 17%.

Según apunta Inverco, el cambio de preferencias inversoras de los partícipes hacia posiciones de mayor riesgo modificó sustancialmente la estructura de la cartera de los fondos nacionales. La renta fija disminuyó su ponderación casi cinco puntos porcentuales a favor de la renta variable, que escala al 11,2%. Sumando fondos y sicavs, la exposición a esta categoría asciende al 17%.

Ante este escenario, la asociación prevé que la tendencia prosiga en 2015, pues el mes de enero se cerró con el octavo mayor incremento patrimonial mensual de la historia de los fondos.

DIFERENCIAS CON NUESTROS VECINOS

Aunque los hábitos de inversión de los españoles van cambiando, aún hay mucha diferencia respecto al resto de los europeos, mucho menos proclives a la inversión inmobiliaria.

Los españoles estamos por debajo a la hora de destinar dinero a los fondos de pensiones (16,5% frente al 38% europeo) , mientras que la estadística se da la vuelta si hablamos de depósitos bancarios (46,8% de los españoles frente al 33,2% de Europa).

 

 

Fondos de inversión
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios