La economía británica está en recesión y se contraerá un 1% en 2009
  1. Mercados
  2. Fondos de inversión

La economía británica está en recesión y se contraerá un 1% en 2009

La economía británica está ya en recesión y se contraerá un 1% en 2009, señala hoy un análisis hecho por la firma asesora de servicios ·Ernst

Foto: La economía británica está en recesión y se contraerá un 1% en 2009
La economía británica está en recesión y se contraerá un 1% en 2009

La economía británica está ya en recesión y se contraerá un 1% en 2009, señala hoy un análisis hecho por la firma asesora de servicios Ernst & Young ITEM Club. Según el informe, la crisis crediticia afectará muy duro al Reino Unido, incluso si los planes de rescate de la banca presentados recientemente ayudan a calmar el sistema financiero.

Los precios de las viviendas se situarán a finales de este año en un 14% por debajo de los correspondientes al año 2007 y disminuirán un diez por ciento más en 2009 antes de estabilizarse en 2010, agrega el análisis divulgado hoy. El pronóstico indica que la economía se contraerá durante los próximos tres trimestres antes de tocar fondo en la segunda mitad del año próximo, mientras que habrá una débil recuperación en 2010.

El economista jefe de ITEM Club, Peter Spencer, señaló hoy que la crisis crediticia se está extendiendo. Ahora afrontamos la realidad de una economía que se ha visto seriamente debilitada por los recientes eventos. Los efectos de la crisis crediticia se están extendiendo más allá del sector financiero e inmobiliario y está teniendo un impacto en cada sector de nuestra economía interna, agregó Spencer.

El desempleo puede situarse en 2,2 millones de personas para finales de 2009, indica el análisis. El ascenso del paro, las difíciles condiciones del crédito y la caída de los precios de las viviendas afectarán la confianza del consumidor, subraya. Pero se espera que el Banco de Inglaterra decida fuertes recortes en los tipos de interés ante una recesión británica.

La inflación, que el mes pasado alcanzó el 5,2%, puede descender al 2%, el índice que el banco emisor inglés tiene como objetivo. Con una caída de los tipos de interés, el descenso de la inflación, una economía fundamentalmente fuerte y un poco de estabilidad en el sistema bancario debería ser una desaceleración corta y poco profunda, afirmó Spencer.

Economía sumergida Recesión Reino Unido Ernst & Young