China lanza nuevas reglas bursátiles para contener caída de sus mercados

China lanzó nuevas normas bursátiles que dificultan la venta de grandes cantidades de acciones, para contener las caídas de los mercados de Shanghai y Shenzhen, que

China lanzó nuevas normas bursátiles que dificultan la venta de grandes cantidades de acciones, para contener las caídas de los mercados de Shanghai y Shenzhen, que registran pérdidas constantes desde principios de año, informó hoy la agencia oficial Xinhua.

En un momento en que su principal indicador, el índice general de Shanghai, ya ha perdido un 49,5 por ciento desde su máximo histórico del pasado octubre, tras caer el viernes hasta su cotización más baja en más de un año, la Comisión Reguladora del Mercado de Valores de China (CRMV) ha decidido esta noche lanzar una nueva medida.

A partir de ahora, los grandes accionistas que quieran deshacerse de más del uno por ciento de los valores de una empresa tendrán que hacerlo obligatoriamente en bloque, y no de manera abierta y separada como también era posible hacerlo hasta este momento.

El mecanismo de la venta en bloque requiere a los vendedores alcanzar acuerdos previos con los compradores que impiden que la venta afecte a los precios de mercado de las acciones de la compañía.

"La medida se pone en marcha para contrarrestar la presión de las ventas sobre el mercado y ayudar a mitigar las preocupaciones de los inversores sobre el impacto de las (grandes) ventas de valores (sobre los precios de las acciones)", señaló la CRMV en un comunicado que cita hoy el diario "Shanghai Daily".

En 2005 China inició un programa para que todas las firmas que cotizan en sus mercados (Shanghai y Shenzhen) liberasen sus acciones hasta entonces no comercializables, en gran parte en manos de instituciones gubernamentales, para fortalecer el joven sistema bursátil nacional.

Sin embargo, muchos de los grandes accionistas estatales fueron objeto de períodos de contención de hasta tres años de duración, para evitar una excesiva salida de acciones de manera simultánea en el mercado.

De esta manera, se espera que en 2008 salgan al mercado cerca de 3 billones de yuanes en acciones previamente no comercializables (270.000 millones de euros, 430.000 millones de dólares), casi la mitad del valor de las acciones que en la actualizad cotizan entre Shanghai y Shenzhen.

Las caídas de sus mercados desde enero pasado se deben al temor de los inversores ante posibles medidas oficiales de austeridad económica para controlar la inflación, y ante el exceso de acciones en el mercado en un contexto de escasa liquidez, junto al impacto que pueda tener la crisis hipotecaria de EEUU en la economía china.

Durante los últimos meses la CRMV había tomado otras medidas, como autorizar la creación de nuevos fondos bursátiles, que había estado congelada durante meses, y retrasar el ritmo de aprobación de ofertas públicas de valores, pero los analistas locales aseguran que los inversores locales todavía no han recuperado la confianza.

"Podría ser el principio de una nueva ronda de medidas oficiales de estímulo", opinó Wu Ke, de la consultora de inversiones shanghainesa Zhongtian. "El mercado probablemente pasará una etapa de recuperación a corto plazo gracias a esta noticia, pero será necesario que haya otras para reforzar la confianza a largo plazo".

Fondos de inversión
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios