Ocaña dice que las empresas no tendrán que devolver las deducciones, pese al expediente de Bruselas

El secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos, Carlos Ocaña, lanzó hoy un mensaje de tranquilidad a las empresas españolas que, tras realizar

El secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos, Carlos Ocaña, lanzó hoy un mensaje de tranquilidad a las empresas españolas que, tras realizar compras de compañías extranjeras, se han aplicado deducciones en el Impuesto sobre Sociedades a través del fondo de comercio, y aseguró que, con independencia de cuál sea el resultado del expediente abierto por Bruselas, las empresas no devolverán "en ningún caso" dichas desgravaciones.

Ocaña indicó, en declaraciones a Europa Press, que el expediente informativo abierto por Bruselas acepta lo que en derecho comunitario se conoce como 'confianza legítima' y que no es otra cosa que admitir que las empresas que han hecho uso del fondo de comercio han aplicado el marco legal vigente y, por tanto, "no se puede plantear la devolución de ninguna ayuda".

La Comisión Europea abrió esta semana una investigación formal sobre la disposición de la Ley del Impuesto sobre Sociedades que permite a las empresas españolas practicar deducciones fiscales cuando adquieren una participación en compañías extranjeras. Bruselas considera que esta norma podría dar una "ventaja" ilegal a las empresas españolas a la hora de adquirir sociedades extranjeras, lo que "falsearía la competencia".

El cuestionamiento de esta norma fiscal, aprobada en 2002 por el anterior Gobierno, es de vital importancia para España, dado que desde entonces más de una decena de empresas españolas han adquirido compañías extranjeras a precios millonarios y se han aplicado la amortización del fondo de comercio, es decir, un 5% sobre la diferencia entre el precio pagado por las acciones de la empresa extranjera y su valor en libros.

Entre estas compañías se encuentra Telefónica, que adquirió en 2006 la operadora británica O2 por más de 26.000 millones de euros, con lo que el fondo de comercio de esta operación superará los 10.000 millones. Iberdrola y el Banco Santander se encuentra en una situación parecida, tras la compra, en el primer caso, de la escocesa Scottish Power, y en el segundo caso, del banco británico Abbey National.

En este contexto, Ocaña ha salido en defensa de la norma fiscal española y de los intereses de estas empresas, asegurando que "en ningún caso" van a tener que devolver esta deducción y que, en el peor de los escenarios posibles, Bruselas podría pedir algún cambio en el Impuesto de Sociedades, pero "nunca" planteará las desgravaciones.

"Así que, nuestras empresas pueden estar tranquilas porque no van a tener que devolver este dinero", reiteró el 'número dos' de Hacienda, tras insistir en que las informaciones que han aparecido en algunos medios, en las que se afirma que de prosperar las objeciones de Bruselas las empresas tendrán que devolver este dinero, "sólo se pueden hacer desde la ignorancia".

"La previsión de devolución es cero, con independencia de cuál sea el resultado del expediente, porque la devolución no está ahora encima de la mesa", reiteró Ocaña, quien insistió en que las empresas se han limitado a aplicar la norma que está en vigor.

En cualquier caso, el secretario de Estado de Hacienda quiso dejar claro que el Gobierno está "razonablemente tranquilo y confiado" en que las discrepancias con Bruselas se resolverán "de forma satisfactoria" para el Estado español y las empresas del país.

De momento y a la espera de ver cómo transcurre el contencioso, Ocaña indicó que el Ejecutivo español está preparando, mediante una "coordinación absoluta" con las empresas interesadas, las alegaciones que formulará a la Comisión Europea para mantener el fondo de comercio. "Actuaremos coordinadamente con las empresas porque el interés del Estado y de las empresas es el mismo", añadió.

El secretario de Estado de Haci

Fondos de inversión
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios