Es noticia
Menú
Seguridad vs. rentabilidad: ¿mejor invertir en un depósito o en acciones de los bancos?
  1. Mercados
  2. Finanzas personales
ENTRE LAS SIETE ENTIDADES DEL IBEX 35

Seguridad vs. rentabilidad: ¿mejor invertir en un depósito o en acciones de los bancos?

Es el quebradero de cabeza de muchos inversores que se definen como conservadores. La caída de la rentabilidad de los depósitos obliga a asumir mayor riesgo en cartera

Foto:

Imagine que tiene 10.000 euros y que le ofrecen dos posibilidades para invertirlos. La primera, es un depósito a plazo fijo a doce meses de esos cuya rentabilidad no ha dejado de menguar en los últimos años. La segunda, invertirlo en las acciones de ese mismo banco. ¿Qué preferiría? Este dilema lo tienen cada vez más inversores conservadores que ven cómo deben asumir mayores riesgos en su inversión para conseguir arañar rentabilidad. Y es que entre las entidades que cotizan en el Ibex, sólo La Caixa sigue dando una rentabilidad del 1% por su depósito a un año y el resto ofrecen entre un 0,40% y 0,85% TAE. En esta tesitura, la opción de invertir con criterios de rentabilidad por dividendo es una opción que gana enteros.

¿Seguridad o rentabilidad? Un depósito y una acción no son comparables por el hecho de que su nivel de riesgo no es similar. El primero está cubierto hasta 100.000 euros por el Fondo de Garantía, mientras que las acciones de los bancos están sujetas a los riesgos propios de la volatilidad de los mercados. Si se tiene en cuenta esta característica esencial, algunos asesores financieros reconocen que los clientes con un perfil más conservador cada vez contemplan con mejores ojos invertir en firmas con una política de dividendos estable y una volatilidad moderada.

En cada una de las siete entidades del Ibex se pone en relieve que los rendimientos que un inversor podría obtener, a priori, a partir del dividendo que ofrecen los bancos son mayores que las que generan los depósitos. A un año vista, BBVA ofrece un 0,6% TAE por su principal imposición a plazo fijo, Banco Santander un 0,4%, Bankia un 0,6%, Popular y Sabadell un 0,65%, Bankinter un 0,85% y CaixaBank alcanza el 1% TAE (consulte aquí la oferta completa de depósitos).

En el caso de BBVA, la rentabilidad por dividendo es la segunda más alta de este grupo de entidades, al situarse en el 2,67%. La firma vasca abona 0,34 euros por título este año en cuatro pagos, tres de ellos, en formato scrip. El primero, ha tenido lugar el 12 de enero (0,08 euros); el segundo, en abril (0,10 euros); el tercero, en julio y en efectivo (0,08 euros) y el cuarto, en octubre (0,08 euros). Para una inversión de 10.000 euros, se pueden obtener 10.453 euros a través del cobro de los dividendos o 10.060 euros a partir del depósito tipo de BBVA a un año al 0,60%.

Esta misma secuencia se repite al hablar de CaixaBank, que presenta una rentabilidad por dividendo del 4,87% y que se espera que remunere a sus accionistas en 2015 con 0,20 euros por acción (dos en scrip en marzo y octubre y otros dos en efectivo en julio y noviembre). Sobre un importe de 10.000 euros, se obtendrían 10.487 euros en dividendos o 10.100 euros a partir del depósito In que comercializa la entidad. En el caso de Bankinter, la rentabilidad por dividendo asciende al 1,87% en un ejercicio en el que la entidad pagará 0,03 céntimos por título en efectivo en los cuatro plazos habituales (enero, abril, agosto y noviembre). La cuantía que se podría lograr invirtiendo en los títulos asciende a 10.187 euros, algo más de cien euros más de los 10.085 euros que se obtendría gracias a los rendimientos del depósito.

Por su parte, las estimaciones apuntan a que Popular y Sabadell abonarán este año 0,04 céntimos por título (en el caso de la entidad catalana en un solo pago en scrip en abril, frente a los cuatro pagos, dos en efectivo y dos en scrip, de la firma presidida por Ángel Ron). La rentabilidad por dividendo de la primera se sitúa en el 1,03%, frente al 1,78% de la segunda. Esto se traduce en que el inversor con 10.000 euros conseguiría a través del dividendo 10.103 euros en Popular y 10.178 euros en Sabadell. Frente a estas cuantías, ambas entidades mantienen una oferta en depósitos al 0,65% TAE a doce meses, por la que el ahorrador obtendría 10.065 euros a vencimiento.

El último caso en liza es el de Bankia, que este año estrenará un dividendo en efectivo de 0,01 euros con cargo a los resultados de 2014, según apunta el consenso de mercado recogido por Bloomberg. Dicho pago, que previsiblemente se llevará a cabo en la segunda mitad del año, situaría la rentabilidad por dividendo de la entidad en el 0,83%, lo que supondría que los ahorradores que invirtieran 10.000 euros en títulos obtendrían vía dividendo 10.083 euros. Esta cuantía es 23 euros superior a los 10.060 euros que conseguirían con el depósito a doce meses al 0,60% TAE de la entidad.

Los expertos consideran que, a pesar de las diferencias evidentes entre ambas opciones, la elección está condicionada por el horizonte temporal al que aspire el inversor. “Si se planifican los movimientos con vistas a tres años o más casi siempre saldrá ganando a partir de una cartera con una atractiva rentabilidad por dividendo”, apunta Rafael Romero, director de inversiones de Unicorp. Este experto considera que también se debe tener en cuenta el coste de oportunidad que puede haber por tener el capital invertido en un depósito, que puede estar sujeto a penalizaciones por cancelación anticipada.

Sin embargo, el último movimiento de Banco Santander, que en los primeros días de enero modificó su política de retribución al accionista, ha generado ciertos recelos entre algunos inversores que temen que otras entidades puedan seguir el mismo camino. Este supuesto parece “improbable” en opinión de Nuria Álvarez, analista de Renta 4. “La política que mantenía la entidad cántabra era insostenible en el tiempo por lo que no esperamos que esta situación pueda producirse en otra entidad por el momento”, señala Álvarez. En su opinión, el menor incremento de acciones en casos como BBVA o CaixaBank, que realizan dos pagos en formato scrip, ha permitido que el incremento de acciones a lo largo de los últimos años haya sido “mucho más equilibrado”.

Imagine que tiene 10.000 euros y que le ofrecen dos posibilidades para invertirlos. La primera, es un depósito a plazo fijo a doce meses de esos cuya rentabilidad no ha dejado de menguar en los últimos años. La segunda, invertirlo en las acciones de ese mismo banco. ¿Qué preferiría? Este dilema lo tienen cada vez más inversores conservadores que ven cómo deben asumir mayores riesgos en su inversión para conseguir arañar rentabilidad. Y es que entre las entidades que cotizan en el Ibex, sólo La Caixa sigue dando una rentabilidad del 1% por su depósito a un año y el resto ofrecen entre un 0,40% y 0,85% TAE. En esta tesitura, la opción de invertir con criterios de rentabilidad por dividendo es una opción que gana enteros.

Rentabilidad Depósitos Dividendos Noticias de Bankinter
El redactor recomienda