EL PAÍS DONDE MÁS CAE EL INTERÉS DESDE 2012

Los depósitos a plazo en España ofrecen la mitad de rentabilidad que en Francia o Italia

La rentabilidad de los depósitos hasta doce meses en España es la que más se ha reducido desde 2012 entre los 18 países que forman parte de la zona euro

Autor
Tags
    Tiempo de lectura5 min

    Es una idea recurrente aunque no del todo cierta. “Los depósitos a plazo fijo en Europa remuneran menos que en España”. Es habitual escuchar esta afirmación pero, en el marco actual, no suele cumplirse. Desde 2012 hasta la fecha, la caída de las rentabilidades de las imposiciones a plazo ha sido la tónica dominante en el grueso de los países de la zona euro. Sin embargo, a día de hoy, el interés medio que el ahorrador puede lograr en Francia o Italia por su depósito es casi un 100% superior a la que obtiene en España.

    Según los últimos datos publicados por el Banco de España (BdE) y sus homólogos europeos, correspondientes al cierre del pasado mes de junio, el interés medio de las imposiciones hasta doce meses en España se sitúa en el 0,86%. Este rendimiento es casi la mitad de lo que se paga de media en países como Italia (1,74%) o Francia (1,66%) para productos con plazos similares. De hecho, apenas cinco países de la Eurozona ofrecen un rendimiento medio inferior al de España como son Alemania (0,65%), Austria (0,6%), Estonia (0,36%), Letonia (0,32%) y Luxemburgo (0,32%). En el conjunto de la Eurozona (a excepción de Irlanda, que no aporta datos), la rentabilidad media es del 1,35%, un 56% más que en España (consultar gráfico adjunto añadiendo los países que desee comparar).

    Los bancos de Chipre y Grecia son los más generosos a la hora de retribuir sus depósitos a plazo fijo (2,56% y 2,36%, respectivamente) en un contexto en el que las entidades con bandera de estos países deben forzar más la maquinaria que sus homólogos del continente a la hora de captar pasivo. Tras ellos, se encuentra Holanda (1,95%) que forma parte, junto con Chipre, Bélgica (1,44%), Eslovaquia (1,58%) y Finlandia (1,06%), del grupo de Estados que en el primer semestre de este año han elevado los rendimientos medios de las imposiciones respecto al cierre del ejercicio anterior.

    Las últimas bajadas de tipos de interés del BCE (la última fue el pasado 5 de junio hasta el mínimo histórico del 0,15%) han supuesto un auténtico lastre para estos productos. A pesar de que, tal y como ya explicamos en este diario, la rentabilidad actual de los depósitos en España está por encima de la media de la última década en relación con el precio del dinero de cada momento, el recorte de los rendimientos no ha sido ni mucho menos similar entre los países.

    España, el país donde más cae la rentabilidad desde 2012…

    Si se toman como referencia los años 2012, 2013 y el primer semestre de 2014 se puede apreciar que la gran mayoría de países de la zona euro acumula tres ejercicios consecutivos de caídas del interés de los productos. Significativo es, no obstante, el caso de España, donde este recorte de los intereses sólo se produce desde el año 2013, momento en el que el BdE limitó al conjunto de las entidades la rentabilidad de las imposiciones a plazo. Así, en el último año y medio, los depósitos en España han visto rebajada su rentabilidad media en un 71%. Este descenso es el mayor de toda Europa si se toman como referencia los últimos tres ejercicios y sensiblemente superior al de la media de la zona euro, que presenta una caída del 50%.

    España es el país de la zona euro donde más cae el interés medio de los depósitos hasta doce meses en los últimos tres años (un 71%)

    A cierre de 2012 la remuneración media de los depósitos patrios hasta doce meses era del 2,97%, frente al 0,86% actual. El alto rendimiento corresponde a un periodo en el que los bancos encontraban todo tipo de restricciones para prestarse dinero entre sí y se veían obligados a acudir a sus clientes para financiarse. Hoy, con una situación mucho más favorable, el ajuste que sufren estos productos muestra que la realidad del sector ha cambiado de forma radical en los últimos años.

    Esta rebaja de la rentabilidad es superior a la vivida en Alemania, donde cae un 17%, Francia (-4%), Luxemburgo (-36%), Holanda (-23%) u otros países en los que las tensiones en los mercados de deuda han sido más evidentes como Italia (-34%), Portugal (-34%) o Grecia, con una caída del 49% en los rendimientos de los depósitos en los últimos tres ejercicios.


    Tal y como apunta Miguel Ángel Paz, gestor de Unicorp Patrimonio, “la limitación a las rentabilidades de las imposiciones ha sido la condición necesaria para que los bancos hayan podido sanear sus balances y recobrar el pulso en el mercado”. En opinión de Paz, “hace dos años se pagaba algo desorbitado por un producto con un riesgo prácticamente nulo y las medidas adoptadas para capar estos intereses han sido la condición sine qua non para que la prima de riesgo haya bajado hasta situarse cerca de los 120 puntos actuales", subraya.

    …tras ser el que más la incrementó entre 2003 y 2007

    Aunque la rentabilidad de los depósitos en España hoy es una de las más bajas de Europa con una de las caídas más pronunciadas en los últimos tiempos, la tendencia no siempre fue así. De hecho, en 2010 los bancos españoles tenían el dudoso mérito de ser los que mejor remuneraban estos productos (un 2,68% de media) sólo por debajo de Chipre (4,25%) y Grecia (3,66%).

    España también es el país de la zona euro en el que más creció la rentabilidad media de los depósitos hasta doce meses entre 2003 y 2007. Pasó del 1,88% al 4,49% TAE

    A pesar de ello, ese no es el año en el que las entidades españolas tuvieron que rascarse más el bolsillo para remunerar a sus depositantes. En 2007 la rentabilidad media alcanzó el 4,49% en un contexto de fuerte guerra comercial con buena parte de los bancos ofreciendo depósitos al 4% TAE y superior.

    Así las cosas, si se amplía el horizonte temporal a 2003 (año en el que comienzan a recopilarse estos datos), se aprecia el contraste del caso español. En los últimos tres años, la caída de la rentabilidad de los depósitos es la más acusada de toda Europa. Sin embargo, si se toma como referencia el periodo 2003-2007 –con los rendimientos al alza en toda Europa–, España también es el país donde más crecieron los intereses de las imposiciones, del 1,88% al 4,49% TAE (un 138% más). El repunte en esos cinco años fue superior al vivido en Alemania (123%), Francia (93%), Italia (100%), Portugal (124%), Grecia (103%) o Austria (125%). 

    Finanzas personales
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    10 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios